Pre candidatos porteños debatieron sobre políticas habitacionales

Por Sebastian Zubizarreta

Bajo el título “Los candidatos debaten políticas habitacionales”, el pasado viernes se llevó a cabo un encuentro en el Salón Dorado de la Legislatura Porteña, convocado por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), del cual participaron algunos pre candidatos a legisladores y jefe de gobierno: Sergio Abrevaya (Surgen), Andrés Borthagaray (Eco), Pablo Ferreyra (Alba), Sergio Garcia (MST – Nueva Izquierda), Claudio Lozano (Camino Popular), Maria José Lubertino (FpV), Fernando Sanchez (Eco) y Marcelo Ramal (FIT). Los tres ejes de discusión fueron Urbanización, Alquileres y créditos de vivienda y Planificación urbana y relación con el mercado.

La vivienda es un derecho

En referencia a la urbanización de las villas, la pregunta disparadora estuvo a cargo de Teofilo Tapia, referente histórico y luchador del Barrio Carlos Mugica (Villa 31), quien recordó la existencia de leyes sancionadas que no se están cumpliendo, como la 408, 1770, 403 y 3343, e interpeló a los disertantes sobre qué harán con ellas. El acuerdo de todos fue sobre la ineludible vocación de urbanizar las villas.

Aunque no hubo propuestas específicas sobre cómo llevar adelante dichos procesos, sí hubo aportes sobre cómo iniciar una tarea con ese objetivo y qué implica urbanizar las villas en el mismo lugar donde hoy se encuentran. Sergio Garcia, del MST – Nueva Izquierda, indicó que “Urbanizar implica abrir calles, colocar red de cloacas, sistema eléctrico seguro, centros de salud y educación. Todo para que los chicos y las familias vivan con dignidad”. Además, alertó sobre la especulación que hay en el valor de los terrenos donde se asientan las villas. Por su parte, Marcelo Ramal del FIT, denunció el negocio de los alquileres asociados con las bandas del narcotráfico y la entrega de títulos de propiedad que realiza el Gobierno de la Ciudad en villas como Los Piletones, sin urbanizar efectivamente el lugar.

El rechazo a la entrega de títulos de propiedad, sin proceso de urbanización previo, fue denunciado y rechazado por varios de los presentes. En ese sentido, Fernando Sanchez, resaltó la importancia del consenso generalizado sobre la solución, afirmando que “Hoy estamos todos discutiendo sobre la urbanización de las villas cuando, años atrás, el debate era urbanización versus radicación”.

La situación para quienes alquilan o pretenden hacerlo en el mercado formal de la Ciudad de Buenos Aires se ha vuelto cada vez más compleja. Como consecuencia de la imposibilidad de comprar una vivienda, muchos son empujados cada vez más a optar por un alquiler. Desde el 2001 a la fecha, se han duplicado los alquileres y el porcentaje del sueldo de un trabajador promedio destinado a esto ronda el 40 por ciento, según datos aportados por Pablo Ferreyra de Alba.

Algunas propuestas presentadas por los candidatos giraron en torno a la regulación del mercado inmobiliario y la intervención del Estado en este sentido. Aumentar el impuesto a inmuebles ociosos y viviendas vacías para dirigir ese presupuesto en la construcción de viviendas sociales, controlar la construcción indiscriminada de edificios y la creación de créditos accesibles del Banco Ciudad, entre las principales.

Con una visión más amplia de la problemática, Marcelo Ramal, describió una polarización en el acceso a la vivienda con sectores mayoritarios de trabajadores cuyo sueldo se ha ido devaluando o su condición precaria los imposibilita de acceder a una vivienda digna ante la escasa oferta. En este sentido, alertó que “La relación entre el valor de una propiedad y el salario es la más alta de la historia”. Mientras tanto, los bloques legislativos del Pro y el Kirchnerismo se pusieron de acuerdo para adjudicar grandes negocios a la empresa IRSA, señaló el actual Legislador porteño. En una línea similar, el Diputado Nacional Claudio Lozano, sostuvo que “Macri está comprometido con la lógica del capital inmobiliario y, por lo tanto, con el uso especulativo del suelo urbano”, y propuso recuperar el 5 por ciento del presupuesto total de la Ciudad destinado a Vivienda.

Fuerte rechazo a las políticas de un oficialismo ausente en el debate

Un punto en común que caracterizó a todos los disertantes fue la crítica a la gestión actual del Pro encabezada por el Jefe de Gobierno Mauricio Macri. La valoración hacia tal gestión, en términos generales, es negativa. Esto no responde a opiniones personales o de cada espacio político, sino que fue acompañada por datos concretos de la realidad y que algunos de ellos hemos esbozado aquí.

Las denuncias y reclamos sobre la pasividad de la Comisión de Vivienda de la Legislatura, el vaciamiento del Instituto de la Vivienda, el recorte presupuestario -estipulado en un 2.1 por ciento para este año- y la falta de construcción de viviendas sociales se ha reiterado en las intervenciones. Lamentablemente, el encuentro no contó con ningún representante del oficialismo que pueda responder a pesar de haber sido invitados, aclararon representantes de Acij.

Al finalizar, tomaron la palabra vecinos de las Ciudad, muchos de ellos habitantes de villas que presenciaron el debate y se encargaron de reforzar dichas críticas hacia la gestión Pro. Asimismo, exigieron a los candidatos un compromiso real para enfrentar la problemática habitacional en villas y el resto de la Ciudad.