En La Boca y la comuna 4, lucha y organización

Por Vivian Palmbaum*

A una semana de ocurridos los graves hechos de violencia en la reunión del Consejo Consultivo de la Comuna 4, que hirieron de gravedad a dos militantes, el barrio de La Boca aún se halla en estado de conmoción. Hoy la mejor noticia es que los militantes cuya vida estuvo en peligro se hallan en franca mejoría: Matías Scinica fue dado de alta y Fernando Abal Medina aún se halla hospitalizado y mejorando.

Un poder judicial en estado de parálisis en una causa que tuvo amplia repercusión mediática, cuyas evidencias tuvieron masiva circulación pero que sin embargo parecen no ser suficientes para detener a los responsables. Un barrio conmocionado que convive diariamente con los mafiosos que responden al poder como mercenarios, y se pasean con total impunidad mientras infunden el temor en la población.

La organización Boca es Pueblo hoy se expresan con total claridad: “Lo sucedido cobra sentido en el contexto de un gobierno de ciudad y nacional que hace política con el uso de la violencia legítima e ilegítima -como denunciamos luego de la represión que sufrimos en el superclásico de Mar del Plata- y que está dispuesto a matar para concretar sus millonarios negociados. En ese sentido exigimos justicia por estos intentos de asesinato y por las amenazas que los sucedieron. Exigimos justicia entendiéndola como el castigo a los culpables materiales e intelectuales y como el cumplimiento y garantía de los derechos a vivienda, educación, salud, cultura, esparcimiento, etc. de cada persona. Seguiremos militando como cada día, por el barrio de La Boca, y para que el Club Atlético Boca Juniors sea conducido por y para sus hinchas, vecinos y vecinas”.

La Boca es el barrio que encabeza el ranking de emergencia habitacional de esta ciudad, mientras al mismo tiempo se han planificado políticas públicas de embellecimiento, puesta en valor y se ha implantado el Distrito de las Artes, a la vez que se producen sistemáticas expulsiones de sus habitantes, con constantes incendios de conventillos, sospechados de intencionales, que dejan siempre las mismas víctimas: los sectores populares y más pobres. Una política de limpieza del territorio para liberar los proyectos millonarios que sobrevuelan la zona. Los negocios del popular club de fútbol Boca Juniors en consonancia: expulsión de los sectores populares del club, reducción de las disciplinas deportivas que no sean rentables, adquisición de las tierras de Casa Amarilla, construcción de un mega estadio-shopping, sustracción al barrio de los únicos terrenos disponibles, empobrecimiento del club, adquisición de deudas millonarias impagables para convertir a la institución en una sociedad anónima. Tal el proyecto que inició con su gestión el actual presidente Mauricio Macri. Políticas que fueron ensayadas a nivel local y luego se fueron expandiendo a la ciudad y a la nación con tácticas de marketing engañoso, la complicidad de los medios hegemónicos y la facilitación del poder judicial.

Hace una semana

En el barrio, la comuna, las organizaciones sociales políticas y gremiales se expresaron para enfrentar a las mafias y solidarizarse frente a la violencia desenfrenada, con auspicio, que casi se lleva la vida de dos militantes que representan las luchas por la dignidad de los derechos básicos para los sectores populares. Frente a la violencia se opuso la voz organizada que respondió la semana pasada con dos conferencias de prensa. En la Legislatura el conjunto de las organizaciones y vecinos de la Comuna 4 tuvieron la necesidad de presentar una denuncia pública, frente la inactividad de fiscales y jueces, respaldada por más de 250 firmas. Unos minutos más tarde en la sede capital de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), se brindó amplio respaldo de parte de las y los trabajadores de este sector a la grave situación sucedida.

