Myriam Bregman: “Es la primera vez que la derecha toma una bandera popular como la educación”

El tironeo político y judicial de esta semana entre el gobierno nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires es el telón de fondo de una situación educativa y sanitaria muy grave. Entrevistamos a Myriam Bregman, dirigente del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), legisladora porteña y abogada.

Por Agustín Bontempo e Ignacio Marchini

Escuchá la entrevista completa:

El miércoles de la semana pasada Alberto Fernández anunció una serie de medidas para contener la propagación del COVID19, con particular énfasis en el AMBA, ya que es la zona de mayor cantidad de contagios y el puente hacia el resto del país. De aquel momento en adelante comenzó un raid político y judicial sin precedentes.

Primero, Horacio Rodríguez Larreta presentó un amparo en la Corte Suprema pero a las 48 horas se hizo eco de una cautelar presentada por un grupo de padres y madres en la justicia porteña, que no tiene competencia. Tironeo con los niños y niñas en el medio, luego decidió desacatar un fallo de la justicia federal. El jefe de gobierno está atrapado por la influencia de Bullrich y Macri en esta interna entre halcones y palomas del Pro.

La disputa política entre oficialismo y oposición con la educación como rehén, la liberación de las patentes de las vacunas y la designación de jueces afines a uno y otro lado de la grieta fueron algunos de los temas que hablamos en Antes que se acabe el mundo, el programa de radio de Marcha en Trilce Radio, con Myriam Bregman, dirigente del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), legisladora porteña y abogada.

Como profesional del derecho, ¿tiene lugar lo que está haciendo Rodríguez Larreta?

Si vos en la Facultad de Derecho querés rendir un parcial con lo que dice Larreta y sus ministros, seguro te desaprueban. Jurídicamente, lo que dicen es una barbaridad absoluta. Tal barbaridad, que hace un tiempo hicimos una medida cautelar en la justicia contenciosa de la Ciudad contra el protocolo de uso de armas de fuego de Bullrich. Algo parecido a lo que hicieron estos padres que fueron a la justicia de lo contencioso en la ciudad contra una norma federal. Bueno, el juez de primera instancia nos dio la razón, el gobierno apeló aduciendo que era inadmisible que una norma federal sea cuestionada en los tribunales locales y la Cámara, la misma que ahora dijo lo contrario, dijo “pero qué barbaridad, cómo se les ocurre a la justicia de la ciudad cuestionar una norma de carácter nacional”.

Exactamente lo inverso. Estos tres jueces recientemente asumidos vuelven a decir ahora algo en un sentido totalmente inverso. Ahí tenés una primera contradicción enorme. Segundo, a vos en la Facultad de Derecho algo que te enseñan rápido en procesal es que si un tribunal interviene primero y encima es superior que el otro, la causa queda radicada ahí. Después si alguien va, por ejemplo estos padres, y no sabía que la causa estaba radicada con competencia de la Corte (Rodríguez Larreta ya había radicado una causa allí), el juez al que le llega la causa debe decir que es incompetente porque hay un tribunal de otra jurisdicción, y encima superior, que ya está interviniendo.

Es una barbaridad jurídica por donde lo mires, que en lo único que se explica es que para eso nombraron a estos jueces amigos, para después tenerlos como un menú de opciones cada vez que lo necesitan para sus causas políticas.

Los jueces que fallaron en la justicia porteña (López Alfonsín, Pieragini y Macchiavelli) forman parte de la mesa judicial del Pro, pero no llegaron ahí solos. Esta semana Paz Rodríguez Niell, en una entrevista con Ernesto Tenembaum, dijo que el Frente de Todos acompañó sus designaciones cuando se votó en la Legislatura. No por convicción sino por acuerdos para repartir los juzgados. ¿Esto es así? ¿Cómo funciona?

Fue así, hace 7 meses, con la composición de la Legislatura actual. Lo digo porque después yo escucho algunos legisladores que son súper combativos en los medios. Tal vez hay que ser menos combativo en los medios y un poco más en los lugares donde Larreta discute el poder. Porque lo votaron todos, solo la izquierda no avaló este acuerdo. El resto, todo el peronismo, todo el Frente de Todos, todos los radicales y todos los de Cambiemos los votaron. Yo a veces escucho a algunos que son muy cocoritos en los medios de comunicación o que vienen a renovar la política y después veo los mismos acuerdos de siempre.

