¿Por qué marchamos en el Encuentro Nacional de Mujeres?

Especial cobertura colectiva Marcha en Mar del Plata / Foto por Marcelo Nuñez 

Desde las 19 se realizará la tradicional marcha del Encuentro Nacional de Mujeres que en esta 30 edición se está desarrollando en Mar del Plata. Porqué marchamos y cuáles son las necesidades a visibilizar del movimiento de mujeres y el feminismo organizado. Se espera que haya cerca de 100 mil mujeres.  

Cada año desde hace 30 las mujeres se organizan para encontrarse y debatir sobre las demandas sin resolución que hacen al avasallamiento diario y estructural de nuestros derechos. Resulta tradición de estos ENM la realización al finalizar las jornadas de discusión de estrategias políticas y debates que los talleres convocan. En la marcha estamos todas, convencidas de que solo la unidad contiene la fuerza del movimiento. Pero ademas tienen el sentido de apoyar federalmente las exigencias locales en lo que hace a las instituciones del Estado y los gobiernos.

En la edición Mar del Plata, la Comisión Organizadora decidió marchar con un recorrido que visibiliza las acciones del poder judicial y la lucha del movimiento de mujeres. Miles de mujeres pasarán, primero por la puerta del lugar donde funcionó hasta hace pocos años el prostíbulo La Posada con luces de neón y vidrios espejados, a cinco cuadras del Municipio. Fue cerrado luego de un escrache realizado por organizaciones, con denuncias hacia el intendente y jueces federales.

Cuando la columna llegue hasta el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, sobre la avenida Luro, se conmemorará la sentencia dictada en la causa denominada Dulcinea, por el prostíbulo donde eran explotadas sexualmente mujeres, muchas de ellas traídas desde República Dominicana. Fue el primer juicio oral y público por un caso de la ciudad: los anteriores habían sido por causas de localidades cercanas y el resto se había resuelto en juicios abreviados, que no sólo implican penas menores, sino que también niegan la difusión de esta realidad.

A pocos metros, se ubica la delegación local del Ministerio de Trabajo de la Nación. Allí se denunciará la precarización laboral de las mujeres -que son mayoría en la industria del pescado donde el trabajo en negro es moneda corriente-, y se exigirá “igual salario por igual trabajo”.

La marcha se desplazará luego hasta los Tribunales marplatenses, un lugar que -de acuerdo a las organizadoras- “simboliza la lucha de las mujeres por la exigencia de Justicia”. Allí fue condenado por abuso sexual el progenitor de Rocío Girat; se dictó la prisión preventiva de Cristian Pilotti por femicidio en grado de tentativa contra Victoria Montenegro y fue preso también el acosador de Anahí; se condenó al violador Claudio Napolitano; el asesino de Laura Iglesias fue sentenciado a prisión perpetua; y se reclama Justicia por el femicidio de Miriam Flurim. De allí, caminarán hasta la explanada de Los Lobos, donde concluirá la marcha.

Por otro lado y ante la negativa de la Comisión Organizadora de interpelar a la Iglesia, habrá un desprendimiento de la columna hacia la Catedral de Mar del Plata, ícono del poder jerárquico de la Iglesia Católica y su complicidad con los poderes opresores. Encabezada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y en clara denuncia de lo que parecería ser un reconocimiento olvidado por el Estado y los gobiernos nacional y provinciales, que son responsables por omisión de accionar en la no sanción de una ley que garantice el acceso a esta práctica segura para las mujeres, se denunciará con gritos y cánticos a este poder y su influencia sobre las políticas públicas en claro incumplimiento de los mandatos de laicidad y diversidad.

Además, se realizará una concentración frente al municipio de General Pueyrredón para visibilizar que en las últimas 24 horas dos mujeres fueron víctimas mortales de la violencia machista en esta ciudad. Claudia Sposetti de 47 años y Rosario del Carmen Salinas de 38 fueron asesinadas en diferentes circunstancias pero que señalan a sus parejas o ex parejas. Lamentablemente la información en los medios hegemónicos es presentada como “homicidios” y redunda en un contexto de “peleas sentimentales”, ignorando la cuestión de género que es la que permite explicar porqué hay una mujer asesinada cada día, porque hay una figura legal que la reconoce dentro de los “femicidios” y porque la violencia machista es una cuestión social y no de los ámbitos privados.

En la ciudad de Salta, una joven de 23 años también fue asesinada por su marido quien se encuentra prófugo.