Libre como Liebre: Galli presenta su segundo disco

Por Redacción Marcha // Fotos: gentileza Nube

Diez temas propios que apuestan a fusionar folklore, melódico y sonidos libres de metal componen “Liebre”, el segundo material discográfico de Facundo Galli, que el autor define como autoreferencial. Presentará sus canciones este martes en el festival porteño Bienal de Arte Joven.

Su Mar del Plata natal, la infancia con amigos en Chapadmalal, su mudanza a Temperley, la adopción del sur bonaerense como rincón en el planeta, las tardecitas de guitarras, los artistas que marcaron su carrera. Todo eso conforma “Liebre”, el segundo material discográfico del cantautor Facundo Galli, que desde que comenzó septiembre se encuentra online, para que quien guste pueda escucharlo. Este martes el público se agrandará: es uno de los finalistas de la Bienal de Arte Joven de la Ciudad de Buenos Aires y le tocará mostrar sus habilidades musicales en Ciudad Konex.

Con reminiscencias de Onda Vaga y un aire en sus letras a Abel Pintos, el tono de Galli apunta a construir una identidad propia y fresca. No vale ir por comparaciones, pero a veces es inevitable al inicio del camino de todo artista. “Que me guíe la huella del tropel hasta donde yo sé”, se lanza desde su tema “Caminito de Tierra”, y un poco de dejarse andar se trata el disco que le sigue a “Last Pamperito”. Y en ese recorrido de un cantor con su guitarra, también hay detenciones del sistema, que se pueden sortear con alternativas. Por ejemplo, la grabación de un álbum físico.

“Para mí es muy importante el libre acceso a lo que hago, al menos en el ámbito virtual, el cual nos da tantas facilidades en estos días. Lo que necesito es que me pueda y quiera escuchar la mayoría de la gente, de hecho trabajo para ello. Entonces sería muy tonto poner filtros y trabas a la hora de hacer llegar mi material”, analizó Galli. No obstante, la Bienal puede darle un pase libre hasta un disco compacto con su nombre. Allí, la cosa cambia, se convierte en “un lujo que uno se da para aquellos que todavía necesitamos ‘el objeto’”, aclaró.

Desde su material de lanzamiento, él asumo que hubo cambios propios de su recorrido personal, además de cómo autor e intérprete. “La misma escucha dará su opinión acerca de la diferencia de esa persona que hace algunos años hacía su primer disco con mil cosas por aprender y de esta persona que hoy saca un segundo trabajo con mil cosas por aprender, pero con algunas aprendidas y vividas”, invitó. Algunos de los temas que ya están sonando en el Bandcamp del marplatense son “Liberar”, “De cauce lento” y “Collar”, siempre con un mensaje de soltar, una suerte de testimonio de una búsqueda interior y más allá de la propia persona.

“Liebre”, nombre que remite a un juego homónimo que compartían con sus amistades en Chapadmalal, cuenta con diez temas donde la madera y la ausencia de instrumentos eléctricos deja paso a un tono más íntimo, de la naturaleza, aunque no por eso poco poderoso, sobre todo para los seguidores y las seguidoras de los ritmos que fusionan folklore latinoamericano con armonías más melódicas. Todas las canciones fueron compuestas por Galli –que además de cantar toca la guitarra- y arregladas por él y su banda, Los Pamperitos. Completan el equipo Juan Ormaechea en batería y percusión,

Sebastián Massa en contrabajo, Miguel Blank Entin en charango, melódica, ukelele, guitarra, sinte y percusión; Soledad Ochoa en Chelo, Mano Cáreter en Bandoneón, Sergio quinto en guitarra y coros y Anto Valese en coros. Seba Dorso aporta el piano e Ivo Ferrer hace lo propio en voces.

Facundo Galli Liebre

De Temperley a la Bienal

Fueron 6 mil quienes se inscribieron en la competencia porteña que ofrece festivales y un premio mayor para el artista de entre 18 y 35 años que más pueda dar sobre el escenario. Se define como una “una plataforma bianual de exhibición, producción y formación para jóvenes”. Aunque para Galli el 2015 es un año con fechas en varios centros culturales del sur bonaerense, como Ceta, este martes le toca cruzar el Río de la Plata.

“Lejos de considerarse solista, cree en la música como impulsos de amor entre la gente, enriquecidos por las tecnología de hoy”, sostiene el certamen sobre el participante, en su portal. A las 16, tocará en Ciudad Konex, con el ánimo de ser seleccionado y coronarse. Para él, haber llegado a esta instancia “no deja de ser una palmada en la espalda de alguien que te dice ‘dale, que vas bien’, y siempre viene bien a la estima propia”. Habrá que esperar hasta el domingo 13 para conocer el veredicto final.