¿Esto es una lógica de repartición de cargos que se da entre espacios políticos?

Categóricamente. A nadie se le puede ocurrir que López Alfonsín, que se vive sacando fotos con Laura Alonso, pueda ser un juez imparcial para atender un asunto que tenga que ver con Rodríguez Larreta. Machiavelli es la hermana de un funcionario de Larreta. Es raro que digan que vienen a renovar la política y voten esos jueces.

Detrás de todo esto hay algo central: las condiciones del sistema educativo en general y las escuelas en particular. La ciudad recortó el presupuesto en 10 puntos desde el 2007 para acá (27 a 17%), intentó cerrar profesorados (la creación de la Unicaba), entregaron viandas podridas, hay 20 mil vacantes no garantizadas por año y todo indicaría que el año pasado Larreta no lo aprovechó para acondicionar las instituciones para la presencialidad. ¿Cuál es el estado real de las escuelas donde deben asistir niñes, docentes y personal no docente?

Educación es uno de los rubros que se viene recortando. En el último presupuesto lo que más se recortó fue en infraestructura escolar, que es exactamente lo que hubiese evitado graves consecuencias de la pandemia, porque los cursos superpoblados y demás es uno de los grandes motivos por los cuales no puede haber clases presenciales. Esto lo venimos denunciando desde hace muchísimo tiempo y por supuesto jamás fuimos escuchados y escuchadas.

Cuando protestamos contra la Unicaba nos reprimieron en la puerta de la Legislatura, lo pueden encontrar en cualquier medio. Ahora de golpe esta derecha que viene gobernando la Ciudad de Buenos Aires hace tantos años se transforma de un momento a otro en defensores de la educación. La verdad es que no es muy creíble y tiene que ver con lo que mencionamos antes. Tiene que ver con un terreno en disputa con el gobierno nacional que no toma ninguna medida en serio porque tampoco es que el gobierno nacional hace un acuerdo con todas estas telefónicas que nos roban día a día con los planes de celular, con los planes de telefonía, y liberó los gigas y “wi-fi gratis para todo el mundo”, como se decía en algún momento en alguna provincia, y todos los chicos van a tener sus clases con solo acreditar que están en edad escolar, van a tener conexión gratuita.

Ni un gobierno ni el otro se están encargando de garantizar las condiciones mínimas para que haya verdaderamente la posibilidad de conectarte desde tu casa, que los chicos puedan seguir las clases virtuales. Entonces ponen a docentes y padres todos los días en medio de una situación terrible. O van presencial y se arriesgan, porque la verdad que el nivel de contagios es altísimo en las escuelas y en los lugares de trabajo, o te quedas en tu casa y no tenés las condiciones de acceso para la conectividad.

Hoy, precisamente, junto con Alejandrina Barry presentamos un proyecto en la Legislatura, sin mucho ánimo de que nos dieran bolilla, pero como mínimo para plantear la discusión y mostrar dónde están las necesidades escolares. Es que hoy los chicos podrían tener reforzado el plantel docente, que es lo primero que tenés que hacer para tener conectividad y disponibilidad de horarios. Después que tengan todos los elementos técnicos y tecnológicos necesarios y tercero que tengan acceso gratuito a Internet. No puede ser que en un año y pico no pudieron prever absolutamente nada.

Entonces, es un problema histórico pero también es un problema actual. Y después está el problema de la educación, que desde el gobierno de Carlos Menem nadie se animó a tocarlo, se transfirió sin beneficios de inventario a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires. Desde Nación parece que les da sólo para suspender las clases y ninguna otra cosa. 

Se mencionó en algunos medios que esto fue la presentación de Rodríguez Larreta como candidato a las elecciones presidenciales de 2023. ¿A vos te parece que hay una intencionalidad política detrás de toda esta discusión, donde quedan en el medio docentes, niñes y padres?

