“Nos impusieron una política extractivista como única salvación y hoy vemos que no lo era”

Por Sebastián Saade

El derrame de cianuro en la cuenca del rio Jáchal, consecuencia de la rotura de un caño en la mina Veladero explotada por la empresa canadiense Barrick Gold, puso al descubierto la complicidad de un amplio abanico de actores políticos y empresariales con la explotación minera a cielo abierto.

Este desastre ambiental, tantas veces anunciado por las asambleas de vecinos, organizaciones sociales y algunos pocos intelectuales y políticos, se terminó transformando en una triste realidad, donde salta a la luz cómo una delgada línea traza la lucha por la vida o la muerte, el agua o el oro.

Distintos actores expresan sus historias de  vida, que van en algunos casos de trabajadores que luchan contra este tipo de minerías, políticos con pretensiones presidenciables  que defienden la megaminería como símbolo de progreso, y organizaciones sociales que apoyan la lucha del pueblo sanjuanino incluso juntando entre vecinos de otras localidades agua potable para el pueblo de Jáchal.

Otra vez, el derrame de cianuro

Fredy Espejo, quien se desempeñó como supervisor de medio ambiente de la Barrick Gold hasta, expresó  a la radio de Esquel FM Kalewchwe, que son dos millones de litros de agua cianurada los que se volcaron sobre el rio Jáchal.

A su vez, manifestó que “allá por 2001 fue la primer denuncia que hice por contaminación con agua cianurada al rio Jachal, por esa razón fui despedido. Desde entonces veníamos diciendo lo que estaba pasando, que varias veces se rompió la membrana y como no teníamos pruebas no podíamos hacer la denuncia concreta”.

Al ser consultado sobre las anomalías que había encontrado, Espejo expresó que habían encontrado sapos y peces muertos. Además, relató que ya se trabajaba en ese entonces con plantas pilotos y con cianuro. “Actualmente tenemos un censo de la población de Jáchal de las enfermedades que produce el cianuro y los metales pesados, donde tenemos una gran cantidad de personas enfermas”, expresó el ex Supervisor de Medio Ambiente en la mina Veladero.

La minería sustentable, Gioja y Scioli

El principal candidato a la presidencia, Daniel Scioli, salió a defender al gobernador de San Juan Jose Luis Gioja luego de las críticas recibidas y de la co-responsabilidad de la cual se lo acusa, producto del derrame. Scioli, en un nuevo acto de afirmación dubitativa, expresó que “es importante que rápidamente el Gobierno sanjuanino y la Justicia hayan intervenido. Ya se está normalizando la situación y despejándose los riesgos y las dudas”, acerca de la fuga de solución cianurada ocurrida el domingo 13 en la mina Veladero.

En el rol de nuevo líder del peronismo, Scioli manifestó su “coincidencia con la visión de una minería sustentable dentro de la agenda de desarrollo” y destacó que “ha demostrado la responsabilidad y la determinación de la presencia del Estado”. En un nuevo acto de irresponsabilidad política, y lejos de criticar el rol que juega la multinacional canadiense, planteó que la responsabilidad social empresaria da sustentabilidad ambiental y que lo ocurrido en la mina Veladero fue verificado por un Estado presente, donde se determinó que la situación no presentaba riesgo.

El pueblo jachallero resiste, a pesar de Naciones Unidas

Domingo Jofré, de la “Asamblea Jáchal no se toca”, fue consultado por Marcha cuando resistieron a comienzos de año la instalación de una mina de uranio. Ahora volvemos a escucharlo en el cierre de una masiva asamblea popular leyendo un emotivo documento conocido como el “Manifiesto Jachallero”, donde plantearon la resistencia del pueblo sanjuanino contra la minería a cielo abierto.

Jofré expresó que en nombre del progreso “alguna vez nos construyeron represas para garantizar el agua de nuestras tierras y no nos hicieron los canales, no nos hicieron la red de riego; nos construyeron un hotel en La Ciénaga, pero no permitieron que se abriera. Nos instalaron la red de gas, pero nunca la conectaron. Nos destruyeron la plaza histórica y pusieron una plaza con un piso llaneado de molde. Estamos todavía pagando una línea eléctrica industrial pero no está a nuestra disposición, nos pasa de costado. Nos declararon ciudad histórica pero nos van bajando uno a uno nuestros monumentos históricos. Nos mintieron sistemáticamente y sistemáticamente nos quebraron las economías regionales y nos quieren quebrar la dignidad. Nos impusieron una política extractivista como única salvación y hoy vemos que no lo era, es todo lo contrario, es devastación y es saqueo”.

Por su parte, el ministro de Minería sanjuanino, Felipe Saavedra, presentó el resultado del informe que realizó la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) con la asistencia técnica del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). El 18 de septiembre el organismo tomó muestras de agua del Río Blanco en las localidades de Angualasto y Malimán, donde los pobladores temían porque tuviera altas concentraciones de cianuro. Los resultados del informe determinaron que no existe ningún tipo de contaminación.

Al respecto, Jofré expreso a la radio sanjuanina FM Cosmos que “estamos acostumbrados a este tipo de cosas. No nos olvidemos de que la organización de las Naciones Unidas le dio hace unos años a la Barrick Gold las normas ISO 9001 por su excelencia en el manejo del medio ambiente, el gobernador (José Luis Gioja) dice que se hicieron bien,  Saavedra es un funcionario que mantiene su cargo a pesar de todo lo que ha pasado en su área durante todo este tiempo”.

La suspensión de actividades no fue tal

El miércoles 16 de septiembre el Juez de Jáchal dio lugar al amparo presentado por los vecinos y ordenó suspender las actividades en el yacimiento Veladero de la empresa Barrick Gold. El amparo firmado por el Juez Ortija estableció: “Suspéndase el proceso de lixiviación que se realiza en la mina Veladero por el término de cinco días, plazo este en el que se deberá acreditar por parte de la empresa y constatar por el consultor técnico designado por este tribunal y demás organismos de control, el funcionamiento seguro del proceso de lixiviación reseñado.

Diez días después del derrame de cianuro, el mismo Juez Ortija decidió levantar la cautelar que impedía a la empresa minera Barrick Gold operar con cianuro en el emprendimiento de Veladero. Al respecto, en un comunicado de prensa emitido por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Greenpeace y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas (AAdeAA) manifestaron su “profunda preocupación” por la resolución.

Por su parte, el presidente de  la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, Enrique Viale,  planteó que “en San Juan todo puede pasar como por ejemplo que a 24 hs de conocerse que fueron 1 millón los litros de cianuro derramados sobre la cuenca del Río Jáchal un Juez tome la decisión de levantar la medida cautelar desconociendo los principios preventivo y precautorio que son la columna vertebral del Derecho Ambiental”. A su vez destacó que  “la estrategia coordinada por Barrick y el Gobierno de Gioja es instalar la teoría de que `ya está`, `no pasó nada` cuando estamos ante uno de los peores desastres ambientales mineros de la historia argentina”.

Mientras el pueblo de Jáchal lucha por la vida y por el agua, y cuando asambleas de vecinos de otras provincias como “No a la Mina – Esquel” realizan colectas de agua potable para enviar al pueblo sanjuanino, las empresas mineras multinacionales encontraron el apoyo de la justicia y el poder político por el lobby realizado.

No solo la justicia sanjuanina habilitó a la minera canadiense a proseguir con el saqueo de los recursos naturales sino también, el secretario de minería Jorge Mayoral expresó que la promoción en materia minera “es política de Estado” para la administración kirchnerista.