Las A.A.A son las tres armas

Las A.A.A son las tres armas

Por Pedro Perucca. El corto de Cine de la Base en el exilio fue el primer material cinematográfico de propaganda contra el golpe militar argentino de 1976 y, al tiempo, una herramienta central en la campaña de denuncia del secuestro de Raymundo Gleyzer.

“Cuando sostenemos la posición de que el cine es un arma, muchos compañeros nos responden que la cámara no es un fusil, que esto es una confusión, etc. Ahora bien, está claro  para nosotros que el cine es un arma de contra-información, no un arma de tipo militar. Un instrumento de formación para la base. Este es el otro valor del cine en este momento de lucha.”

Raymundo Gleyzer

 

Caía la tarde del jueves 27 de mayo de 1976. Jorge Denti estaba cumpliendo años y además recibía la visita del director peruano Lucho Figueroa, que estaba preparando una película sobre Yaguar Fiesta, de José María Arguedas. Los amigos fueron haciéndose presentes, pero entre los saludos y felicitaciones de cumpleaños comenzaba a instalarse una preocupación. Ya eran las 9 y faltaba otro habitante circunstancial de la casa de Denti, alguien que no solía ser impuntual.  Los brindis fueron cediendo lugar a las preguntas y el cumpleaños naufragó cerca de la medianoche. Raymundo no llegaba.

Poco después de la desaparición de Gleyzer lo que quedaba del grupo de cine por él fundado decide exiliarse en el Perú. Denti recordará que incluso ese exilio fue posible gracias a la entereza final del director de Los traidores: “A Raymundo muchos de nosotros le debemos la vida, porque fue un hombre íntegro que luchó hasta el final y que tuvo el valor y el coraje de no delatar a ninguno de sus compañeros de Cine de la Base”.

Una vez en Perú Denti y Nerio Barberis, también miembro de Cine de la Base, no cejan en la campaña de denuncia contra la dictadura criminal y en el reclamo de aparición con vida de Raymundo. Pocos meses después a las desapariciones de Conti y de Gleyzer se le agregaría la de otro grande: Rodolfo Walsh. Poco menos de dos meses más adelante también caerá el poeta Roberto Santoro, también miembro del Partido Socialista de los Trabajadores. Los exiliados miembros de Cine de la Base deciden tomar el poderoso y final texto de Walsh y con él articular lo que Denti suele caracterizar como un “trabajo audiovisual urgente”: “Lo llamo así porque fue una película totalmente artesanal hecha en Perú que, en ese momento, había sufrido un golpe de Estado. Pero fue una experiencia única con el grupo de compañeros latinoamericanos que nos ayudaron”. Según cuenta la leyenda, el corto se filmó y editó en un departamento de Lima, en unos pocos días y revelando los rollos de película en la bañera. Una vez finalizado el rodaje el mismo Denti se encargó de traducir los fragmentos de la “Carta abierta a la junta militar” utilizados en la película a cinco idiomas y de distribuirla copias en diversos países de Europa.

Así nació la que fue la primer denuncia cinematográfica contra el golpe militar de 1976. El corto producido por Cine de la Base (durante muchos años Denti continuó firmando sus trabajos con esa identificación que remitía a Gleyzer y que operaba a un tiempo como denuncia, homenaje y recuerdo) se llamó Las A.A.A. son las tres armas y fue una parte fundamental del movimiento internacional de denuncia de los crímenes de la dictadura argentina y de la campaña por la aparición con vida de Raymundo Gleyzer (manifestaron su apoyo a esta campaña tanto personalidades del cine y la cultura a nivel nacional -Edgardo Palero, Bebe Kamín, Rodolfo Kuhn, Fernando Birri, Jorge Cedrón, Dolly Pussi, Lautaro Murúa, Eduardo Mignogna- como internacional -Jane Fonda, Francis Ford Coppola, Geraldine Chaplin, Jack Nicholson, Elia Kazan, Marco Ferreri, Lina Wertmuller, Federico Fellini, Carlos Saura, Elías Querejeta, Jeanne Moreau, Yves Montand, Jean-Luc Godard-).

El corto urgente y doloroso de Denti fue premiado en los Festivales de Oberhausen (Alemania) y La Habana (Cuba) y, como parte de la campaña internacional contra la patriótica pantalla de humo del mundial argentino de 1978, fue emitido por más de doce televisoras del mundo.

Luego Jorge Denti y Nerio Barberis acompañaron con sus cámaras el proceso de lucha y organización del sandinismo previo a la revolución de 1979. Más adelante en el tiempo, el cineasta encabezó diversos proyectos en México y en otros países de América siempre vinculados a luchas políticas, sociales y culturales de nuestro pueblo americano. Denti suele repetir su autodefinición como “latinoamericano” y enorgullecerse de un errabundeo que lo hermana con otro de los referentes ineludibles de la lucha por la liberación en este continente: “Hace más de 30 años que recorro el mundo. Eso es lo que tengo de común con Ernesto Guevara, que no estoy atado a mi país de origen. A lo que si estoy amarrado es a mi continente de origen: América”. Para confirmar esta elección allí también están un buen puñado de películas que a lo largo de los años han sabido reflejar diversas luchas y movimientos políticos, sociales y culturales de América latina:  País verde y herido (1979), Victoria de un pueblo en armas (1980), La insurrección cultural (1981), Malvinas, historia de traiciones (1984), Las 4 estaciones de Eliseo Diego (1994), Juan Gelman y otras cuestiones (2005) y la reciente La huella del Dr. Ernesto Guevara (2012). Ahora Denti, que no cesa de trabajar, estaría planeando una nueva película sobre la vida de Francisco Pancho Villa.

Desde sus primeras grabaciones en la insurrecta París de 1968 hasta sus proyectos más actuales, Denti sigue firme en la misma senda, aportando, enseñando y, sobre todo, registrando cámara en mano las incesantes luchas los pueblos de Nuestramérica para que la memoria se fortalezca y se alimente con imágenes: “En mis cuarenta años en el oficio de cineasta, nunca he creído que el cine haga la revolución, pero sí creo que acompaña a los movimientos revolucionarios y puede ser un instrumento eficaz para la construcción de las utopías. No soy un teórico del cine y realmente lo que hice fue una elección al acompañar los cambios sociales en los que he estado”.

 

 

Jorge Denti está actualmente de visita en Argentina como miembro del jurado del 3er FICIP (Festival Internacional de Cine Político), que comenzará en el día de hoy y se extenderá hasta el miércoles 27 de marzo. En el festival se proyectará su película “Malvinas, historia de traiciones”. 

Las A.A.A. son las tres armas