Sí, estoy convencida. Primero, porque lo veía a Larreta últimamente muy “apretado” por su propia interna, entonces me parece que quiso mostrarse duro para que la dureza no quedara toda en manos de Patricia Bullrich o Mauricio Macri. Hay un problema de disputa interna. Después que tuvieron habilidad, de estas que se crean en un estudio de marketing, porque la derecha viene instalándose durante la pandemia con grandes temas. Por ejemplo, se plantaron con Vicentín y el gobierno retrocedió.

Vienen bastante envalentonados. Porque se plantaron en varias y lograron que el gobierno de Alberto Fernández retrocediera. Y ahora toman casos muy populares. Es la primera vez que toman una bandera que es popular: la educación. No es para defender a un empresario corrupto como Vicentín o la ley antivacunas, esas cosas reaccionarias y terraplanistas. Se plantaron para enfrentar al gobierno nacional en un tema que es muy sentido y muy popular. Por eso me animo a responder que sí, me parece que es el inicio de la campaña electoral.

Al día de hoy, jueves 22 de abril, tenemos un récord de muertos a nivel país, 537 personas pero según el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, todo indica que nada genera nuevos contagios. Hace unos días La Nación publicó una nota donde Daniel Gervini, un matemático egresado de la UBA, actualmente trabajando en Wisconsin, proyectaba 10 mil casos diarios ahora en mayo. ¿Qué está haciendo el Gobierno de la Ciudad para enfrentar la pandemia?

La respuesta es sencilla: nada. También debo ser sincera y tener una mira completa en esto. El FMI le prohibió a Alberto Fernández que aumente en gasto social y eso es lo que está haciendo. Es inexplicable que en este momento no haya un IFE, una ayuda mínima que no le alcanzaba a una familia para vivir ni una semana, ni esa ayuda le permite el FMI. Biden aumenta el gasto social y acapara vacunas, pero a través del FMI le impone a otros países, especialmente a la Argentina, que por herencia macrista tenemos este acuerdo infame con el Fondo, que no puede hacer nada de eso.

¿No les parece que Argentina necesita ya un IFE acorde a la canasta básica para que todas las familias puedan elegir quedarse en casa? A quedarse en casa para empezar, porque no te podes quedar si tenés que salir a trabajar, hacer una changa o cumplir en un trabajo precarizado donde no tenés una mínima licencia. Me parece que es una situación muy grave y la Ciudad de Buenos Aires es la más rica y tiene el presupuesto más alto del país.

Esta semana nos enteramos de que la planta de Richmond va a estar produciendo la vacuna Sputnik V en el país. Ustedes vienen reclamando desde hace tiempo la liberación de las patentes, ¿Qué están exigiendo desde el FIT?

Vengo del Ministerio de Salud, donde pedimos una reunión y lamentablemente no nos la concedieron, con la ministra Carla Vizzotti, porque nosotros queremos discutirlo en el Congreso. Hemos presentado un proyecto y se supone que allí deberíamos estar discutiendo estas cosas.

Primero, creo que la Argentina tiene que cortar unilateralmente con todos los acuerdos comerciales porque hay una situación que así lo amerita, de emergencia sanitaria. Hay una causa mayor para hacerlo en este momento y romper con los acuerdos que te imponen las patentes, incluso en todo el país se está pidiendo y la OMS (Organización Mundial de la Salud) lo está pidiendo. Argentina y toda la región deberían ya mismo tomar una medida como esta y apropiarse de ese conocimiento que es conocimiento, y financiamiento, de los Estados.

Y segundo, el acuerdo que han hecho para la Sputnik V demuestra lo que venimos diciendo desde el Frente de Izquierda, que las vacunas que se hacen en Garín se pueden envasar en Argentina y que hoy podríamos tener a toda la población vacunada. Porque se fugaron 44 millones de dosis. Con eso vacunas a toda la población de Argentina. Pero no lo tenemos porque se respetan los negocios privados.

Antes que se acabe el mundo se emite todos los jueves de 19 a 20 horas por Trilce Radio, con la conducción de Agustín Bontempo e Ignacio Marchini y la producción de Maru Waldhüter y Macarena Martínez.