Hospital de Ezeiza: “el de Aixa fue el caso que destapó la olla”

Por Camila Parodi

Una denuncia que, acompañada por organizaciones sociales, se convirtió en una voz colectiva: Ezeiza no se calla más. Marcha dialogó con Daniela Foresti integrante del Frente Popular Darío Santillán, desde donde acompañan y convocan a la actividad que se realizará hoy en esa localidad bonaerense.

Desde el 7 de septiembre organizaciones sociales de Ezeiza se encuentran denunciando el accionar del Hospital a partir de que toman conocimiento sobre el caso de una joven, Aixa Rossi, quién luego de transitar un embarazo con complicaciones se dirigió al Hospital Interzonal de Ezeiza, donde le comunicaron que su bebé había muerto. Aixa fue inducida al parto y una vez despierta advirtió que los papeles y estudios no se encentraban más en su bolso, y al preguntar por el cuerpo de su bebé le pidieron que vuelva al otro día.

A partir de la denuncia de estas irregularidades continuaron muchas más que hicieron que Aixa, acompañada por su pareja, comenzaran a insistir por la aparición del cuerpo de su bebé. Sin embargo, las respuestas no fueron las esperadas y la joven quedó injustamente detenida durante cinco días en la Comisaria 2 de Tristán Suarez por acusaciones de “falsa denuncia” en la comisaria y de “falso testimonio agravado” e “intimidación pública” por salir por los medios de comunicación y convocar a una marcha en favor de su reclamo.

Pero la historia no terminó ahí, tomada por las organizaciones sociales de la zona, la de Aixa trascendió las instituciones locales y sus políticas corruptas logrando que la joven, luego de ser amedrentada y violentada tanto como por las fuerzas policiales de la comisaría como por abogados y peritos que la tildaron de “loca”, logre salir. Una vez libre, la búsqueda y denuncia por la aparición de su bebé volvió a ponerse en el centro de la escena, sin embargo los responsables hicieron lo posible para evitarlo. Por eso, a lo largo de estos meses, la lucha por el esclarecimiento tanto del caso de Aixa como de otros que fueron dándose a conocer de la mano de las organizaciones locales.

En diálogo con Marcha Daniela Foresti, militante del Frente Popular Dario Santillán (FPDS) en la Campaña Nacional Contra las Violencias Hacia las Mujeres de Ezeiza actualizó el caso.
-¿Cómo se encuentra el caso de Aixa en Ezeiza?

La cosa esta difícil, al bebé no lo busca nadie, por lo menos no judicialmente ya que la fiscal María L. Garrido desde el 7 de septiembre que sucedió el hecho desarrolló una sola línea de investigación: “Aixa miente y sólo busca pruebas en ese sentido”. Pruebas que no le muestran al abogado defensor de Aixa como por ejemplo las grabaciones de las cámaras de seguridad del hospital. Que al día de la fecha ni Aixa ni su abogado pudieron ver.

En esta situación las organizaciones solo tenemos herramientas para acompañar ya que no contamos ni con las herramientas, ni los datos necesarios como para buscar un bebe.

-El pasado jueves 12 de noviembre se acompañó a Aixa en una causa nueva en la que se investiga a la policía por el mal accionar, amenaza y maltrato con el que tomaron el caso. Sin embargo, las organizaciones advierten que puede ser una estrategia de evasión, ¿qué se puede decir al respecto?

Que sin lugar a dudas es así. Es extremadamente tendenciosa y desprolija la investigación de la fiscal cuya única línea es que Aixa miente y/o está loca. Sumado a los atropellos y amedrentamientos que sufrió los cinco días que estuvo detenida, comenzando por estar ilegalmente incomunicada y continuando con amenazas y paseos inexplicables en móviles policiales por el distrito durante los días de detención. Además el abogado defensor preparó un escrito y cuatro testigos que estuvimos ahí durante todo el proceso acompañando para pedirle al juez de garantías Hyrbz que contemple estas irregularidades y acepte llevar la causa al tribunal federal, donde siempre tendrían que haber estado.

La respuesta del juez fue “no ha lugar” sin embargo en el escrito pone que el abogado probó sus dichos y por esto abre una nueva investigación en la que una fiscalía investiga el accionar de la otra y sobre todo el de la policía. Intentando sugerir que la policía actúa por cuenta propia. En esta nueva causa la primera y única en ser interrogada una vez más es Aixa. Una vez más expuesta a la presión judicial, al miedo de ser citada, a la incertidumbre e inseguridad de no saber si la justicia la va a volver a acusar de mentirosa, ya que es imposible probar que la policía es torturadora y asesina más allá que a través de nuestros relatos.

Es por esto que las organizaciones movilizamos y la acompañamos a declarar, para que no esté sola y para seguir denunciando que esta investigación es inconducente y mentirosa y en ninguna caso se ocupa de lo verdaderamente importante que es dar explicaciones acerca de donde este él bebe que Aixa y José siguen buscando. Vivo o muerto ese bebé tiene que aparecer. Ya que al día de la fecha aunque la fiscal solo investiga si Aixa miente, tampoco pudo probarlo. Eso es, simplemente, porque no miente.

-A partir del acompañamiento y organización que pudieron realizar desde movimientos populares de la zona, ¿qué lectura realizan?

Este es sin lugar a dudas un caso más de violencia hacia una mujer pobre que no se calla y que se anima a denunciar, es un caso más en el que la justicia y el estado patriarcal descargan toda su fuerza y estructura para castigarla, tratarla de loca y/o mentirosa.

