Las Coloradas resiste a la minería contaminante

Por Maria de los Ángeles Galeazzi y María Pía Borja*

Mediante un amparo se logró suspender la audiencia pública que permitiría la instalación de una mina contaminante a cielo abierto en Las Coloradas, al sudeste de la provincia de Neuquén. El 7 de agosto habrá movilización en el pueblo bajo la consigna “el río es nuestro alimento”. Mientras tanto, en la capital neuquina se presentó un proyecto de ley en la Legislatura para prohibir la minería contaminante a cielo abierto en toda la provincia.

 

Por un aviso en el Boletín Oficial de la provincia, del 12 de junio, que convocaba a una “Audiencia Pública para la Actividad Minera” los y las vecinas de Las Coloradas, provincia de Neuquén, se enteraron que la minera Southern Copper pretendía instalarse a unos kilómetros de su pueblo a extraer cobre, oro y molibdeno. La explotación sería a cielo abierto y provocaría la contaminación del río Catan Lil, fuente de vida para el pueblo y comunidades aledañas.

En la última asamblea de vecinos y vecinas autoconvocadas de Las Coloradas, el sábado pasado, aseguraron: “Esta lucha no la vamos a perder”. La convicción ya está dando sus frutos: lograron suspender la audiencia pública no vinculante prevista para el 12 de agosto que tenía por fin habilitar la exploración y posterior explotación de la minera. La justicia dio lugar a un amparo y una medida cautelar que permitieron poner un freno. “Es el primer triunfo de la asamblea”, expresó Germán Zuñiga, abogado de la Asamblea, a 8300web.

“Seguramente van a publicar una nueva audiencia y resolver el problema de la carencia de información que denunciamos, pero se trata del primer triunfo de la asamblea” dijo Zuñiga. La suspensión “nos da aire para organizarnos y armar las nuevas estrategias” y agregó que “No sabemos cuánto puede durar, un amparo se debería resolver rápido pero nunca se sabe”.

El río es nuestro alimento”

“El río es nuestro alimento” es el lema de la Asamblea y el nombre del programa de radio que hace tres semanas empezó a emitirse en la única radio, la municipal, para difundir la causa. La frase la dijo una vecina de Las Coloradas en medio de una asamblea y se tomó como consigna principal para difundir y garantizar la importancia del reclamo.

El río Catan Lil abastece a Las Coloradas y a la comunidad mapuche Felipin que está ubicada en la costa del afluente. Las comunidades Cayulef, Paineo, Cayupan y Namuncurá también se proveen de agua que les llevan desde este torrente. “Si hoy a Las Coloradas le contaminas el río, no tenés fuente de vida”, dijo un poblador. La zona es bastante árida y sobre todo en el verano el agua es un recurso escaso.

El pueblo es la cabecera del departamento Catán Lil y está al sudeste de la provincia de Neuquén, a 140 km de Zapala. Se puede acceder por la Ruta Nacional 40 o la Ruta Provincial 46, esta última pasa por la zona denominada La Voluntad, dentro de la cual está Las Nenas y los cerros en los que se pretende instalar la minera Southern Copper, de capitales estadounidenses y mexicanos. La voluntad queda aproximadamente a 20 km del pueblo en línea recta y 40 km por ruta, donde pasan los ríos Picún Leufú y Llao Llao que luego forman al Catan Lil.

En el pueblo viven alrededor de 1200 personas, de las cuales más de 300 trabajan en la administración pública y sólo un tercio están en planta permanente. Desde que el pueblo existe está gobernado por el Movimiento Popular Neuquino (el partido que gobierna la provincia hace más de 50 años). En Las Coloradas no hay gas natural ni internet, no llega ningún periódico, la electricidad se provee mediante generador eléctrico. El combustible se abastece de un trailer, la red de cloacas es precaria y la señal de teléfono es limitada. El agua se habilita para uso doméstico únicamente de 7 a 13 hs y de 18 a 22, por falta de capacidad de bombeo; la planta de tratamiento está ubicada al lado del cementerio y en la zona hay un nivel de diarrea superior al promedio.

