Malena: la persecución política cayó en la escuela pública

Por Vivian Palmbaum

La escuela parece no estar ajena al clima de persecución política que han instalado las actuales políticas del gobierno nacional. Esta vez le tocó a una joven estudiante de la Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, de la Ciudad de Buenos Aires. La persecución política llegó al colegio secundario, tal lo expresado desde el comunicado del Centro de Estudiantes.

La alumna Malena Briones que se inscribió para cursar 4º año de la Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, no obtuvo la vacante, pese a ser alumna de dicho establecimiento. Una situación por demás irregular para alguien que tiene garantizado el derecho a la educación por la Constitución Nacional y por la ley que regula la obligatoriedad de la educación secundaria. Primera irregularidad.

Alumnas y alumnos de la institución reaccionaron rápidamente ante semejante injusticia y peticionaron a las autoridades la incorporación de Malena. Al mismo tiempo, llevaron adelante una sentada en el patio como medida de protesta. La persecución política llegó al colegio secundario, pero esta vez el caso no es el de un o una docente increpado sino el de una estudiante. Malena es una compañera de La Simón Bolívar que milita en secundarios, estudia en el colegio artístico Rogelio Yrurtia y participa activamente del centro de estudiantes y de la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB).

Por su participación en asambleas y reuniones del Centro de Estudiantes CEBARY le computaron las faltas suficientes para perder su condición de alumna regular por lo que quedó libre en el 2016. Con mucho esfuerzo –tal como se expresa en el comunicado emitido por el Centro de Estudiantes de la Escuela–, se presentó a rendir las materias pero repitió 4to año. Idéntica situación por la que atraviesan alumnas y alumnos a los que les renovaron la vacante sin dificultad.

Sin motivos para excluir

El derecho a la educación está consagrado en la Ley 26.206, que fija la obligatoriedad desde el pre escolar hasta el nivel secundario. En el Reglamento Escolar de la CABA está asegurado el acceso a la vacante para las alumnas y los alumnos repitentes. El Artículo 32, que se refiere a Alumnos Repitientes, dice en su inciso 1º que todo alumno regular repitiente tiene derecho a conservar la vacante en el establecimiento para continuar sus estudios, siempre que no solicite pase a otra unidad educativa, de acuerdo con lo dispuesto en el Régimen de Evaluación vigente. En su 2º inciso dice que la inscripción de los alumnos repitientes del establecimiento se efectúa al finalizar el período complementario de evaluaciones del turno de marzo del año calendario inmediato siguiente. Mientras que el artículo 35 De las Normas para los alumnos libres explicita que se rigen por las mismas normas que regulan la inscripción y matriculación correspondiente a los alumnos regulares, siéndoles aplicables todas las disposiciones contenidas en este Reglamento.

Ante esta situación de exclusión y persecución política los compañeros y compañeras expresan que en solidaridad y como llamado de atención, se realizó una asamblea estudiantil en el patio de la escuela. Allí se decidió con el voto directo con 173 a favor y 24 en contra, hacer una sentada permanente frente a la dirección hasta que haya una respuesta respecto a la vacante.

Desde el centro de estudiantes, expresan: “Como le tocó a Malena le pudo haber pasado a cualquier otra alumna o alumno que participe activamente del centro de estudiantes, que luchara y reclamara por todas las cosas que tendríamos que tener por obligación y hoy día no se cumplen”. Incluso, acusan a una profesora de expresarse en el Consejo Consultivo diciendo: “Hay que descabezar a la cabecilla del centro”.

Razones

Los directivos de la institución de enseñanza media se niegan a darle la vacante por la falta de regularidad y por su “mala conducta”, en clara referencia a su actividad política dentro y fuera de la escuela.

La decidida medida llevada a cabo por estudiantes abrió un compás de espera para toda la comunidad educativa. El próximo día jueves a las 18 se discutirá a nivel institucional la arbitraria situación, y se espera la reincorporación de la compañera. Además, la comunidad estudiantil movilizada predice una serie de medidas si la respuesta es negativa, al tiempo que se anuncian recursos legales para garantizar el acceso a la educación. Se ve un accionar de directivos docentes que intentan disciplinar cualquier actividad de disidencia, en consonancia con las políticas nacionales, mientras se intenta deslegitimar la educación pública y se desprecia a los docentes que la conducen.

“Ante la medida la respuesta de la directora hacia la vacante paso de ser un ‘no’ a ser un ‘se va a discutir’. El jueves estaremos esperando la respuesta, si le dan la vacante sabremos que fue por el esfuerzo y solidaridad de las y los estudiantes del Yrurtia. Si no se la dan estaremos discutiendo las medidas a tomar, ante el perseguimiento político así como el ataque sistemático que se da todos los días a lxs profesorxs y alumnxs por un gobierno que, como bien sabemos, la educación del pueblo le importa poco nada. ¡Las y los estudiantes del Yrurtia nos organizamos!”, cierran desde el Centro de Estudiantes.