Pompeo, este no es tu patio trasero

El Secretario de los Estados Unidos, Mike Pompeo comenzó su gira por países aliados de América Latina en Argentina. La gira pretende reunirse con los mandatarios de Argentina, Ecuador, El Salvador y México para concretar proyectos de interés para Washington y en donde los países son partícipes de sus fines geopolíticos.

Por Raul Palencia / Foto: AFP

Michael Richard Pompeo es un abogado graduado de la Universidad de Harvard, empresario a favor del libre mercado, graduado de la academia militar y ex director de Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos. Actualmente secretario del país por el presidente Donald Trump. Afiliado y parte del núcleo duro del partido republicano, es un gran entusiasta de la represión, de fortalecer las fuerzas de seguridad del Estado, aboga por recrudecer el ejercicio de los cuerpos de seguridad en su país y promueve la injerencia o “ayuda mutua” en el fortalecimiento de la seguridad en los países aliados.

La gira por los países tienen objetivos comunes, así como temáticas para el seguimiento de agendas y acciones conjuntas. El tema de las relaciones económicas es el principal punto, Pompeo visitó estos países para fortalecer los acuerdos con el FMI y para discutir sobre los apoyos financieros que envía por medio de USAID. También se habló de la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y sobre la “crisis humanitaria” en Venezuela. El telón de fondo es mantener la hegemonía del país frente a sus competencias internacionales, principalmente con China y Rusia.

Cono Sur

En la Argentina, Pompeo participó en la II Cumbre Hemisférica Antiterrorista en donde agradeció el gesto político del Presidente Macri, quien tras tildar a Hezbollah de terrorista terminaba de abrazar a Israel. El secretario de los Estados Unidos saludó este gesto en un acto de los 25 años del atentado de la AMIA. En dicho actvidad Mike afirmó de que el incidente fue un acto terrorista apoyado por Irán. Luego llevaron a cabo una reunión de 45 minutos en la Quinta de Olivos donde terminó reafirmando que la Argentina es un aliado fiel y por lo tanto apoya la candidatura y reelección de Mauricio Macri. Por esto esto dijo tener en la Argentina “un socio confiable para restaurar la democracia en Venezuela” según su cuenta de twitter.

Su gira en el Cono Sur busca, por un lado, fortalecer las alianzas contra la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela. Alineando una retórica internacional que culpa las consecuencias de la guerra híbrida, en contra del país con las mayores reservas de petróleo en el mundo, a su presidente electo constitucionalmente, Nicolás Maduro. Por otro lado, en Chile buscó en su visita en abril, cercar el mercado intentando alejar a su gran socio Oriental: China. Quién está negociando la entrada de la tecnología 5G al país más pro Estados Unidos de la región. Pompeo habló de los riesgos de Huawei al entrar a competir en el mercado no sólo como dispositivo sino ahora como red con su propia plataforma inteligente. Esto muestra una clara demostración de la presión que ejerce Estados Unidos en los países latinoamericanos para mantener sus hegemonía.

Ecuador

En Ecuador, Pompeo se reunió en Guayaquil con Lenín Moreno para reforzar sus lazos de cooperación en lucha contra el narcotráfico y su relación con Venezuela. La visita de Pompeo se suma al desfile de enviados del Gobierno de Donald Trump este año a partir de febrero que recibió Thomas Shannon Jr., subsecretario de asuntos políticos, no ha parado de recibir altos funcionarios, como el vicepresidente Mike Pence y el administrador de USAID, Mark Green quienes fueron en junio. Esta visita marca un periodo de gracia y reconciliación luego de estar 10 años en una relación tensionada bajo el mandato del ex presidente Rafael Correa.

En el país que parte los hemisferios, Mike Pompeo, busca seguir la negociación que arrancó con la suspensión de asilo de Julian Assange en el Reino Unido y que ha marcado un estrecho diálogo entre los países. Parte de su preocupación por el fortalecimiento en ciberseguridad es poder combatir el Narcotráfico, apoyando con ayuda militar. También el apoyo a la migración Venezolana por medio de la famosa “cooperación” que se canaliza por medio de USAID, fue tema a tratar. Ecuador junto a otros países de América Latina que han recibido gran flujos migratorios del país Bolivariano, han sido también parte de los Estados que vulneran derechos migrantes al mismo tiempo que instrumentalizan la migración Venezolana en detrimento del Gobierno de Nicolás Maduro Moro.

Mesoamérica

Los temas a tocar en esta parte del continente tienen que ver principalmente con los flujos migratorios centroamericanos, sobre todo del triángulo norte, que pasan por México con destino a Estados Unidos. Además, en su visita a El Salvador habló de lucha contra las pandillas como parte del combate al Narcotráfico y la corrupción. En México, luego de presionar con el aumento de aranceles a productos mexicanos el país comenzó una política de control migratorio en territorio fronterizo sur. Esto va desde políticas de empleabilidad hasta el aumento en las fuerzas de seguridad migratoria.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele que apenas está por cumplir dos meses de mandato donde ha comenzado un fuerte plan represivo de control territorial constituye una guerra abierta en contra de las pandillas. Esto quedó reforzado en el acuerdo firmado entre ambos países, ya que la persecución de las pandillas serán el objetivo principal del apoyo en temas de seguridad, así como también el refuerzo a los mecanismos y sistemas de seguridad del Aeropuerto Internacional Oscar Arnulfo Romero. En la conferencia que ofrecieron sobre su visita, Pompeo habló del fortalecimiento del país para evitar la migración, pero en ningún momento se habló de las personas que están recibiendo tratos inhumanos en los centros de detención migrante, ni tampoco la separación de la familia y criminalización de la migración.

En México fue recibido por el canciller Marcelo Ebrard para tratar temas de comercialización y el plan de integración centroamericana para trabajar la migración, todo esto antes que finalice el plazo impuesto por Estados Unidos para eliminar las amenazas de imposición de aranceles. El gobierno de AMLO se encuentra entre la espada y la pared, mientras busca fortalecer la economía del país (contra) presiona para que Estados Unidos se sume al financiamiento a su plan del fortalecimiento de Centroamérica para lucha contra las causas estructurales que promueven la migración.

En América Latina son tiempos de reflujo en donde la mayoría de las alianzas están supeditadas a la hegemonía Norteamericana de los Estados Unidos. Sus intereses en el Cono Sur buscan sostener su prioridad como socio comercial al mismo tiempo que presiona para lograr irrumpir sobre la soberanía Venezolana y así tomar control total del continente. En centroamérica busca el control de los flujos migratorios mientras interviene en la región  con bases militares, zonas especiales económicas y cooperación internacional. Presionando a México busca mantener el control de todo el continente de manera cada vez más cínicas y menos diplomáticas.