No nos callamos más: ¡El taller de escrache es un hecho!

En el marco del 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y No Binaries en La Plata, Territorio Querandí, se realizó por primera e histórica vez el taller de escrache.

Por Ariell Carolina Luján / Foto: Patricia Fuentes

Se dio en la Facultad de Ciencias Exactas y fue uno de los talleres más convocantes del Encuentro Plurinacional, asistieron más de 200 personas y tuvo que desdoblarse en dos aulas. Este taller, fue el número 75 en la grilla de #SomosPlurinacional y la charla número 8 en la del #ENM.

Fue presentado por la comisión autoconvocada de No Binaries, Disidencias y Originaries Autónomxs, junto a 12 propuestas más que buscaban la profundización e inclusión de las problemáticas que atraviesan las identidades disidentes. Luego de varios meses de debate en asambleas y plenarias, la comisión del #ENM resolvió de forma arbitraria que el taller de escrache debía ser una charla. La excusa fue que debía exponerse la temática porque es nueva para muchxs. Pero la cantidad de asistentes y la profundidad de las exposiciones explicitaron que el #Escrache es una herramienta de los feminismos contra el silencio, la complicidad y la inoperancia del sistema jurídico y el aparato estatal.

Los talleres son el punto de encuentro donde confluyen distintas experiencias y acciones al respecto de la temática que se elija. Junto a la comisión de talleres de #SomosPlurinacional coordinamos abrir los espacios denunciando las violencias y censuras que atravesó el encuentro este año, así que abrí explicando cómo sería la dinámica y expresando que este taller fue pensado para profundizar en la herramienta del escrache a machos, estos son, varones biológicos que jamás se replantearon sobre las violencias misóginas que ejercen y reproducen a través de este privilegio. No a identidades disidentes, no a menores, no a mujeres, esas son temáticas que deben ser profundizadas de forma separada y analizadas desde otras ópticas. El escrache es al macho y al mundo macho.

Luego leí los disparadores del taller y me detuve a profundizar en dos puntos cruciales: amenazas, contra denuncias, carta documento y represalias de los violentos y separatismo, 16:00 hs abrimos la ronda de taller, se dieron 5 minutos por persona y hubo 25 exposiciones.

La problemática rondó fuertemente en el ámbito docente, ya que luego de la denuncia de Thelma Fardin, hubo una nueva ola masiva de escraches. En las escuelas es donde se agudizan las problemáticas frente a la falta de protocolos y la implementación de la ESI. Muchxs docentes expresaron su preocupación ante la falta de herramientas, se preguntaron sobre cómo actuar cuando los abusos y violencias se dan entre menores de edad y se compartieron distintas formas de abordaje que enriquecieron a toda la comisión. También se escucharon experiencias de visibilización, denuncia y acompañamiento, destacando la importancia de generar redes de apoyo por fuera de las instituciones, y remarcando la importancia de sabernos en construcción de una justicia transfeminista que no dependa únicamente del aparato judicial, sino también de todo lo que podemos crear y transformar entre nosotres.

Aprender a escuchar, a comprender y empatizar, también a poner y ponernos límites, se habló sobre las secuelas que dejan las violencias y abusos y cómo cada unx encontró la forma de convertirlo en fortaleza y autodefensa. También fue un momento de escrache, donde compañeres nombraron a abusadores de colegios, facultades, espacios laborales y contaron las tediosas encrucijadas que debemos sortear cuando se trata de no callar más. Los silencios de directivos y el sistemático encubrimiento que hace que aún gocen de impunidad, fueron algunos de los puntos de encuentro para quienes allí estuvimos. También hubo algunas contradicciones y tensiones sobre cómo, cuándo y a quiénes acudir cuando los violentos toman represalias y sobre la distinción de las violencias.

