Los nazis de la SOPA atacan de nuevo

anonymous megaupload stop sopa

Por Pedro Perucca. El Departamento de Justicia de Estados Unidos y el FBI clausuraron hoy el famoso sitio de internet Megaupload que permitía compartir todo tipo de archivos online, además de detener a 4 de sus miembros. En respuesta a esto la red de hackers “Anonymous” atacó las páginas web del departamento de justicia y de Universal Music. 

Cuando aún las e-olas no se han calmado tras el maremoto provocado por las intenciones de aplicar la ley SOPA en EEUU (con incidencia en las posibilidades de compartir contenidos en todo el mundo, como se comentó hace algunos días en Marcha: Derechos de autor para unos, censura para otros), otro cataclismo repercute en los océanos digitales.

En un operativo conjunto con el Departamento de Justicia estadounidense y otras agencias de seguridad extranjeras, y luego de una investigación de más de dos años, hoy el FBI clausuró sitios y servidores de Megaupload, Megavideo y Megaporn de diversos países del mundo y 4 de sus responsables principales fueron detenidos en Nueva Zelanda, entre ellos Kim Schmitz (o Kim Dotcom), el millonario fundador de los sitios.

Según un comunicado del Departamento de Justicia de los EEUU, se los acusa de “mantener una organización criminal internacional responsable por piratería masiva alrededor del mundo en contra de numerosos trabajos protegidos por propiedad intelectual” y de haber generado daños contra propiedad protegida por derechos de autor por más de 500 millones de dólares. El FBI, por su parte, aclaró que el hecho de que este operativo internacional se produzca a tan sólo unas horas de la virtual derrota de la ley SOPA es pura casualidad. Quizás haya gente que les crea. En Internet hay de todo.

Megaupload, como sabe cualquier consumidor de cine y series online, es uno de los más importantes reproductores y distribuidores de música, video, libros y software online (y gratis en su versión básica, valga la aclaración). Según promociones oficiales del sitio, tiene unos 150 millones de usuarios registrados y más de 50 millones de visitas diarias, lo que representa una porción muy significativa del tráfico total de internet.

O sea: hoy va a haber mucha gente deprimida por no poder ver su serie favorita o bajarse ese disco tan esperado (aunque siempre aparecen opciones, como lo prueba la mutiplicación de sitios alternativos de series y películas surgidos al calor de la decadencia de Cuevana) pero también mucha gente enojada. Y quizás los que mejor representen a éste último sector de internautas indignados sean esos Robin Hood de los caminos de la web conocidos como Anonymous.

Anonymous es (gracias, Señor de los bits, por el regreso de Wikipedia después de las 24 horas de apagón de protesta contra la SOPA) “un seudónimo utilizado mundialmente por diferentes grupos e individuos para -poniéndose o no de acuerdo con otros- realizar en su nombre acciones o publicaciones individuales o concertadas” que, particularmente a partir del año 2008, vienen realizando “acciones de protesta a favor de la libertad de expresión, de la independencia de Internet y en contra de diversas organizaciones, entre ellas, Scientology, servicios públicos, consorcios con presencia global y sociedades de derechos de autor”. Nada mal.

Bueno, parece que Anonymous se indignó por lo de Megaupload y, presumiendo de que sólo le llevó 15 minutos organizar lo que hasta el momento parece ser el operativo de ataque informático internacional más grande de la historia (con más de 5000 hacktivistas operando simultáneamente), se cargó a los sitios del Departamento de Justicia yanqui, de Universal Music Group, MPAA (Motion Picture Association of America) y RIAA (Recording Industry Association of America). La lista de los sitios tumbados por la venganza Anónima sigue creciendo minuto a minuto, obligando a las webs de noticias a updatearse constantemente y corre la bola de que uno de los grandes muñecos al caer sería el sitio del FBI.

Internet está que arde. Creo que no va a ser fácil ver Alcatraz online esta noche.

Update 1: Al final la cosa no era para tanto y a estas alturas da la sensación de que los rumores acerca del inicio de la Tercera Guerra Mundial o del inminente despertar de Skynet fueron algo exagerados.

Update 2: Igual, lo cierto es que el sitio del FBI estuvo caído por un rato. En estos momentos debe haber muchos nerds recibiendo tirones de orejas en el gran país del norte.

Update 3: Alcatraz apesta.