Otro golpe para Alfredo Cuellar: “Estamos luchando contra la impunidad”

Carlos Cuellar está en estado crítico tras las quemaduras que recibió el martes 26, bajo resguardo del Servicio Penitenciario. Su padre, Alfredo, denuncia la falta de intervención de los organismos encargados.

Por Redaccion Citrica y Marcha | Foto: Marcha

Carlos, hijo de Alfredo Cuellar, referente de Derechos Humanos y de la lucha antirrepresiva, se encuentra en estado crítico tras las quemaduras que recibió el martes 26, bajo resguardo del Servicio Penitenciario en la Unidad 1 del Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza.

Igual que con su hija, “la China”, asesinada en 2012, el Servicio Penitenciario no se comunicó con Alfredo para comunicarle las novedades sobre el estado de salud de Carlos, que será trasladado al Hospital del Quemado tras haber estado en terapia intensiva en el Hospital de Ezeiza.

“Volví a ver el horror”, declaró Alfredo el martes en horas de la noche, “mi hijo tendido en una camilla con graves quemaduras en gran parte de su cuerpo y con pérdida de visión”. Eso lo afirmó en un audio de agradecimiento tras los cientos de mensajes de apoyo que recibió tras conocerse la noticia. “No hubo un médico para explicarme cómo se encontraba clínicamente”, agregó, “solo estuve rodeado del servicio penitenciario como si fuera una persona peligrosa”.

Alfredo Cuellar denunció: “nadie me dió una respuesta”. Y agregó que circuló desde la Procuración Penitenciaria un informe que afirmaba que su hijo tenía heridas leves. “Tendrían que estar acompañándome, pero no lo hacen y se basan en los informes falsos que genera el Servicio para hacernos creer que nuestros hijos no están en peligro”. Por eso, desde el primer momento exigió la intervención de los organismos encargados. 

Durante la noche de ayer, Cuellar envió un comunicado donde explicó: “La situación aún sigue siendo de un desinterés absoluto por parte de los organismos del ámbito federal quienes deberían estar acompañando la grave situación que está atravesando mi hijo. Su estado de salud es crítico, está en coma inducido, tiene problemas en el aparato respiratorio y se han negado a darnos un parte oficial, derivando esa responsabilidad al Servicio Penitenciario Federal. Estamos luchando contra la impunidad en la que estamos inmersos.” 

Cuellar aseguró que gracias al acompañamiento de la Comisión Provincial por la Memoria se logró que en las próximas horas Carlos sea trasladado al Hospital de Quemados para una adecuada atención debido a su delicado estado de salud. Finalizó su comunicado agradeciendo a todas las personas y organizaciones que se encuentran acompañándolo. “El sistema vuelve a golpearme pero todo el apoyo que recibí me hace más fuerte”, dijo Alfredo Cuellar. Y aseguró que seguirá en la lucha para llegar a la verdad.