“Isma no se murió… Isma no se murió”

Producción Colectiva

El lunes pasado se realizó en el Obelisco una concentración en pedido de justicia por la muerte de Ismael Sosa, presuntamente asesinado a golpes por la policía en Córdoba. Ismael apareció sin vida en el lago de Embalse Río Tercero y testigos habrían visto cómo efectivos de la fuerza represiva lo sacaron de la fila en la que se encontraba ya que iba a ingresar al recital del grupo de rock La Renga. Tenía 24 años y era de Merlo, provincia de Buenos Aires. Sus amigos y amigas durante la concentración del lunes lo recordaron como un “pibe sencillo que pateaba la calle siempre con nosotros”, mientras quienes se reunieron coreaban “Isma no se murió, Isma no se murió…”.

Fotos por Lara Fleites Fink y Cecilia Antón

Nota relacionada: Ismael Sosa, insoportablemente vivo


{gallery}/2014Fotografia/Colectivas/20150202_IsmaelSosa/{/gallery}