La hermandad como motor de la vida

Por Laura Cabrera @LauCab

Esta semana, la escritora Laura Casamayor presentará en el conurbano bonaerense su novela titulada “La Ballena”, en donde la violencia verbal y psicológica se hacen presentes en la vida de una mujer que busca por todos los medios resurgir, reinventarse y romper los moldes por los cuales la llevó el mandato patriarcal a lo largo de su vida. Una historia de liberación y sororidad, una posibilidad de entender de qué hablamos cuando hablamos de machismos.

Gabriela es una mujer que vive en un country. A lo largo de su vida, logró atraer al hombre que más tarde fue el padre de su hijo y de su hija. Siempre mantuvo las buenas costumbres familiares y para con sus vecinos y amigos, siempre hizo “lo que está bien”. Gabriela jamás hubiese pensado en la posibilidad de dejar en ridículo a su marido, incluso en aquellos momentos en los que realmente se lo merecía. Todo esto no fue suficiente. Un día ese hombre se fue. La vida de Gabriela se desmoronó en pocos segundos porque su vida era eso, el “deber ser”, lo que otros u otras podían opinar.

Una ballena es un coloso de mar. Un animal que a los ojos de cualquier persona resulta enorme, imponente. “Ballena” es también un insulto hacia quien no entra en los cánones de los cuerpos “normales”. “Ballena” fue la palabra que desató el caos. Una mujer que jamás hubiese imaginado que iba a tener que repensar su vida, esa que había sido sostenida solo por ella y en donde lo único que al final importaba era su figura o la que ya no tenía, esa que se fue con su marido, quien luego de ejercer violencia psicológica sobre Gabriela, luego de hacerle sentir que no valía nada, decide dejar el hogar.

En esta historia de debilidades, Gabriela busca fortalecerse, pensarse sola y distinta a la Gabriela rutinaria y calculadora de los tiempos pasados, busca aprender a vivir sin pensar en lo que no fue, sin odiar. El camino es difícil y hay mil heridas que sanar, y qué mejor para hacerlo que con consejeras. Es que en ese mismo camino en donde muchas situaciones y personas quedan atrás, la protagonista se choca en el camino con amigas incondicionales, de esas que para bien o mal siempre dicen la verdad, aunque duela.

En esta novela con enfoque feminista, Laura Casamayor refleja a todas esas mujeres que viven en la actualidad con los mandatos del pasado, pero no sin que eso no les diga nada, ya que por el contrario buscan dejar atrás ese pasado para vivir el presente como mujeres libres, sororas y empoderadas.

A través de pocas páginas, la escritora describe este cambio de perspectiva mediante un relato que invita a imaginar personajes, lugares y situaciones. La fusión de narración y teatro combinan palabras para pensar en imágenes, acercándonos un poco más a la historia y a la posibilidad de ubicarnos en ella.

Sin lugar a dudas, “La ballena” nos invita a repensarnos en nuestras relaciones con otros y otras, a cuidar el valor de la amistad y la importancia de entendernos y querernos tal cual somos. Esa es la forma posible para relacionarnos de manera saludable con lo que nos rodea. La historia de Gabriela podría ser la historia de cualquier mujer criada en el pasado pero viviendo en el presente en donde las luchas se están dando, en donde las relaciones, la imagen y el “qué dirán” comienzan a ser cuestionados y puestos en debate. Una nueva época en la cual todas somos y nos ponemos en el lugar de otra, en donde la tranquilidad siempre está en sabernos unidas sin importar la distancia o los motivos que nos hicieron alguna vez cruzar de vereda.

*Laura Casamayor presentará “La Ballena” este jueves 7 de junio a las 18.30 en el Teatro Canning, Castex 1257, Ezeiza; y el domingo 10 de junio desde las 16 en la Feria Internacional del Libro de Almirante Brown – Sala Rodolfo Walsh.