Negocios inmobiliarios y fútbol: apuñalaron a militante de Boca es Pueblo

Por Nadia Fink

Ayer por la tarde, en medio de una asamblea en la que se discutía el destino de los terrenos de Casa Amarilla, punteros del PRO irrumpieron con armas blancas y a los golpes. Dos heridos y una discusión literalmente cortada dejó la violenta acción de quienes defienden que Boca deje de ser del pueblo.

Durante la tarde de ayer se realizaba una asamblea del Consejo Consultivo de la Comuna 4 (que abarca los barrios La Boca, Barracas, Nueva Pompeya y Parque Patricios) en la Sede Comunal. La idea era plantear la discusión sobre el destino de los terrenos de Casa Amarilla: el predio que hoy sirve de espacio verde para el barrio y que fue pensado por vecinas y vecinos como un proyecto de viviendas populares (en un barrio donde no abundan), es codiciado por las diferentes presidencias de Boca para hacer lo que hoy se conoce como “estadio shopping”; es decir, con tiendas, restaurant, paseo de compras, etc. incluidos.

El tema es álgido desde hace un tiempo largo y la ausencia de fuerzas policiales ayer, en un lugar público con más de 300 personas, tuvo aroma a zona liberada. Desde la organización Boca es Pueblo emitieron un comunicado en el que explican lo sucedido:” Al momento de intentar plantear este tema [la venta de los terrenos], una patota que responde a un puntero del PRO (y no integrantes de la barra como informan los medios) comenzó a agredirnos física y verbalmente. Uno de ellos sacó un objeto cortante con el que hirió gravemente en la garganta a un compañero de Boca es Pueblo. Además a un militante del barrio le dieron un culatazo en la cabeza dejándolo inconsciente. Ambos constituyeron claros intentos de homicidio”.

Según informaron posteriormente desde Radio Gráfica (la Cooperativa que funciona en el edificio de Gráfica Patricios, en La Boca) se trata de Matías Scinica, de Boca es Pueblo, y de Fernando Abal Medina, militante de la Agrupación Peronista Descamisados y hermano del Senador Nacional Juan Manuel Abal Medina, respectivamente. “Ambos están internados en el Hospital Penna y Hospital Alemán, respectivamente, fuera de peligro a pesar de las lesiones”, informó Radio Gráfica.

“El presente es de lucha, el futuro es nuestro”

Cuando la agrupación Boca es Pueblo hizo su presentación oficial, a fines del año pasado, uno de los temas que se destacaba en sus proyecciones era el de pensar el trabajo en conjunto con las y los vecinos sobre la problemática habitacional y el derecho a la vivienda digna. Además del intento de correr a quienes residen, a partir de incendios intencionales en el barrio, también el club de sus amores estaba en medio de la disputa: “La problemática de vivienda también está ligada al club, ya que en estos momentos hay intenciones del Gobierno de la Ciudad de venderle los terrenos de Casa Amarilla a Boca para hacer un estadio shopping; es decir un lugar inaccesible para los sectores que tradicionalmente sostuvieron al club. Un espacio territorial que bien podría estar destinado a la construcción de viviendas de uso social, por las necesidades habitacionales que las actuales políticas de gobierno ignoran sistemáticamente. Un barrio sobre el que parecen recaer claras intenciones de volverlo ajeno a sus habitantes”, detallaban en aquella oportunidad. (http://www.marcha.org.ar/nos-juntamos-para-proponer-que-boca-vuelva-a-ser-un-club-popular/)
El compromiso siguió creciendo y este 24 de marzo pasado los encontró en la Plaza de Mayo, reivindicando a las y los 30.000 desaparecidos. En esa oportunidad conversamos con Pablo Rodrigo y Pablo, que nos contaban: “Estamos acá, por ser parte de una organización del campo popular, por ser hinchas de Boca. Nosotros también sufrimos una parte de la represión que también es Mauricio Macri y el macrismo, que desde 1995 priorizó a los poderosos, a las empresas, a los hoteles. Su deseo es que las clases populares, que siempre fueron de Boca, queden excluidas y que Boca sea una empresa multinacional como lo es Barcelona, Real Madrid, Paris Saint-Germain, Arsenal… y la idea, además, es construirlo en un lugar público”.

Esa represión a la que se refirieron Rodrigo y Pablo el 24 es la que sufrieron en forma directa ayer y de la forma más cobarde e impotente: ante quienes se organizan, intentan ser la voz de vecinas y vecinos que pelean por sus derechos, si la respuesta no llega con dinero, acuerdos, o silencios ahí están los personajes –“que responden a punteros del PRO en La Boca y Villa 21-24”, según el comunicado de la agrupación– que hacen de fuerza de choque: cuchillos, gritos, sillazos; la fuerza en grupo y el amedrentamiento desmedido.

Por la noche tarde, y con los dos heridos fuera de peligro, el comunicado de Boca es Pueblo cerraba: “Hacemos responsable al Gobierno de la Ciudad de la integridad física de nuestro militante. Exigimos que aporte las pruebas necesarias para esclarecer lo sucedido (cámaras de seguridad, registro de los participantes, etc.)”. También apuntan que hay que estar “alertas y movilizados”… lo que parece un signo de los tiempos que corren.