La justicia favoreció a Pedraza con una prisión domiciliaria de lujo

Por Mauricio Polchi / @MauriElbueno

El autor intelectual del asesinato de Mariano Ferreyra, José Pedraza, recibió el beneficio de la prisión domiciliaria por “problemas de salud”, cuando sólo cumplió un tercio de la condena. Favorecido por un controvertido fallo judicial, el ex Jefe de la Unión Ferroviaria dejó la cárcel y ya se instaló en su descomunal piso ubicado en el barrio porteño de Palermo.

Cuando lo detuvieron, José Pedraza disfrutaba de las comodidades que ostentan las Torres El Faro, ese lujoso complejo de dos edificios interconectados entre sí, ubicados en el corazón de Puerto Madero. Estaba en su departamento cuando lo arrestaron en ese imponente lugar durante la madrugada del 22 de febrero de 2011 en el marco de un operativo de Asuntos Internos de la Policía Federal mientras aún se investigaba el asesinato del militante del Partido Obrero (PO), Mariano Ferreyra, ocurrido el 20 de octubre de 2010. Por esa causa, Pedraza fue condenado a 15 años de cárcel en abril de 2013.

En aquella instancia, la justicia argentina, por primera vez, dictaba prisión para los autores intelectuales de un crimen político. Sin embargo, por un controvertido beneficio judicial, desde ahora el ex Jefe de la Unión Feroviaria transitará el resto de la pena en otra imponente torre, pero no de Puerto de Madero sino de Palermo, en una de las zonas más preciadas de la ciudad.

José Pedraza abandonó el Complejo Penitenciario I de Ezeiza tras ser beneficiado con la prisión domiciliaria por decisión del mismo Tribunal que lo sentenció como instigador del asesinato del militante del Partido Obrero. Pero con una particularidad: de los tres jueces que fallaron en su contra en aquella oportunidad, dos estaban ausentes. Se expresaron los suplentes, quienes favorecieron al dirigente sindical de 72 años.

El abogado de Pedraza, Carlos Froment, había pedido la prisión domiciliaria por el estado de salud del condenado. Frente a reclamos similares, la fiscal general ante la Cámara de Casación, Gabriela Baigún, advirtió que no existen motivos de salud o razones humanitarias que justifiquen la concesión. Según se pudo comprobar por los informes médicos, “el nombrado no padece una afectación tal que implique un grave peligro para su integridad física”. Tan es así que incluso el perito de parte señala que Pedraza “cardiovascularmente se encuentra compensado, aunque se deba tener en cuenta la posibilidad de un traslado inmediato, ante una eventual descompensación. Su estado cardiológico no ofrece problemas inmediatos”.

El juez Diego Barroetaveña, quien condenó hace dos años a Pedraza por el homicidio, votó contra el otorgamiento de la domiciliaria. Pero Liliana Barrionuevo y Horacio Barbeli, los jueces subrrogantes, cedieron ante el reclamo del abogado defensor.

Pedraza, el personaje que diagramó la muerte de Mariano Ferreyra, no retornará a la casona de Azucena Villaflor 669, donde uno de los dormitorios en suite tiene vista al Río de la Plata. Aunque no ocupará esas torres gigantescas, Pedraza, el personaje que diagramó la muerte de Mariano Ferreyra, ya se encuentra junto a su familia en el piso de la calle Bulnes, entre Libertador y Cerviño, en la codiciada propiedad que está a nombre de su esposa. La otra, valuada en un millón en dólares, con cuatro ascensores de alta velocidad, pileta de natación cubierta y climatizada, otra descubierta de amplias dimensiones, cancha de tenis, gimnasio y vestuario, sauna, salón panorámico en último piso, lavadero para coches y sala de choferes, le pertenece a él.