¿Qué piensan y proponen los seis candidatos en política exterior?

Por Francisco Parra y Gerardo Szalkowicz

Las ideas y propuestas en materia internacional estuvieron prácticamente ausentes en la campaña electoral. Sin embargo, mediante alguna que otra declaración perdida o escuetas referencias en sus plataformas, Marcha te ofrece un pantallazo de cómo piensan los seis candidatos presidenciales el vínculo de la Argentina con la región y el mundo.

Scioli: continuidad con apertura

Se puede prever que una eventual presidencia del candidato oficialista, Daniel Scioli, marcaría cierta continuidad con estos 12 años de gobiernos kirchneristas, aunque con una retórica menos “latinoamericanista” y un mapa de relaciones mucho más amplio. Manteniendo el vínculo estratégico con China pero complementado con un mayor acercamiento a Estados Unidos y la Unión Europea. Sus declaraciones en materia internacional suelen estar monopolizadas por una visión exclusivamente económico-comercial.

En las propuestas publicadas en su página oficial, le dedica al tema tres breves párrafos que reproducimos íntegramente: “Avanzar en una nueva relación con el mundo. Profundizar la relación con los países del Mercosur y la UNASUR. Mejorar la rentabilidad y competitividad de los sectores exportadores, alentar el vínculo con nuevos mercados para la exportación de productos con valor agregado, y atraer nuevas inversiones internacionales. Profundizar los lazos con la región, alcanzando una verdadera integración económica, a partir de vínculos genuinos entre cadenas de valor industrial en distintos sectores. Generar las obras necesarias para garantizar la conectividad física, a través de caminos y puentes que permitan corredores bioceánicos para la exportación de nuestros productos y apunten a la vinculación de Sudamérica con el mundo”.

Su campaña lo mostró muy activo reuniéndose con Raúl Castro, Tabaré Vázquez, Lula, Dilma Rousseff y Evo Morales. Al mismo tiempo, Juan Manuel Urtubey, principal candidato a canciller sciolista, pregonaba en Nueva York un rápido acuerdo con los fondos buitre. Y Ricardo Lagorio, asesor de Scioli en la materia, aseguraba en un foro que “hay que recuperar las relaciones tradicionales de Argentina con los principales centros de poder, principalmente Estados Unidos”.

Macri: al servicio de los mercados internacionales

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ha planteado un giro radical en política internacional, aunque no tenga propuestas ni un programa concreto. En distintas entrevistas que dio como candidato, Macri planteó necesario acercarse a las potencias de Occidente y así “generar credibilidad” a los mercados internacionales.

A fines del año pasado realizó una gira por Europa y se reunión con la canciller alemana Angela Merkel, con el objetivo de acercar las tensas posiciones entre ambos países después del conflicto con los fondos buitre.

Antes de continuar con las relaciones con China o Rusia, el candidato del Pro prefiere priorizar la relación con Estados Unidos. Esto significa un rechazo a la política “latinoamericanista” de CFK. Hace una semana aseguró que si es electo presidente “exigiré la liberación inmediata de Leopoldo López (líder opositor venezolano preso). Si Nicolás Maduro no lo acepta exigiré la aplicación de la cláusula democrática del Mercosur”.

Aunque el equipo de Macri asegura que el Mercosur será el ámbito de desarrollo, su opción por recuperar las relaciones con Estados Unidos y sus elogios al neoliberalismo chileno lo acercan más a la actual Alianza del Pacífico.

Massa mira a Estados Unidos, Alemania y Reino Unido

El candidato del Frente Renovador, Sergio Massa, coincide con Macri en las críticas a la política internacional del actual gobierno. “Necesitamos países socios y países amigos. Para eso necesitamos abandonar las banderas hostiles. Todo lo que hagamos para salir de ese esquema por el cual el mundo nos ve ligados a Venezuela e Irán, es bueno”, declaró hace unos meses.

El equipo internacional de Massa tiene en sus filas a Andrés Cisneros, ex vicecanciller y Martín Redrado, expresidente del Banco Central, entre otros.

Ha planteado acercamientos claves con Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña, países por los que estuvo de gira. Y Ha dicho que su prioridad es dar confiabilidad al comercio exterior y establecer redes de cooperación en materias de seguridad y crimen organizado.

En relación a América Latina, dijo que “tenemos que reforzar la agenda positiva con los países que tenemos sinergia. Por ejemplo Brasil, en los temas comerciales y bilaterales, y para fortalecer el Mercosur. Y con Chile, por la pata con la Alianza del Pacífico”.

Del Caño: contra el “populismo”

En su plataforma electoral, Nicolás Del Caño hace una breve alusión al escenario regional. Destaca que “el Frente de Izquierda se diferencia de todas las experiencias populistas latinoamericanas, como las de Hugo Chávez y Evo Morales, entre otras”. Y agrega: “Bregamos por una Federación de repúblicas socialistas de América Latina”. El texto menciona explícitamente al manifiesto programático de 2011, en el que el FIT “denuncia el carácter claramente capitalista de todos los gobiernos latinoamericanos, desenmascarando ante los ojos de obreros, campesinos y estudiantes el real carácter de los gobiernos de Evo Morales (…) y de Hugo Chávez”.

En tanto, la declaración programática del FIT de 2013 levanta las siguientes consignas: Retiro inmediato de las tropas argentinas de Haití. Fuera ingleses y la OTAN de Malvinas. Contra el bloqueo y cualquier tipo de agresión imperialista contra Cuba. Por una política internacional de apoyo a la rebelión obrera y popular en todo el mundo, por la expulsión del imperialismo de todos los países, por la unidad socialista de América Latina, por el socialismo internacional. Viva la revolución árabe. Fuera el imperialismo de la región. Abajo la ocupación sionista de Palestina.

Stolbizer: derogar el memorándum con Irán y revisar acuerdos con China

La candidata por el Frente Progresistas sostiene en su plataforma web su “compromiso progresista por una argentina activa y plenamente integrada al mundo”.

Al igual que el resto de los candidatos opositores, es crítica de la política internacional de Cristina Fernández. “La Argentina hoy es un país aislado, ignorado y sin credibilidad”. Afirma que en los primeros 100 días de gobierno derogará el Memorando de Entendimiento con Irán sobre la causa AMIA y revisará los acuerdos con China. A mediano plazo, propone fortalecer el Mercosur, Unasur y Celac, además de un plan estratégico junto a Brasil y buscar un acuerdo con el Banco del Sur y el Banco de Desarrollo de los BRICS.

Rodríguez Saa: sin propuestas a la vista

El candidato de Compromiso Federal no tiene programa de gobierno disponible al respecto. Su intención está claramente direccionada a diferenciarse de los candidatos que piensan el país, según sus propias palabras, desde “la Capital” y por eso se lanza en una ofensiva para “federalizar” la propuesta. En este sentido, a pesar de ser parlamentario del Mercosur desde el año 2006, no se encontraron declaraciones de relevancia respecto de cuál sería su política internacional.