¿Por quién votaría un hincha de Racing?

¿Por quién votaría un hincha de Racing?

Por  Federico Orchani, Socio N°: 056653-1. Se vienen elecciones en Racing y qué mejor que un hincha para explicarnos un poco el panorama. En el fútbol, como en la política, la honradez y el sentido común brillan por su ausencia, pero cuando aparecen y se juntan, hacen estragos.

Se viene una nueva elección en Racing, hecho en sí para destacar en función de la historia política reciente del club. El Racing que tanto amamos es nuevamente de los socios, dejando atrás años traumáticos de crisis política e institucional. Siendo un acontecimiento tan importante para la vida democrática del club, la pregunta que se impone es muy sencilla: ¿por quién votar? Desde ya que cada uno/a lo hará por quien considere la mejor opción. No es mi intención en esta oportunidad volcarme por tal o cual candidato, simplemente señalar un par de cuestiones que considero centrales al momento de pensar qué lista, frente, agrupación, etc. se acerca más a lo que siento.

De movida creo que lo que nos pasa a muchos hinchas/socios es que no tenemos a mano los elementos necesarios para caracterizar de la mejor manera cada opción política, sobre todo porque detrás de cada candidato o agrupación existen intereses políticos (partidarios) o económicos (muchos candidatos son empresarios millonarios); aquí uno de los problemas a saber, como identificar aquellas personas que trabajen en función de los intereses colectivos (socios, hinchas, trabajadores de Racing, etc.) y no como ha pasado veces anteriores, donde hay quienes se aprovechan de Racing para beneficio personal o privado. Por eso creo necesario que Racing como institución mantenga su autonomía respecto de intereses privados, sean estos económicos o político partidarios.

Para hacer más clara la idea podemos citar algunos casos, por ejemplo el “modelo Boca” en el cual prima una lógica empresarial en donde pareciera que el éxito empresarial y buen desempeño en los negocios se puede traducir mecánicamente a una institución deportiva. Quizás sea el modelo hegemónico y más difundido en la actualidad. Se podría refutar con los éxitos deportivos de Boca en el último tiempo, lo cual es cierto, igual de cierto como que se dio el museo Boca en concesión por diez años a un privado luego de una asamblea que termino en escándalo… La misma idea, de que lo importante es la “gestión” y “administración”, etc.,  llevo a instituciones a la quiebra o la ruina deportiva como ocurrió con los descensos de River e Independiente, a pesar de realizar ventas millonarias de jugadores que hoy triunfan en Europa. Y si es por hacer comparaciones, recordemos cómo terminó nuestro país luego de una década de privatizaciones y extranjerización de los servicios públicos, industrias, etc.

Los clubes deportivos son muchas veces el campo de acción de la política partidaria, se habla del peso que tienen dirigentes del PRO en Boca y River, el Kirchnerismo en Racing, o el sindicalismo en Independiente, pero también en clubes de diferentes categorías. Son tristemente conocidos los casos de barras involucrados en enfrentamientos violentos entre distintas facciones de un gremio o internas partidarias. No me parece mal que quienes son dirigentes de un club sean también militantes políticos, es normal, siempre que hagan pesar los intereses de la institución por sobre los político-partidarios. Sería lo más lógico, es lo que ocurre con la mayoría de los hinchas o socios, cada uno opina y hasta milita políticamente, pero lo que nos une y ponemos por delante es la pasión por Racing por sobre cualquier cosa.

Seguro la falta de información y elementos para decidir mejor se corrige participando, arrimándose a las diferentes agrupaciones que existen, algo que en mi caso es una asignatura pendiente. Me propuse volcar una serie de puntos que creo importante y que cualquiera que se proponga dirigir los destinos de Racing debería tener en cuenta. No porque lo diga yo, son reflexiones alimentadas por un sinnúmero de charlas entre amigos/hinchas que seguimos a Racing, algunos con más experiencias otros con menos, pero seguros de hacer y decir de buena fe lo que consideramos mejor para Racing.

El peso que tiene la barra en la vida cotidiana del club también debe corregirse. Alentar debería ser un orgullo, no una fuente de negocios. Solo me queda pedir como tantos hinchas que queremos a Racing que de manera urgente se haga ¡Justicia por Nicolás Pacheco!

¡Aguante Racing!