Pese a ser un pueblo desatendido por el Estado provincial y con ciertas necesidades insatisfechas (o satisfechas de modo precario), está lleno de vida. El paisaje es imponente y sus pobladoras y pobladores, hospitalarios. Hay dos escuelas: una primaria y una secundaria, una fundación donde se aprenden oficios y un hospital donde llegan personas de distintas localidades cercanas a atenderse. Los y las jóvenes cada vez más tienen la posibilidad de ir a otros lugares a estudiar y volver al pueblo o a la zona. La iglesia, que en toda su fachada tiene inscripciones que rezan “No a la mina”, es un lugar de encuentro y allí se realizan las asambleas. Tanto las y los nacidos y criados como quienes llegaron de otros lugares tienen claro algo: hay que defender al río de la contaminación.

Junto a los y las vecinas de Las Coloradas trabaja el grupo de apoyo de Junín de Los Andes e integrantes de comunidades mapuches, especialmente de Felipin ya que la minera pretende explorar y explotar en parte de lo que está reconocido como su territorio, incluso en el informe de impacto ambiental presentado por Southern Copper.

Hecha la ley, hecha la trampa

El Concejo Deliberante de Las Coloradas promulgó una ordenanza que a simple vista parece acompañar el reclamo del pueblo, pero ha sido cuestionada ya que no prohíbe la megaminería contaminante si no que “no autoriza la minería” y tampoco especifica a qué tipo de minería se refiere. “Se ha perdido la posibilidad importante de hace una norma muy buena y lo más protectora posible del ambiente y la comunidad”, expresó Zuñiga. Además, la ordenanza se refiere al “ejido municipal” y la zona donde Southern Copper pretende extraer oro, cobre y molibdeno está fuera de él.

Por la prohibición la minería a cielo abierto en la provincia

En Neuquén Capital diputados y diputadas opositoras al MPN presentaron un proyecto de ley para prohibir en el territorio de la provincia “la actividad minera metalífera en la modalidad denominada a cielo abierto o tajo abierto en todas su etapas, constituidas por cateo, prospección, exploración, explotación, desarrollo, preparación, extracción y almacenamiento de sustancias minerales” como figura en el artículo 1 del proyecto.

El proyecto lleva la firma de las y los legisladores Alfredo Marcote y Raúl Dobrusín (Upie), Gabriel Romero (Frente Renovador), Beatriz Kreitman (CC Ari), Jesús Escobar (Movimiento Libres del Sur) y Gabriela Suppicich (FIT).

También prohíbe “la utilización de cianuro, cianuro de sodio, mercurio, ácido sulfúrico, ácido fluorhídrico”, entre otros. El artículo 3 del proyecto estipula que las empresas o personas que a la fecha de entrada en vigencia de la presente ley poseen la titularidad de concesiones de yacimientos minerales de primera categoría “deben adecuar todos sus procesos a las previsiones de la presente ley”.

En los fundamentos del proyecto se sostiene que la megaminería a cielo abierto “constituye una de las actividades más agresivas para el ambiente, con graves e irreparables perjuicios. La sola horadación de la roca montañosa deja expuesto un inmenso cráter artificial, susceptible de que los agentes naturales (lluvias, vientos, movimientos telúricos y expansiones propias del terreno) arrastren lejos del ámbito de la mina el polvo, las rocas trituradas y los desechos propios de la extracción”.

¿Cómo sigue?

El próximo miércoles los y las vecinas realizarán una conferencia de prensa en el obispado de Neuquén capital a las 10.30, previa a la marcha y festival artístico que harán el viernes 7 de agosto en Las Coloradas manifestándose contra la mina y en defensa del río. La marcha será a las 11 de la mañana y se convoca en el polideportivo municipal. Desde la Asamblea invitaron a las personas y organizaciones del resto de la provincia y el país a movilizarse en sus ciudades para apoyar esta lucha que recién comienza y que por ahora cumple las expectativas de la asamblea que se organiza para decir no a la minería contaminante.

 

*Redactoras de la cooperativa (8300) web