En el documento presentado en la Legislatura la denuncia pública fue acompañada por material fotográfico de prueba, que los fiscales aún parecen desconocer. Allí se expusieron los hechos ocurridos en donde desde el inicio se impidió la palabra y generando situaciones de violencia verbal. Al mismo tiempo se identificó a los agresores que estaban participando desde el inicio comandados por un conocido puntero del PRO de la zona, Rodolfo “el Cordobés” Corzo, que es empleado de la Comuna 4 en el cargo de Agente de Poder de Policía Comunal y responde políticamente al jefe de la Junta Comunal Jorge Apreda (PRO) a quien se responsabiliza por el hecho. La zona liberada tampoco pasó inadvertida por la ausencia de las fuerzas de seguridad. Concluyen afirmando que: “esta forma de violencia política llevada a cabo por el partido de Gobierno (PRO-Cambiemos), no es anecdótico y pone a toda la sociedad en alerta. Hacemos responsable al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a las autoridades judiciales locales por la integridad física de todos los vecinos y militantes de organizaciones sociales y políticas de la Comuna 4. Intimamos a que se haga efectiva la detención de los agresores. Y decimos que la única hipótesis es que quien perpetró el intento de homicidio es una patota agresora que responde al PRO”. Hecho que aún no ha sucedido.

Unos minutos más tarde en la CTEP los participantes recibieron el respaldo y apoyo del conjunto de los trabajadores, tal como expresó su secretario general, Esteban “Gringo” Castro, que se puso a disposición de las organizaciones de La Boca y de la comuna 4: “estamos a disposición para defender, los trabajadores queremos ser parte de la solución. El problema son las burguesías y oligarquías”. Además se refirió a la extraordinaria transferencia de recursos que está haciendo este gobierno a los sectores concentrados en detrimento de los sectores populares y del trabajo.

En esta ocasión fueron tomando la palabra referentes de las organizaciones territoriales de La Boca, que estaban presentes. Luciano Alvarez, de O.S.y P. Los Pibes, recordó que las cuatro hectáreas de Casa Amarilla son el último espacio verde de un barrio que está en emergencia habitacional. Asimismo ubicó la situación de constante expulsión del “sujeto social no deseado por el macrismo” que favorece el negocio inmobiliario a costa del desalojo de sus habitantes. La médica que estaba presente e intervino espontáneamente con los heridos, militante de la organización Patria Grande, precisó que se había tratado de intentos de homicidio por la precisión con que se cometieron las lesiones. Victoria, integrante de la organización Boca es Pueblo, expresó que pedirán el cambio de carátula de la causa por intento de homicidio. Lito Borello habló en nombre de la O.S. y P. Los Pibes para presentar el accionar mafioso de personeros que son ya conocidos en el barrio, mientras destacaba la gravedad de lo sucedido al unísono de la inacción policial y la complicidad judicial que favorece los intereses del sector corporativo. Además expresó el amplio respaldo y solidaridad de esa representación gremial.

Una situación de extrema gravedad que tuvo una rápida respuesta de organización, solidaridad e importante respaldo. El recuerdo fresco de las cotidianas situaciones que afectan a los sectores populares, sin respuesta por parte de los órganos que componen el Estado. Hace pocos meses la principal aliada de la alianza Cambiemos acusó casualmente a Angelici, presidente de Boca Juniors por ser el operador en el poder judicial, una coincidencia que hoy podría estar encubriendo la inacción judicial. No sabemos si hay alguna relación entre todos estos hechos, pero todo parece ser funcional a los poderes corporativos.

¿Qué es la democracia hoy? Una pregunta que flota en el aire. Un gobierno que representa sin disimulo el interés de las corporaciones y que ha decidido desde su inicio desentenderse de los intereses del pueblo. Quizás se hace necesario repensar un sistema representativo que parece vaciado de legitimidad en tanto encarna intereses ajenos bajo la protección del sistema electoral.

Sin embargo no todo está perdido: mientras tanto los sectores populares siguen alzando su voz y mostrando que con organización y lucha continúan defendiendo la dignidad de sus derechos.

*Integrante O.S.y P. Los Pibes