Palpitando la Marcha de la Gorra: “¿Cuánto más? El Estado es responsable”

Por Mariano Pacheco.

En el marco de la décima edición de la Marcha de la Gorra, este año se realiza por tercera vez el ciclo La Gorra Literaria, que reúne a personas del ámbito cultural junto a los movimientos sociales.

Con una emisión especial en vivo realizada por “La luna con gatillo: una crítica política de la cultura”, que este cronista conduce semanalmente en radio Eterogenia, comenzó el jueves pasado el ciclo “La Gorra Literaria”, que reúne a activistas del ámbito cultural que se posicionan junto a los movimientos sociales. Cada noviembre, protagonizan desde hace una década la denominada “Marcha de la gorra”, quizás la movilización más importante del año en la provincia mediterránea. La Marcha es convocada cada año por el Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos y confluyen en ella el espectro político más amplio. En cada ocasión, se enarbola una consigna distinta. La de 2016 es: “¡¿Cuánto más?! El Estado es responsable”.

Córdoba y el Estado policial

La actividad realizada el jueves se llevó adelante en Colegio de Psicólogos de Córdoba bajo el título “Las sociedades de control y los códigos de control del cordobesismo”. Consistió en un diálogo sostenidos por este conductor radial con Lea Ross (comunicador popular) y Marisa Emilia Francia (integrante de la comisión de prensa del Frente Organizado Contra el Código de Faltas), ambos columnistas de La luna con gatillo.

Lea Ross problematizó la situación actual del reclamo contra el accionar policial en la provincia, recordando que durante muchos años, más allá de las diferencias políticas, todo el arco de organizaciones locales confluía en el repudio al Código de Faltas, que el año pasado fue debatido en la Legislatura provincial y suplantado por el Código de Convivencia, que algunos sectores hoy valoran como un paso adelante en las políticas de seguridad del Estado provincial, hoy conducido por Juan Schiaretti, quien sucedió a José Manuel De la Sota tras las últimas elecciones. Entre los presentes, los integrantes de organizaciones sociales coincidieron en resaltar la importancia de denunciar las continuidades del “Estado policial” más allá del cambio de gobernador (ambos del mismo partido: Unión por Córdoba) y el despliegue de militarización que la Policía de Córdoba sigue realizando en los territorios, en fuerte connivencia –según destacaron los presentes– con las bandas de narcotraficantes que hoy son un nuevo actor de poder en las barriadas populares.

Por su parte, desde el FOCCOF, insistieron en que las faltas o contravenciones, que el derecho formal dejó discrecionalmente a un lado, se convirtió hoy por hoy en una herramienta mucho más efectiva a la hora de reprimir a los sectores populares que el propio sistema penal formal.

Este cronista, por su parte, recordó en su intervención que más allá de los nombres utilizados, lo que estaba por detrás de ambos códigos (el anterior de “Faltas” y el actual de “Convivencia”) es una lógica de “policialización” –de ocupación “militar” del territorio por parte de la policía–, que se acopla a las típicas costumbres que nos sujetan: modelo familiar y de pareja, de amistades, etcétera.

Proceso al cordobesismo

Para finalizar la actividad, el actor Santiago San Paulo montó “Procedimiento Kafka”, obra de títeres del Teatro de Ilusiones Animadas, un unipersonal en el que adapta la novela El Proceso, de Frantz Kafka. En un cruce con otros textos del universo kafkiano, como el relato “La metamoforsis” y con un especial énfasis puesto en el micro-relato “Ante ley” (incluido en El proceso), el actor –también integrante del grupo Zéppelin– puso en escena una serie de temáticas que despertaron la reflexión de los presentes. Cabe recordar que el autor checo fue –al decir de Gilles Deleuze y Félix Guattari– un escritor que se hallaba a caballo entre dos tipos de sociedad, y por eso tuvo la gran capacidad de adelantarse a su tiempo y poner de relieve en su literatura, hace ya casi un siglo, cuestiones que siguen siendo problemas contemporáneos. Retomando las conceptualizaciones de Michel Foucault a propósito del pasaje de las sociedades de disciplina a las de control, los filósofos franceses sostuvieron que Kafka, en el El proceso, fue capaz de describir las formas jurídicas más temibles: la absolución aparente (entre dos encierros), típica de las sociedades disciplinarias, y el aplazamiento ilimitado (en continua variación) de las sociedades de control”.

Literatura pistolera

Este martes, desde las 19 horas en el Museo de Antropología (Hipólito Yrigoyen 174), se realizará la segunda actividad de “La Gorra Literaria”, con la presentación de La otra vida de los pibes pistoleros, una novela colectiva escrita por jóvenes alumnos del CENMA “María Saleme de Burnichón” en el marco del taller literario del Complejo Esperanza. Sus autores (Agustín y Jeremías) estarán presentes en el ciclo de lectura, acompañados por Fátima Cerione, Joaquín Collazo, Luciano Debanne, Marisel Segovia Lucía Miani, Mabel Gaitán y Camila Sosa Villada.

Bardeando la máquina de la inseguridad

Bajo el título “Cordobesismo, control social y pibes silvestres”, se realizará este jueves 17 de noviembre la última actividad del ciclo 2016 de La gorra Literaria. Con la presencia de Esteban Rodríguez Alzueta (autor de La máquina de la inseguridad y compilador de Hacer bardo. Provocaciones, resistencias y derivas de jóvenes urbanos), se realizará un conversatorio y presentación de ambos libros, desde las 19 horas en la Casa Caracol (Ovidio Lagos 24, barrio General Paz). Participarán de la charla, junto al autor, el abogado Sergio Fernando Job (Encuentro de Organizaciones), Marisa Emilia Francia (Frente Organizado Contra el Código de Faltas) y Lucre Cuello (Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos). Este cronista realizará la coordinación de este evento, horas antes de que, según se estima por lo que sucede cada año desde hace una década, miles de personas colmen las calles de la capital cordobesa.