Cerramos el taller con la lectura de la Guía de Escrache y Visibilización que escribí al cerrar el wordpress de #Yanonoscallamosmas en 2018, luego de forma esporádica se juntaron firmas para exigir la urgente inclusión del Taller de Escrache en la grilla del 35 Encuentro en San Luis, las conclusiones se dieron de forma colectiva y toda la comisión se pronunció por la Plurinacionalidad, Pluriculturalidad y con las Disidencias.

“La comisión de Escrache expresa enérgicamente que: El escrache es una herramienta política e histórica de los feminismos y transfeminismos de autodefensa y autocuidado.Ante las contradicciones y tensiones que este tema genera, urge la inclusión en la grilla oficial del taller de Escrache para seguir profundizando su análisis y acción en distintos espacios.Vemos con urgencia posicionarnos desde el encuentro por la urgente implementación de la Esi en el ámbito educativo.Somos Plurinacional, Pluriculturales y con las Disidencias”

Callarnos ya no es una opción, ¡al mundo macho le respondemos con autodefensa y organización! 

 

Guía de escrache y visibilización:

 

>Busca un espacio de terapia, la que resuene con vos, o espacios de creatividad transfeminista donde puedas apoyarte psicológicamente.

> Genera espacios de conversatorios separatistas. Urge repensarnos por fuera de la mirada de la masculinidad hegemónica. Llevar registro de estas reuniones y generar distintas posibilidades de visibilización según las necesidades de cada persona. La creatividad es fundamental, hay muchas formas de defendernos y todas son tan legítimas como nuestras ganas de librarnos de estas opresiones. Las nuevas formas nos abren un mundo de autodefensa, donde todas las herramientas son auténticas cuando se transforma la opresión en empoderamiento, vídeos, stencil, etc.

> Utiliza el hashtag #Yanonoscallamosmas, y la proclama para la creación de blogs y WordPress. Ejemplo: “yanonoscallamosmasmendoza”, aprovechando la visibilidad que ganó en las redes. Generar nuevos hashtag o proclamas.

> Genera prevención sobre violencias futuras. Bloquear de nuestras redes a toda persona amiga o familiar del violento, cambiar el número telefónico si es necesario, no contestar mensajes amenazantes o indagatorios, sacar capturas de pantallas y guardarlas en un drive o memoria por fuera de la computadora o celular.

> Acompañar es escuchar y brindar las herramientas concretas que tengamos o busquemos según cada necesidad.

> Toda enunciación tiene la misma relevancia. Toda violencia cala profundo y se manifiesta de formas particulares, el abuso psicológico no es menos grave que una violación, un acoso no es menos grave que un golpe. Esto quiere decir que todos los machos son escrachables, no hay una vara que mida quien más o menos, eso es elección individual de cada une, somos dueñes de nuestras historias y ninguna persona puede medir nuestras vivencias.

> Visibilizar siempre en primera persona. En el caso de saber sobre un violento se puede difundir el nombre del sujeto de boca en boca, evitando la exposición de lx sobreviviente. ¡No decidas por le otre!

> El método más cuidadoso es la Alerta, que consta en publicar la foto del violento junto a su nombre, apellido, edad, los espacios donde trabaja y se mueve, y un breve texto sobre lo sucedido, sin entrar en detalles.

Los testimonios pueden trabajarse en grupalidad, si expones tu historia en la web debes saber que pueden revictimizarte de formas muy violentas, ármate ante esto, la finalidad es empoderarnos y no aumentar el grado de traumatización.

> El anonimato es la herramienta de autodefensa que nos protege de futuras represalias. Y es la forma más adecuada que vemos frente a las contra denuncias que los machos efectúan con apañe del sistema judicial. Esperamos que esto deje de suceder, pero mientras tanto, debemos proteger nuestra identidad si no hay denuncia previa.

> Exigir posicionamiento. Si una institución les convoca para conversar, llevar grabadoras o celulares para filmar, y exponerlo a la vista de todxs lxs presentes, esta es una herramienta de autocuidado que sitúa al otrx en un lugar de respeto obligado cuando nos quieren amedrentar.

