#NoTeDejesAjustar: Se lanzó la Campaña Nacional contra el Ajuste

Por Agustín Bontempo@agusbontempo y Francisco Farina@panchofarina / Fotos por Oscar Alerta

Ayer se lanzó la Campaña Nacional contra el Ajuste frente a las puertas del INDEC, en el marco del anuncio del nuevo Índice de Precios. Marcha dialogó con militantes de las organizaciones convocantes.

Aunque los bolsillos de las y los trabajadores indiquen lo contrario, parece que la inflación de mayo fue del 4,2%. Esa es la cifra que arrojó el nuevo Índice de Precios al Consumidor (IPC), en su nueva aparición luego de 6 meses de descanso.

En el mismo momento que se conocía el anuncio, miles de personas se congregaron frente al Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en el centro porteño, en lo que fue el lanzamiento de una campaña contra el ajuste. La Corriente de Organizaciones de Base La Brecha, el Frente Popular Darío Santillán, Izquierda Revolucionaria, Frente por la Unidad Guevarista, y otras organizaciones componen esta campaña.

_MG_2152

Organizados frente al ajuste

A solo 6 meses de asumir el gobierno que encabeza Mauricio Macri, la embestida frente a las y los trabajadores y los sectores populares ha sido tal que no se necesita ser un analista económico para notar lo complejo de la situación. Ya hay más de 150 mil despidos, 375% de aumento en agua, 300% en gas, más del 400% en electricidad, 100% en transporte y, como contrapartida, salarios que quedan cada vez más chicos frente a una inflación que oscila el 40% y unas paritarias que no alcanzan ese porcentaje. “El crecimiento en un 32% de la pobreza se traduce en 1.400.000 nuevos pobres, 350.000 indigentes nuevos”, explicó Facundo Lovera, militante del Frente Popular Darío Santillán, a Marcha. “El gobierno sigue una política que genera que por día se despidan a 1000 personas desde que comenzó su gestión”, agregó.

Por su parte, Sebastián Zubizarreta de la Corriente de Organizaciones de Base La Brecha, afirmó que “El contexto es claro: mientras el gobierno sigue precarizando nuestras vidas, imponiendo techos salariales en las negociaciones paritarias, aplicando un tarifazo que no nos da respiro, al mismo tiempo avanza con medidas para favorecer a los empresarios amigos y a las multinacionales”.

Con ese soporte social, diversas organizaciones y movimientos políticos y sociales, impulsaron la Campaña Nacional contra el Ajuste que tuvo su puntapié ayer cuando a partir de las 14.30 comenzaron a congregarse cientos de personas en Plaza de Mayo para luego movilizarse a las puertas del INDEC. También, en su comunicado de prensa, explicaron que este proceso de ajuste “se combina con represión a manifestaciones en diferentes partes del país, como en Mendoza, Tierra del Fuego, La Plata, Santiago del Estero, o como sucedió con los trabajadores de Cresta Roja, entre otros ejemplos”. “Esta política de criminalización de la protesta tiene por objetivo acallar el ya inocultable malestar social”, agregaron.

Merodeando las 16 horas y ante la inminencia de la difusión del nuevo IPC, las más de mil personas allí presentes alzaron su reclamo contra el ajuste feroz que el gobierno viene imponiendo a las y los trabajadores, mientras las empresas de servicios siguen cobrando subsidios millonarios o se decide que las mineras y el sector agrario reduzcan sus compromisos impositivos para que la balanza económica se incline hacia un solo lado. Según Lovera “para las y los laburantes esto se traduce en que no podemos llegar a fin de mes, los costos de vida comienzan a subir y no llegamos a la canasta básica”. Las dificultades se expresan en todos los ámbitos de la vida cotidiana: “no podemos pagar el alquiler, ni los viáticos para poder llegar a nuestro trabajo o los útiles para el colegio de nuestros hijos”, además narró cómo lo viven las organizaciones sociales en sus trabajos comunitarios, “nuestras organizaciones comienzan a recibir en los comedores y en los merenderos muchísimas más personas que no pueden costear su alimentación diaria”.

_MG_2180

Pancartas y banderas, volantes, micrófono y parlantes, le daban color a una jornada que apunta a ser una bisagra en el panorama político de nuestro país. Un hombre subido a una grúa y hablando de cara a los funcionarios que anunciaban números que distan de la realidad. “Todos los días vemos cómo los distintos gobiernos -el nacional y el provincial- vienen demostrando su objetivo: gobernar para los ricos. Esto, en la práctica, es a costa del sufrimiento de las y los trabajadores”, denunció Lovera.

_MG_2154

Lo que viene

Más allá del color de la jornada y de la muestra de organización y unidad de diferentes espacios, hay dos cuestiones importantes a destacar. Por un lado, el inicio del famoso segundo semestre que traería inversiones y prosperidad para el pueblo pero que, sin embargo, se presenta como un apuntalamiento de las políticas sectarias y para ricos que viene impulsando el macrismo. “Para nosotros y nosotras la situación es clara, porque cada día hay más protesta, más reclamos, más movilizaciones. El ajuste nos pega a todos los trabajadores por igual y la manera de frenarlo es organizarnos y enfrentar al gobierno en las calles, en nuestros puestos de trabajo y con nuestra militancia diaria”, enfatizó Zubizarreta.

Por otro lado, la necesaria aspiración de alcanzar un compromiso que exceda al mundo de la militancia y la política. Es verdad, la campaña es fuertemente promovida por organizaciones sociales y políticas. Pero es mucho más cierto que no habrá futuro próspero para las y los trabajadores si no comienzan a presionar al macrismo con actos de rebeldía y resistencia, mostrando un descontento que debe alcanzar resultados mucho antes que la próxima experiencia electoral el año que viene.

Según Zubizarreta, “Esto es una etapa más de una campaña que venimos desarrollando hace unos meses y que se extenderá por todo el país todo el tiempo que sea necesario hasta que el macrismo, que no ha tomado ni una sola medida en beneficio del pueblo trabajador, detenga este abuso y apriete de nuestras vidas. Ya no se trata de llegar a fin de mes, sino de poder comer. Un millón y medio de nuevos pobres y casi 150 mil despidos son motivo suficiente para no bajar los brazos”.

“A lo largo y ancho del país crecen las protestas, la propuesta es organizar la bronca y parar el ajuste en la calle”, explican desde las organizaciones convocantes; la Campaña Nacional contra el Ajuste podrá calar fuerte en las decisiones gubernamentales si la bronca se organiza y se transforma en protesta.

_MG_2162