General colombiano retenido: el cese al fuego en el centro de la escena

General colombiano retenido: el cese al fuego en el centro de la escena

Por Colombia Informa*. Mientras avanza la resolución de la entrega del General Rubén Alzate por parte de las Farc, lo que permitirá la reanudación de los Diálogos de Paz, se multiplica el reclamo a Santos para que acepte un cese al fuego bilateral.

Los representantes de las naciones que acompañan el proceso de paz colombiano, Cuba y Noruega, anunciaron que las partes en negociación avanzaron en pactar las condiciones para la liberación de los retenidos. Por su parte, las organizaciones sociales se movilizaron exigiendo, una vez más, el cese el fuego bilateral y la reactivación de la mesa. Fernanda Espinoza, del Congreso de los Pueblos (CP), manifestó que “la paz es un gran diálogo nacional y por eso es necesario respaldar el proceso”. Además, la Marcha Patriótica (MP) a través de su cuenta en Twitter llamó a “parar la guerra, no la paz”.

Voluntades de paz

El 18 de noviembre, la Comisión Accidental de Paz del Senado y de la Cámara se declaró en sesión permanente hasta tanto se logre el restablecimiento de las conversaciones entre las FARC y el gobierno colombiano. El Representante a la Cámara por Bogotá, Alirio Uribe, afirmó que desde la Comisión se hizo un llamado para que se libere a las personas retenidas: “No queremos que hayan grandes operaciones militares ni que se vayan a filtrar las coordenadas de liberación ni nada por el estilo, porque eso puede poner en riesgo tanto al vida de los retenidos como la vida del proceso de paz. Esto hay que rodearlo de condiciones de seguridad”. Agregó que hay optimismo en que la suspensión del proceso se va a resolver a través del diálogo.

Uribe destacó que el Polo Democrático (PD) insiste en la necesidad de un cese al fuego: “Estos hechos de guerra nos ponen de presente que el proceso de paz está todo el tiempo en riesgo en la medida que dialoga en medio de la confrontación armada, lo que implica que todos los días hay combates, atentados, bombardeos, hay guerrilleros y militares dados de baja en combate, y hay civiles afectados por las partes”. Manifestó que el presidente Juan Manuel Santos envió generales activos a La Habana para encontrar mecanismos para reducir la intensidad del conflicto: “Creemos que esa comisión debe avanzar y ojalá concluya con un cese de hostilidades”. 

Por último, reiteró el llamado del Frente Amplio por la Paz para que en diciembre se logre un cese  bilateral y recordó que en diciembre de 2013 las FARC, de manera unilateral, pararon las hostilidades, hecho que redujo en cerca de 200 el número de bajas de la fuerza pública.

El también Representante a la Cámara Víctor Correa se sumó al clamor de las organizaciones sociales acerca de la continuidad de los diálogos y las condiciones en que se están desarrollando. “La única posibilidad de levantarse de la mesa es que el Gobierno y las FARC lleguen a un acuerdo para la terminación del conflicto armado en el país –manifestó-. Para esto es fundamental el cese bilateral de las hostilidades”. Hizo también un llamado a la sensatez, la cordura y la paciencia para llevar a buen término los diálogos y agregó: “La paz no le pertenece sólo a la insurgencia y al gobierno, la paz es del pueblo. Nosotros como sociedad civil debemos comprender que la paz es el bien máximo que tenemos en este momento en el país”.

En el Chocó exigen desmilitarización del territorio

A su vez, las organizaciones sociales del Medio Atrato, zona en la que ocurrió el secuestro, instaron al gobierno nacional a conjurar la crisis humanitaria provocada por los operativos militares que se desarrollan en la región. Además, rechazaron las especulaciones y los señalamientos de algunos medios masivos de comunicación social frente a los hechos que, según ellos, han involucrando de manera irresponsable a la comunidad poniendo en alto riesgo la seguridad de sus habitantes.

Finalmente, pidieron al Ejército que garantice la protección de las comunidades y que no realice ningún operativo que las ponga en riesgo. “Llamamos al Gobierno a que retome las negociaciones de paz de La Habana, y a los organismos internacionales y nacionales de derechos humanos que eviten la crisis humanitaria que se está provocando en la zona”, sentenciaron en un comunicado.

*www.colombiainforma.info