A esta foto típica en estos días en los que el patriarcado y sus instituciones se encuentra tan fortalecidos se le suma la violencia obstétrica, institucional y la mala praxis a la que el Hospital de Ezeiza nos tiene acostumbradas a todos/as los/as vecinos/as que recurrimos a él. Donde las y los pobres parecemos ser descartables y no merecemos atención hacia nuestra salud. Donde mueren niños y niñas por mala praxis que es tapada con mentiras y hostigamiento a los padres y madres que preguntan y reclaman. Un hospital con médicos que desatienden hasta la muerte a niños/as, jóvenes y ancianos/as y que lo puede hacer porque cuenta con la complicidad de la justicia que está preparada para cajonear las denuncias o cuando le resulte imposible, investigar y acusar sin pruebas al denunciante. Pero en ningún caso investigar su accionar repetida y sistemática.

Podemos hacer este tipo de afirmaciones porque en el camino que empezamos a transitar desde septiembre que Aixa se animó a contar su historia y sostenerla, pudimos conocer muchas historias similares que siempre demuestran lo mismo, maltrato y mala praxis, terminando en muerte o en lesiones irreversibles.

-¿Encontraron otras similares?

Conocimos la historia de Alejandra y Sergio que el 18 de julio de 2014 les mataron a Alma, su hija, por nacer a término en un embarazo deseado y cuidado al máximo por sus padres. En dos horas Alma dejó de respirar por dilatar el proceso de cesárea necesaria para sacarla a tiempo. Por desoír los dolores y las advertencias de una madre, sin duda alguna, experta en traer hijos/as a este mundo. Al día de la fecha no han podido explicarles cual fue el motivo de la muerte de su bebé y a pesar de que inmediatamente denunciaron y se dieron conocimiento a la justicia de lo sucedido recién el pasado 18 de agosto fueron citados a declarar para ampliar la denuncia y durante el proceso intentaron por todos los medios de  convencerlos de que no era necesario que pongan un abogado defensor ya que ellos se encargarían de investigar lo que sucedió.

Conocimos el caso de Joaquín, un bebé de diez meses que entró por una tos y en ninguna momento fue atendido debidamente. A su mamá Sabrina le mintieron diciendo que estaba todo bien y lo indujeron en un coma, supuestamente para no fatigarlo, pero del que nunca pudo despertar.

Y de la mano de ellas estamos conociendo las historias de Santino Leiva (3 de septiembre del 2014), Abigail Choque (7 de septiembre 2014), Luna Ayala (22 de enero del 2013), Lian Ayala (10 de septiembre 2014) y Catalina Belén Franco (31 de julio de 2014). Que junto a Alma, Joaquín y Juan Cruz (hijo de Aixa) son ocho casos en menos de 2 años que salieron a la luz con el objetivo de ser muestra de tantos que no se animan a denunciar o no saben cómo hacerlo, ya que es pertinente mencionar que todas son familias sin recursos como para afrontar una batalla contra el Estado y su sistema de salud.

-Con este nuevo panorama, ¿cuál es la estrategia para seguir visibilizando los casos?

Acompañar las causas que están en curso, ya que el revuelo ocasionado a raíz de Aixa generó que desarchiven, luego de intentar cerrarla, la causa de Alma López. Seguir hablando con todos los medios que estén dispuestos a escucharnos para que el tema salga de Ezeiza, que se conozca y esto dé seguridad a otras familias que hayan pasado por lo mismo para que se animen a contar su historia.

En estos casi dos años de lucha realizamos, nosotras las organizaciones, y las familias que se han organizado con las herramientas que podían distintas marchas al hospital, a la municipalidad, inclusive a los canales de televisión ya que no vienen al distrito. En todos los casos recibimos amenazas y policías.

Últimamente empezamos a pensar actividades en plazas y estaciones de tren con el fin de charlar con las y los vecinos e intentar ser fácilmente localizables para aquellos/as que quieran acercarse.

-En el marco del 25 de noviembre, ‘Día Internacional Contra Las Violencias Hacia las Mujeres’, estarán llevando a cabo una jornada “Ezeiza no se calla más”, ¿cómo la están organizando?

Esta actividad como todas las que venimos realizando desde que empezamos desde septiembre, la estamos organizando de conjunto con otras organizaciones del distrito o que se acercan a solidarizarse. Ahora por suerte se sumó la Agrupación Padres Unidos por el Dolor que son las madres y los padres de los niños y niñas antes mencionadas.

A su vez, seguimos poniéndole el cuerpo el FPDS, FOL, Foro de Infancia Robada, La Campaña Contra las Violencia Hacia las Mujeres y Convergencia de Mujeres por la Libertad. Además de contar con numerosas adhesiones de otros movimientos o luchadoras como Nora Cortiñas.

Por eso, este lunes 23 a partir de las 17 estaremos en la estación de Ezeiza realizando una radio abierta con volanteada para contar lo que está sucediendo, para que las y los vecinos que bajan del tren puedan escuchar y opinar acerca de un tema que nos incumbe a todos/as y que tiene mucho que ver con las distintas violencias que sufrimos las mujeres a diario.

-¿Te gustaría agregar algo más?

Si, insistimos el de Aixa fue el caso que destapó la olla y que tiene el agravante que no hay cuerpito, no está, ni vivo ni muerto pero es importante que quede claro que esto pasa sistemáticamente y ya le estamos pudiendo poner nombre y apellido. También que esto no pasa sólo en Ezeiza, que para el año próximo tenemos el desafío de salir a otros distritos y hospitales a buscar casos ya que informalmente están apareciendo, fueron mencionados en situaciones similares el Hospital de Quilmes, el Fernández, el de Guernica, Monte Grande entre otros que desde las organizaciones tendremos que empezar a investigar.

 

Nota relacionada:

Denuncia la desaparición de su bebé en el hospital de Ezeiza. Está detenida e incomunicada