Nuevas estatizaciones en el transporte ferroviario

Nuevas estatizaciones en el transporte ferroviario

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció el día martes la estatización y quite de la concesión privada al Tren de la Costa y los trenes operados por la empresa brasileña América Latina Logística, por incumplimiento e irregularidades en el mantenimiento del servicio.  Los limites del proyecto oficial y los debates sobre los ferrocarriles en Argentina.

El día martes el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció el quite de las concesiones ferroviarias realizadas durante los años ‘90, al holding del grupo Soldatti (Sociedad Comercial Del Plata) operador del Tren de la Costa y el Parque de la Costa, y a la empresa brasileña América Latina Logística (ALL) operadora del ramal que une a Buenos Aires con Mendoza, y del ramal Mesopotámico.

Los argumentos esgrimidos por el ministro Randazzo se sostuvieron en una serie de irregularidades que afectaban a dichas concesiones, falta de pago del canon acordado, desinversión y falta de mantenimiento. En el caso del grupo Soldatti, desde el año 2011 el Estado se había hecho cargo del pago de los sueldos de los trabajadores, y no se abonaba el canon por concesión desde hacía 12 años, sumado a que al entrar el grupo empresarial en concurso de quiebra, buscó separar la concesión en dos. Por un lado la explotación del ramal ferroviario, considerado lo “menos” rentable, y por otro la explotación comercial del Parque de la Costa y los “inmuebles colaterales”.

En el caso de la empresa brasileña ALL, Randazzo señaló durante su exposición del día martes, que “hubo una decisión política vinculada por un lado al incumplimiento del contrato, y por el otro a reducir los costos de la logística, para que a través del transporte la producción sea más competitiva”. Por otro lado tampoco descartó el quite de futuras concesiones a otras empresas ferroviarias que aun operan, es decir Metrovías de Benito Roggio y Emepa de Gabriel Romero

La actual estatización de los ferrocarriles del Tren de la Costa y de los operados por ALL, se inscriben dentro de una creciente intervención que está teniendo el actual ministro del Interior y Transporte en dicha área.  Hay que recordar que el pasado 22 de mayo se había estatizado el Belgrano Cargas, intervenido desde octubre del 2012, y desde el miércoles de esta semana con nuevo directorio. También hay que sumar a esta lista, la quita de concesiones realizadas por el ministros de Planificación Julio De Vido  de los ramales Sarmiento y Mitre pertenecientes a la empresa TBA y otorgados a Metrovías.

“El servicio de carga hay que tomarlo en su cojunto”

Así se refería Edgardo Reynoso, delegado de la línea Sarmiento, al ser consultado por el programa Con el Pie Izquierdo de Radio Sur FM 88.3, acerca del quite de las concesiones a las empresas que explotaban comercialmente el Tren de la Costa y los trenes de carga estatizados.

Reynoso consideró que las medidas que actualmente se vienen tomando, y que más arriba se mencionan, adolecen del problema fundamental de no tomar de conjunto la problemática del transporte en Argentina.  SI bien el delegado sindical no le quitó peso a lo anunciado por el ministro del Interior y Transporte el día martes, si consideró esto insuficiente.  Ya que “hay que tomar el ferrocarril en su totalidad, que es la única manera de planificar a futuro”. Reynoso sostuvo que es necesario también insistir en el tema de los controles, ya que hoy en día se gastan millones de pesos y nadie tiene una idea clara de hacia dónde va esa plata.

“Nosotros creemos que lo de Randazzo es insuficiente, creemos que se viene apostando a sostener y mantener a los empresarios que han destruido a toda la red, que han usufructuado el erario público,  y que se han enriquecido vía subsidios”, indicó Reynoso, y apuntó como responsables a Jaime, De Vido, Luna, Schiavi, que fueron quienes permitieron “una depredación absoluta de todo el material que les fue otorgado en concesión”. Junto a esto Reynoso hizo hincapié en la necesidad de que esta quita de las concesiones ferroviarias no tiene que significar impunidad, y que es necesario revisar los incumplimientos en los cuales cayeron estas empresas y la pérdida de dinero que significaron para el Estado.

Al ser consultado sobre como creía que se podía avanzar en una mejora en los servicios y el rol ocupado por los ferrocarriles en Argentina, Reynoso insistió con la centralidad que tiene los controles que se realicen, “el control debe ser de los trabajadores y los usuarios” sostuvo, y volvió a poner sobre la mesa la cuestión de pensar al transporte de una manera integral: “No se puede pensar en el ferrocarril haciendo acciones aisladas, si no se toma todo de conjunto, con una única empresa, que tome la carga en su totalidad y el servicio de pasajeros. Que el servicio de carga pueda financiar el servicio de pasajeros”.

Bình Luận

Deja un comentario