Gesto de la justicia a 40 años del golpe: vuelven las picanas

Por Agustín Bontempo / @agusbontempo

En las últimas horas se conoció el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el cual se avaló el uso de las neopicanas Taser X26 por parte de la Policía Metropolitana.

Faltan pocas semanas para un nuevo 24 de marzo que, sin dudas, no será uno más. Son 40 años de aquel golpe de Estado cívico, militar y clerical, el más brutal y sanguinario de la historia. Y realmente es lamentable que frente a una fecha tan trascendental, donde contaremos con la presencia del terrorista más famoso del mundo en la actualidad, Barak Obama, el máximo tribunal de justicia, la que responde a los poderosos, no estuvo ni lento ni perezoso y mediante un fallo autorizó el uso de las neopicanas taser X26, en esta versión mejorada y moderna de lo que fueron aquellos métodos de tortura entre el año 1976 y 1983.

En un comunicado, el Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad (ODH) expresó su “repudio ante el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), que eligió desentenderse en la causa ´Taser´, avalando que la Policía Metropolitana pueda torturar a las personas que transiten por la ciudad de Buenos Aires”.

El año pasado, ante la insistencia de la justicia porteña por impulsar esta medida, ya se denunciaba el avasallamiento constitucional. A su vez, se remarcaba otro de los problemas que existió en esta oportunidad. “Sorprende, asimismo, que la Corte haya dado a conocer el fallo a su agencia de noticias antes que a las partes”.

Que decida la corte

El pasado 9 de abril, el ODH junto al Defensor General de la Ciudad, Dr. Horacio Corti, presentaron un recurso extraordinario contra el permiso para que la Policía Metropolitana utilice las neopicanas.

Contemplando el contexto y la triste historia de nuestro país, el comunicado destacaba que “la presentación del ODH ante la Corte fue acompañada por diferentes organizaciones que se presentaron como Amigos del Tribunal (Amicus Curiae), hecho que reforzaba la necesidad de un amplio tratamiento de los argumentos por parte del Máximo Tribunal. Amnistía Internacional, La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE – CTERA), Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Agrupación HIJOS, Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), APDH, Comunidad Homosexual Argentina (CHA), ATE, Abuelas de Plaza de Mayo, Comité para la Defensa de la Salud, la Ética Profesional y los Derechos Humanos (CODESEDH), el CEPRODH, la Asociación Americana de Juristas, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad entre otros organismos habían solicitado que su voz sea escuchada. El oscurantista fallo de la Corte prefirió el silencio”.

Más recursos para la represión

No hay ninguna novedad si decimos que la vieja pero siempre utilizada metodología de la represión como mecanismo de contención por parte de los malos gobiernos frente a los reclamos del pueblo, goza de una vigencia y legitimidad como hace mucho no pasaba. Los miles de despidos del sector público y privado con sus correspondientes reclamos y movilizaciones no han tenido, en la mayoría de los casos, más respuestas que los palos y las balas de goma. Luchas ganadas o perdidas, puestos de trabajo recuperados y no, la represión siempre existió.

En esta faceta triste de nuestra historia, donde también en Democracia se persigue, desaparece y mata, los primeros meses de este año no hicieron más que acentuar y profundizar brutalmente estas metodologías.

El comunicado del ODH afirma: “Desde el Observatorio seguimos sosteniendo que es tan violatorio del derecho a la integridad física, la tortura mediante el uso de picana en un sótano de una comisaría, como lo es la descarga eléctrica provocada por una moderna Taser X26 en una manifestación. Las Taser son un elemento de tortura por el intenso dolor que generan, hecho corroborado por el Comité contra la Tortura de la ONU y por Amnistía Internacional”.

Con este panorama, donde todos los mecanismos legales ya han tomado partido por los verdugos del pueblo trabajador, es que sea hace necesaria la organización como herramienta indispensable de las y los de abajo.

El informe culmina asegurando que “ante este fallo vergonzoso, al haber agotado las instancias judiciales en el país sin que se haya hecho Justicia, analizaremos los pasos a seguir para hacer valer nuestros derechos ante las instancias interamericanas correspondientes, a fin de poner un freno a la violación de los Derechos Humanos. No podemos permitir que se vuelvan a utilizar las picanas eléctricas en la Argentina. Desde el ODH seguiremos exigiendo ´Picanas, ¡Nunca Más!´”.

Bình Luận

Deja un comentario