> Los violentos pueden tomar represalias. La cofradía de los machos se autoorganiza. Pueden enviar cartas documento, que no tienen valor legal y pueden o no ser respondidas; también pueden denunciarnos por “calumnias e injurias”, “testimonio falso”, “lucro cesante” u otras figuras del código penal que avalan silenciarnos. Ante esto debemos estar informadxs, buscar abogadas feministas con las cuales te sientas cómodx. Escucha muchas voces, toma tus propias conclusiones y confía en vos. ORGANÍZATE!

Si bien muchas de estas denuncias no llegan a término y debería estar prohibido en el marco de violencias de género, el eje que sostendrá este proceso será la construcción de nuestra seguridad, por eso es fundamental el sostén que tengamos alrededor para enfrentar a estos sujetos que junto y através al aparato judicial buscan hostigar, aleccionar y callar nuestras voces.

Justicia es estar informades sobre todas las alternativas disponibles y tomar las decisiones desde ese lugar.

Los violentos también pueden presentarse en las reuniones, conversatorios, domicilios o espacios donde nos movamos, ante esto es importante previamente estar conectadxs. Avisar inmediatamente, exponer al violento ya sea gritando, por micrófono, filmando o llamando a la policía, esto último es lo menos recomendado y solo se utiliza en casos extremos. Si necesitas una perimetral o algún efectivo judicial que intervenga para alejar al violento, exige que sea personal femenino sí o sí y utiliza lenguaje feminista al hablar. Saca tu voz fuera o pide a alguien que hable por vos. Cuando ven que sabemos nuestros derechos y exigimos que se cumplan con determinación tienen otras formas de operar.

>Cuando llames al 911 para que vengan a tu domicilio, exige personal femenino si o si.

> Si elegís hacer la denuncia, recomiendo llamar a la Unidad fiscal de la Mujer UFEM, y que desde este espacio te den información. Andá a las comisarías de la mujer de tu barrio o a los centros de asistencias a las víctimas, siempre acompañada por más de una persona que te generen valentía, fortaleza, y ayuden en los momentos que no podes hablar. A estas instituciones debemos ir segurxs, ellxs deben responder a nuestras necesidades. No estás haciéndole un favor a nadie y no tienes la culpa de estar allí.

Pedí copias de todos los trámites, tomá número del expediente, anotá nombres y apellidos de quienes te atienden, saca fotos de las oficinas. Infórmate, no tengas miedo a ser contundente y exigente, tu vida está en juego, defiéndete. Si vas con unx abogadx feminista siempre es mejor. No aceptes revictimizaciones de ninguna índole, filma y expone a quienes te maltraten ¡No te quedes calladx!     Armate de una grupa que te contenga, busque soluciones, acompañe y actúe en conjunto con vos. Nunca dejes todo en “manos del sistema judicial”. La justicia se construye personal y colectivamente, la reparación no vendrá de ninguna institución. 

>Con respecto a las “pruebas”, la más valiosa es tu palabra, no te abrumas, mantén tu calma y ve buscando conversaciones, fotos, chats y testigxs a tu ritmo.

>Pide todas las medidas cautelares, no aceptes dilaciones, exige un botón antipánico y perimetral. Recuerda que si se comunica con vos vía mensajes de texto, whatsapp, facebook o telefónicamente está rompiendo la medida y cometiendo un delito, exige que lo detengan!

>Pide que te den la información sobre el centro de – Orientación a la víctima-, tiene que haber, es tu derecho tener asistencia social y psicológica en el marco de violencias de género. Que se sumen a la causa, tienen que acompañarte en todo el proceso judicial hasta finalizar y levantar actas cuando sufres un maltrato, por ejemplo en una pericia psicológica, que suele ser algo común.

Confía en vos. Sentir miedo y tristeza es parte y NO ESTÁ MAL, respira, confía. Vos podés defenderte. 

 

#34EPMLTTBNB

#Yanonoscallamosmas

#Somosplurinacionalydisidente

#34Encuentro

#LaPlata2019

#DiversesyPluriculturales

#TerritorioQuerandí