La “alta complejidad” somos los trabajadores, no los aparatos que se puedan comprar

Por Mario Hernandez

Entrevista a Gustavo Lerer, delegado general del Hospital Garrahan

El pasado jueves 21 de julio se realizó una concentración en las puertas del Hospital Garrahan, en el Hall Principal ubicado sobre la calle Combate de los Pozos. Se reunieron distintos sectores y turnos de los trabajadores del hospital, que al grito de “unidad de los trabajadores al que no le gusta se jode” se agruparon médicos, enfermeras, empleados administrativos, técnicos, personal de mantenimiento, de los turnos mañana y tarde. Me gustaría que compartas cuáles fueron los motivos por los cuales se realizó esta concentración.

Los motivos son fundamentalmente salariales. Esto tiene que ver con el violento plan de ajuste que se está aplicando sobre los trabajadores y el pueblo por el gobierno de Macri, tanto a nivel nacional como provincial, que cuenta con la complicidad del FPV que le vota absolutamente todas las leyes y le presta funcionarios, como en el caso del Garrahan, donde Oscar Trotta, consejero del FPV todavía está en funciones compartiendo el Consejo de Administración con la Dra. Reybaud, que fuera Secretaria de Salud de la Ciudad de Buenos Aires con Macri.

Esto tiene origen en los tarifazos, la inflación creciente que redujo en un 10% el poder adquisitivo de los trabajadores. Nosotros tenemos paritarias propias, la burocracia sindical que favorece que se lleve adelante el plan del gobierno de Macri, en nuestro caso UPCN y SUTECBA, firmaron una paritaria a la baja, como fue a nivel nacional, del 31% en cuotas: 7% en junio, 10% en julio y 14% en agosto. Cuando la medición de junio a julio 2015/2016 da más del 46%, o sea, casi 16 puntos por debajo de lo que nos están dando en cuotas a nosotros.

Fuimos el único gremio que no firmó esa paritaria, elevamos un pedido con más de mil firmas de los trabajadores del hospital, reclamando un 45% de aumento, una suma fija de 5.000 pesos para todos los trabajadores, el pase a planta de los tercerizados y una serie de reivindicaciones más.

Esto no fue tenido en cuenta. Al finalizar las paritarias, junto a la Asociación de Profesionales hicimos una asamblea el 14 de julio, donde votamos un plan de lucha y lo que mencionaste del 21 de julio fue la primera acción después del 14, cuando hicimos una concentración. Después hicimos una nueva asamblea para hacer un balance.

Lo que se acordó fue pedir fundamentalmente 5.000 pesos, del pliego general que teníamos del 45%, pedir además del 31% que se había dado, 5.000 pesos para todos los trabajadores del hospital, excepto para la jefatura, porque se firmó el 31% y el último regalo del Consejo K del año pasado, en diciembre, fue de un aumento exclusivo a la jefatura del 20% retroactivo a julio de 2015, quiere decir que cobraron un doble aguinaldo en enero, y a partir de ese mes empezaron a cobrar el 20% más, entonces, ese porcentaje más el 31% constituye para la conducción un 51% de aumento, mientras que para los que laburamos todos los días es del 31% en cuotas.

Entonces, se planteó pedir estos 5.000 pesos para todos los trabajadores del hospital todos los meses y para la jefatura no porque están bien pagos. En la asamblea del 27 se votó un corte de calle, que fue el que se hizo hoy (2/8), con participación de todos los estamentos del hospital, como mencionabas al principio.

El Consejo de Administración se había comprometido a recibirnos antes del corte, pero dieron la reunión para el 2 de agosto, antes de la asamblea del 27 les planteamos que la adelanten para que cualquier cosa que surgiera en esa reunión la pudiéramos tratar en la asamblea del 2 de agosto, pero la mantuvieron para ese día. Entonces, planteamos movilizar el 2 de agosto, concentrar en la vereda mientras se llevaba a cabo la reunión, para que al salir pudiéramos informar lo dicho y si había acuerdo levantábamos la medida y sino cortábamos la calle.

La gente del Consejo parece que se ofendió y entonces no hubo reunión. Por lo tanto, hicimos un corte de calle muy masivo e importante, siempre con la presencia de la Policía Federal y la Metropolitana.

Quedamos en hacer una nueva asamblea para el 9 de agosto. La idea es seguir la lucha, queremos aclarar a la opinión pública que no es algo que nos guste cortar las calles y hacer concentraciones, ni llegar al paro como es la posibilidad que se está manifestando, pero hay muchos compañeros que están por debajo de la canasta familiar calculada en 20/23.000 pesos, que ganan entre 11 y 13.000 pesos, para quienes los 5.000 pesos no son una solución pero fue la suma que nos permitió unificar al conjunto de las categorías del hospital.

¿Cómo vive el hospital sin los 350 millones que le quitó la Ciudad?

Se está viendo un deterioro en la calidad de la atención pero no es relacionado con los 350 millones, porque esa suma la necesitamos para salarios y para eso no la van a dar. Nosotros entendemos que también hay “valijeros” en el hospital, que así como se la llevaba en bolsas López, acá también se las deben llevar. El cálculo que hicimos de estos 5.000 pesos nos da un total de 168 millones, así que con los 350 millones que bajaron del presupuesto anual lo podrían pagar dos veces.

Entendemos que el hilo se corta por lo más delgado, ajustan por el lado de los trabajadores y, mientras tanto, no se ve volcado a la atención de los pacientes, a quienes, por supuesto, atienden los trabajadores del hospital, la “alta complejidad” somos nosotros, no los aparatos que se puedan comprar.

Hace un tiempo atrás leí que el nuevo vacunatorio iba a ser financiado con 20 guitarras intervenidas por emblemas del rock nacional. ¿Es correcta esa información?

Yo no tengo esa información. Recién me entero. Te cuento, las fuentes de financiación del hospital son Ciudad y Nación y también se le cobra a las obras sociales por la gente que se viene a atender. Después existe una Fundación que es la de las tapitas de plástico, nosotros no vemos un peso de eso, pero recauda bastante bien. También dentro del hospital tenemos la casa de Ronald McDonalds donde se quedan los padres de chicos en terapia. Así que no me extrañaría que hagan este tipo de cosas, cuando la obligación del Estado es financiar la salud que es un derecho y en el caso del Garrahan bijurisdiccional.

¿Querés agregar algo más?

Agradecerte por darnos este espacio porque hay un silenciamiento por parte de todos los medios masivos de comunicación de este conflicto que lleva 3 semanas y que la semana que viene seguramente vamos a salir a la calle nuevamente, la asamblea será el 9 de agosto, el paro de ATE es el 11, también adherimos a la convocatoria que hizo el Sindicato del Neumático recientemente recuperado por una dirección combativa, el próximo martes a las 17:00 en el Obelisco.

Vamos a seguir en la lucha y si en algún momento se enteran que el hospital Garrahan está paralizado tiene que ver con que hemos hecho todos los intentos para evitarlo, pero parece que el único medio que entienden es el paro. Si el país no está parado es por los 29.000 millones de pesos que le acaban de reintegrar a la burocracia sindical para que sigan haciéndose los boludos.