Pastore, una bomba de tiempo

 Por Ricardo Frascara. 

El ex crack del fútbol europeo, Éric Cantona, tomó el altavoz y proclamó al ex Huracán como el mejor jugador del mundo. París se conmovió debido al prestigio del opinante y la noticia, por supuesto, repercute en esta sección de la pelotita. 

 

Éric Cantona (48) fue quizá el francés más adorado en Inglaterra. Es que el Manchester United le dio un lugar en la historia del fútbol europeo, cuando tras jugar los últimos cinco años de su carrera (1992/97) bajo las órdenes del legendario Director Técnico Alex Ferguson, la afición británica lo calificó como el mejor jugador del siglo XX. El marsellés, que comenzó su carrera en el Auxerre francés y se vistió la casaca del seleccionado de su país en 1991 gracias a Michel Platini, sigue vigente en el mundo del fútbol y del espectáculo. Es habitual referencia para el periodismo popular y continúa siendo un apasionado de la pelotita.

Bien, luego del reciente campanazo del Paris Saint Germaine al ganar la liga, Cantona acaba de dejar a toda Francia con la boca abierta (y a Europa también) con una declaración que repercute en nuestras costas del fin del mundo: “Ni Messi, ni Ronaldo, para mí, el mejor jugador del mundo es Javier Pastore. Veo partidos del PSG sólo para verlo jugar. Hacer pases. Tiene algo especial. El fútbol es un juego interactivo y Pastore muestra trucos que siempre te sorprenden. No tiene efectos especiales, pero los pases son fantásticos. Es el jugador más creativo del mundo”.

Cantona no estaba borracho, ni tiene antecedentes de delirios. Todo lo contrario, su opinión, lanzada por una radio y con repercusión en la prensa, incluyendo a la revista L’Equipe, fue la noticia más leída del día. Quizá se deba a la ola triunfalista que desató el PSG. El caso es que en ese marco, horas antes del enfrentamiento entre el equipo de Pastore y Lavezzi (y nada menos que Zlatan Ibrahimovich) y el campeonísimo Barcelona de Messi, Cantona, el hombre por el que el Manchester United pagó hace dos décadas un millón y cuarto de libras esterlinas, exaltó a Francia y colocó una bomba de tiempo en el fútbol de hoy.

El mediocampista cordobés, que en su paso de dos años por el Palermo italiano fue apodado “Il fantasista”, desde 2011 viste la casaca del club parisino y, como se ve, toca el cielo con las manos. Acaba de ganar el sexto título en su quinta temporada con el PSG, y, según muchos habitués del fútbol sin idiomas, donde sólo habla la pelota, Javier Pastore (25) aún no llega a la cúspide de su carrera. ¿Explotará de la mano del Tata Martino? Ambos parecen merecerlo.