Perpetua para el femicida de Micaela Ortega: Crónica de un fallo histórico

Por Giuliana Crucianelli. Micaela Ortega desapareció de su casa en abril del año pasado, a los 35 dias la encontraron asesinada en un descampado. Casi un año y medio más tarde, Jonathan Luna, su femicida, fue condenado a prisión perpetua por el delito de grooming seguido de femicidio.

El 23 de abril del año pasado Micaela Ortega, de 12 años desapareció de su casa en Bahia Blanca, Provincia de Buenos Aire. 35 dias después, el 28 de mayo la encontraron asesinada en un predio por las afueras de la ciudad.

Desde ese entonces su madre, Monica Cid, apoyada por Desbandadas, tamboras feministas  y en conjunto con organizaciones de mujeres clamaron por justicia y porque no se vuelva a repetir. Finalmente y después de tanta lucha, condenaron a prisión perpetua a Jonathan Luna, el femicida de Micaela.

¿Por qué se trata de un fallo histórico?

Este fallo sienta precedente porque es la primer causa que prospera y finaliza con una condena por grooming seguido de femicidio. El grooming es el modus operandi de algunos captores, para contactar mujeres o niñas con el fin de abusarlas sexualmente. En este caso, Jonathan Luna, creó un perfil falso de Facebook y se hizo por una nena de la misma edad que Micaela, la convenció para encontrarse y le dijo que iría su primo a buscarla porque ella no podía. Asi es cómo Luna, captó a Micaela y la hizo caminar más 10 km, intentó abusar sexualmente de ella y como no pudo, la golpeó y la mató.

LA DESAPARICIÓN

El periplo de 35 días comenzó cuando la mamá, Mónica Cid, recibió un llamado en su trabajo. “Micaela no está” le dijo la abuela de la nena. Había dejado una carta “perdón, no me extrañen, no me busquen. Voy a estar en lo de una amiga en Ingeniero White”.

“Cuando llegué me di cuenta que era grave porque se había llevado su DNI. Nunca se lo había llevado antes”. Relató Mónica en su declaración como testigo. Al principio su familia creyó que se trataba de una desaparición por voluntad propia, pero a medida que fueron pasando los días, las semanas, todo indicaba que no lo era. Prácticamente toda Bahía Blanca la buscaba. Se organizaron más de diez marchas para exigirle al Estado su aparición con vida.

LA INVESTIGACIÓN

El jueves 5 de mayo, 13 días después de la desaparición, desde el Municipio se dio a conocer un video de las cámaras de seguridad de la comuna donde se la ve a Micaelacaminando acompañada de un hombre adulto. Pero tampoco pudieron identificarlo.

El 25 de mayo de 2016, 33 días después de su desaparición, una ONG aportó información del Facebook de Micaela. Facebook se negó a abrir las cuentas. Hasta ese momento todas las claves estaban ahí. Y los expertos no se equivocaron. “Dialogaba con alguien que parecía una mujer grande, que pretendía protegerla. Esa persona le decía que si estaba mal vaya a su casa” declaró Pablo Gonzalez, quien fuera en aquel entonces el Jefe de la División de Delitos Complejos de la Provincia de Buenos Aires.

“Tratábamos de ubicar las fotos de esa cuenta en la ciudad. Pero nosotros éramos 4 que veníamos desde La Plata. No conocíamos la ciudad. Esta mujer decía que vivía en Villa Rosas. Rastrillamos ese lugar por 2 días enteros y después fuimos al Saladero (un barrio cercano)” relató Gonzalez.

Intervenidos los teléfonos asociados a esas cuentas de Facebook, pudieron interceptar a la titular del número, era Eliana, la pareja de Luna.

Una noche Luna llegó a su casa lleno de barro. Se sacó la ropa y la prendió fuego. Tenía consigo un celular. Cuando su ex pareja le preguntó de donde lo había sacado le dijo que lo había robado. Cuando le preguntó por qué quemaba su ropa, le dijo que no servía mas, que no haga más preguntas y le dio una cachetada.

Días mas tarde cuando vio en los noticieros locales el video de la cámara de seguridad, lo reconoció. Le preguntó que le había hecho a Micaela, el la amenazó: “Si me denunciás sos boleta vos y son boleta tus hijos”.

Inmediatamente la policía fue en búsqueda de Luna. Lo encontraron en su casa y lo llevaron detenido a declarar. “Yo no la maté. Yo le robé las cosas” dijo en su interrogatorio.

LA RECTA FINAL

Marcos Herrero recibió un llamado directamente de Mónica Cid, para que vaya a buscar a su hija. Herrero es adiestrador de perros K9 de la Policía de Rio Negro hace 18 años. “Me presenté a pedido de Mónica en la policía de Bahía Blanca e inmediatamente empecé a trabajar”.

El perro recorrió cerca de 13 km a pie por la vía, atravesó un alambre, luego otro, rodeó una casilla y detrás de una manga donde se resguardan las plantas estaba el cuerpo de Micaela. “El lugar era de muy difícil acceso”, reveló Herrero.

LAS PERICIAS

El doctor Enrique Gabriel Grimi, perito de la Asesoría Pericial, entrevistó a Luna dos veces. “Descartamos cualquier tipo de trastorno mental que le impida actuar libremente” señaló Grimi. A su vez destacó que “sabía que lo que había hecho era grave”

Luna tiene trastorno antisocial de la personalidad, lo que se denomina psicopatía. Son personas con un profundo desprecio hacia los derechos de los demás, narcisistas, egocéntricos y manipuladores, coincidieron Grimi y Rocío Sirigliano, peritos por parte de fiscalía y Emiliano De Prada y Daiana Kolman, por parte de la defensa. Además Grimi señaló que “tiene alta posibilidad de cometer un acto criminal”

Luego declararon una psicóloga y dos licenciadxs en criminalística de la Delegación Departamental de la Policía Científica de Mar del Plata. “La víctima tenía el torso descubierto. El lugar apartado, la distancia entre el encuentro y el lugar del hecho, nos hacen pensar que no fue con intenciones de robo sino de abuso, porque lo podría haber perpetrado el robo en los primeros metros” destacó Gisela Gripopalma, licenciada en criminalística.

LA CONDENA

Luna es reincidente, fue condenado por robo en Rio Negro, esta vez obtuvo perpetua, por lo tanto no podrá pedir beneficios hasta haber cumplido los 35 años de pena. Para las juezas Claudia Fortunatti y María Elena Baquedano y el juez Eugenio Casas “después de matarla darle un claro mensaje: la ato de pies y manos para mostrar que la mujer no puede hacer nada si el hombre no decide” Además concluyeron con que hubo relaciones de desigualdad de poder y violencia de género. La jornada concluyó al grito de “Mica querida, Mica querida, tu madre la leona, encerró a tu femicida”