¡Hasta que sea ley!

Fotos por Ayelén Rodriguez, Analía Cid, Julieta Dorín, Julieta Lopresto, Leandro Crovetto y Mariana Varela-Revista Citrica / Cobertura Colaborativa #8A

El miércoles 8 de agosto 38 senadores argentinos en un ejercicio de fascismo y sordera singular rechazaron el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo. Mientras tanto en la calle, bajo lluvia y frío, una enorme marea verde exigía el derecho y la libertad de decidir.
La tierra tembló en distintos puntos del país y el mundo. El millón y medio de personas que ocupaba las calles, que esperaba un resultado acorde al presente revolucionado y feminista, no se fue con las manos vacías: volvió a sus lugares cotidianos con la certeza de que las propuestas y los derechos están de este lado y el rechazo y el conservadurismo quedaron en el lugar del que nunca se mueven: las instituciones obsoletas.
El verde no se despinta. No podrán sostenerse indiferentes ante el grito de millones de mujeres resueltas a cambiar la historia.