En San Pedro, las mujeres, libres de miedo

Libres de miedo

Por Laura Salomé Canteros. Al menos diez trabajadoras de la salud denuncian al administrador del Hospital Municipal de San Pedro, Marcos Mamberto por acoso sexual. El intendente, Pablo Guacone, declaró: “tendrán que demostrarlo”.

 

Una vez más lo que no deberíamos permitir; la palabra de víctimas puesta en discusión y a dirimirse ante la opinión pública. Una vez más la revictimización de parte de representantes del Estado; pero también la respuesta de las mujeres organizadas ante el desafío de desentrañar los abusos de los “machos en el poder político”. Un caso que, por el alto perfil de sus protagonistas, promete recién comenzar.

Al menos diez trabajadoras de la salud denuncian por acoso sexual y laboral al administrador del hospital municipal de la ciudad de San Pedro, Marcos Mamberto. Éste, ex secretario privado del intendente, Pablo Guacone, asumió su cargo a inicios de este año y ya se encuentra cercado no solo por las organizaciones que acompañan a las victimas sino también por la justicia, la opinión pública y el mismo director del hospital que exigió “se investigue el caso en forma urgente” y se llegue a una “resolución contundente”.   

Ante el conocimiento ciudadano de las denuncias y la ratificación de las mismas por parte de dos de las víctimas ante la Fiscalía a cargo del caso –motivo por el que se abrió formalmente la causa por “acoso laboral y sexual” contra Marcos Mamberto-, el intendente de la ciudad de San Pedro salió a realizar negligentes declaraciones a medios locales en las que, lejos de situarse a la altura de las circunstancias y repudiar la violencia de género, habló de “operación política” en su contra, actitud que se entendió de parte de las organizaciones de mujeres y de derechos humanos de la zona no sólo como una revictimización hacia las denunciantes sino también como un abuso de poder y complicidad por omisión de acciones que pudieran favorecer el esclarecimiento de la causa judicial, la condena y la restitución hacia las víctimas.

“No me consta la denuncia, pero tengo entendido que llegó algo a Fiscalía. La verdad, tendrán que demostrarlo”, argumentó el intendente de San Pedro en claro desafío. “Me parece que es un exabrupto. Lo conozco a Marcos (Mamberto), padre de familia, dos hijos divinos, una esposa docente, me suena muy, muy raro”. Y a modo de tibia justificación finalizó, “Pienso que (el caso) ha sido más inflado de lo que en realidad es (…) un lugar, un hospital que es un orgullo sampedrino, donde pasan mil personas por día, donde trabajan 300 personas, no es fácil de manejar, hay que estar”.

Organizarse para enfrentar al poder machista

Ante los dichos del intendente Pablo Guacone en defensa del presunto abusador, Marcos Mamberto, la agrupación de mujeres Libres de Miedo difundió un comunicado en el que hacen público “su repudio a la manifiesta puesta en duda de la denuncia de las trabajadoras del hospital San Pedro, aduciendo como razón que el administrador (Marcos) Mamberto es incapaz de ser culpable de los delitos de los que se lo acusa por el sólo hecho de ser ´padre de familia´”. Para la agrupación, “estas prácticas derivadas del sistema patriarcal son las que ponen a las mujeres en condiciones de desigualdad frente a sus pares varones”.

Para Nadia Quiroga, periodista e integrante de Libres de Miedo y de la Mesa Local de Violencia y Abuso Infanto Juvenil, ambas organizaciones que se manifestaron ante las declaraciones del intendente sampedrino, las “irresponsables declaraciones del Jefe comunal no hacen más que poner en duda la palabra de las mujeres sin ningún tipo de prueba que respalde esa conclusión. Esto, no es más ni menos que la revictimización de las mismas, con el agravante de ser la máxima autoridad política de la ciudad, el que reproduce la afirmación que estigmatiza”.

En el comunicado de prensa, Libres de Miedo agrega, “estas afirmaciones tendrán consecuencias a futuro, no sólo sobre las denunciantes sino sobre cualquier otra mujer víctima de violencia dentro del ámbito estatal, quién sentirá desprotección al momento de señalar los delitos ante la Justicia”. “Reconocer y proteger los derechos de las mujeres y garantizar su integridad, es siempre una decisión política. Si el Intendente (Pablo) Guacone tiene la voluntad de hacerlo, deberá demostrarlo con hechos”. 

En su defensa mediática, el acusado Marcos Mamberto, quién se encuentra de licencia como administrador del hospital municipal, esquivó la denuncia por violencia de género pero atento a las consecuencias políticas aclaró que cuenta con el apoyo del intendente y que atribuye la crisis política en la que derivó su acusación por abuso machista a un “tiro por elevación” contra Pablo Guacone. “Siempre estuve hablando con el intendente, que me dio todo el respaldo. Me dijo que confía en mí y que me quede tranquilo porque esto va a pasar y voy a estar en donde él me diga. Si tengo que estar en el hospital voy a estar en el hospital, si tengo que volver de secretario del intendente voy a volver y si me tengo que ir, me voy a ir”.

Por otra parte, el director del hospital, Pablo Pichioni solicitó que se investigue el caso y se tome una decisión contundente para resguardar a las presuntas víctimas y que, dada la gravedad y complejidad del caso, espera una pronta resolución.

¿Donde denunciar la violencia de género?

Todas las mujeres, niñas y adolescentes tienen derecho a una vida libre de violencia y discriminación. Esto significa, entre otras cosas, que tienen derecho a que se respete su integridad física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, y a acceder a medidas integrales de asistencia, protección y seguridad. Además, tienen derecho a la salud, la educación y la seguridad personal; a que se respete su dignidad; a decidir sobre la vida reproductiva, número de embarazos y cuándo tenerlos, a la intimidad, la libertad de creencias y de pensamiento; a recibir información y asesoramiento adecuado, y a recibir un trato igualitario en relación a los varones.

En la provincia de Buenos Aires se pueden realizar denuncias, pedir asesoramiento y atención de emergencia a la Oficina de Prevención a la violencia domestica y sexual contra niños/as al 0800-222-22876; al Programa de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de la Secretaría de Derechos Humanos al 0800-555-0137; al Servicio de emergencias de la Policía al 911 y a las Comisarías locales de la Mujer.

En Ciudad de Buenos Aires se pueden realizar denuncias en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia al 4370-4600; al Programa contra las violencias al 137; a laBrigada Móvil de Intervención para Víctimas de Delitos Sexuales al 4958-4291 o 4981-6882; alCentro de atención a víctimas de violencia sexual de la Nación al 4981-6882 o 4958-4291 y a la Asistencia Integral a la Víctima del Delito de la Procuración General de la Nación al 4952-8629 de 8 a 20 hs.