San Juan: Reprimen en corte de ruta contra la minera Barrick Gold

Por Sebastian Saade

Cerca de las cuatro de la mañana, efectivos de la Infantería reprimieron a los manifestantes que se encontraban hace dos días cortando uno de los pasos hacia la mina Veladero camino a la localidad de Tudcum, a setenta kilómetros aproximadamente de la ciudad de San José de Jáchal en la provincia de San Juan. Esta mañana, un nuevo grupo iniciaron un nuevo corte en la zona de Niquivil.

Desde la Asamblea “Jáchal no se toca” informaron que se llevaron detenidos treinta manifestantes que se encontraban resistiendo en el corte del paso a la mina Veladero.  “La policía provincial del departamento de Iglesia reprimió salvajemente a mujeres que estaba en el corte. Se les negó atención y primeros auxilios” expresaba el comunicado de la Asamblea.

Empezaron a pegar a las mujeres relató a Marcha Gustavo Herrmann. “Las han arrastrado por el piso, les pegaron. Una de las asambleístas está internada con politraumatismo de cráneo aunque fuera de peligro, otra mujer con múltiples contusiones en todo el cuerpo, y otra mujer con quebradura de la muñeca”. Entre las mujeres golpeadas, se encuentra Sofía Gatica, de las madres de Ituzaingó que hace tres años que vienen resistiendo la instalación de una planta de la corporación Monsanto en la provincia de Córdoba.

El pueblo que resiste en Jáchal responsabiliza a la corporación minera Barrick Gold, a  la policía provincial y al gobierno de José Luis Gioja por la represión sufrida por los manifestantes. En diálogo con Marcha, Gustavo Herrmann manifestó que todo lo ocurrido va a ser motivo de acciones penales a partir de la semana que viene.

A su vez, desde la Asamblea informaron que los detenidos fueron llevados a la Comisaría 22 de Rodeo. Esta mañana cerca de las 12 del mediodía largaron a todos los detenidos. Salvo dos de los asambleístas que se quedaron en Rodeo porque es su lugar de residencia, el resto fueron trasladados a la ciudad de Jáchal. Herrman manifestó a Marcha que “por consejo de los abogados los hicimos revisar nuevamente en el hospital de Jáchal por médicos de la confianza nuestra”.

Desde el gobierno provincial justificaron el accionar policial expresando que los detenidos no permitían ni el ascenso ni el descenso del personal de la mina. A los manifestantes se les imputa la obstrucción de una vía de servicio, contemplado en el artículo 194 del Código Penal. Por tal razón, el juez Oritja dictó el jueves un oficio que ordenaba desalojar el ingreso a la mina Veladero.

48 horas de tensión

El corte se había iniciado el 21 de octubre. Cerca de las 15 hs la Asamblea imprimía su primer informe donde relataba acerca de las razones del corte.  “A partir de este momento queda bloqueado el ingreso a camiones a la empresa camino a Tudcum a 70 kilómetros aproximadamente del pueblo de Jáchal. Vecinos, asambleas y auto convocados nos estamos manifestando cansados de la burocracia y las mentiras a más de un mes del derrame de cianuro, de silencio y manipulación política y mediática”, asentaba el comunicado.

La idea era cortarles completamente el suministro. Gustavo Herrmann contó a Marcha que “ellos suben todos los días seis o siete camiones con combustible, un par de veces sube el recambio de gente, permanentemente están subiendo maquinaria, repuestos, provisiones”. Desde el gobierno provincial, al recibir la denuncia en la comisaría por parte de la empresa, enviaron a la gendarmería.  “Gendarmería no tiene injerencia si no es una ruta nacional o un área de frontera” manifestó Herrmann.

El primer día del corte pedían desde la Asamblea todo el apoyo posible de la comunidad. Se iba acercando la noche y crecía la preocupación que las fuerzas policiales bloquearan el acceso a los nuevos manifestantes que quisieran llegar al corte de ruta.

Esa misma noche, las personas que se encontraban en el corte informaron que se había acercado al lugar el Juez Pablo Oritja y les había expresado que se encontraban en una propiedad privada. Desde la Asamblea Jáchal no se toca expresaron que “esa ruta ya no es ni provincial ni nacional porque está al servicio de la Barrick”. El magistrado va a esperar que Barrick nos denuncie para el librar la orden de desalojo habían relatado desde la Asamblea.

El segundo día en un informe urgente los manifestantes expresaban que habían llegado la patota pro minera. Un grupo de mujeres que subían al corte vieron cómo llegaron seis camionetas y se instalaron unos kilómetros más abajo. “Acá no pasa nadie. Si tenemos que usar la fuerza la vamos a usar, aunque sean mujeres arrojó la patota de la Barrick” relataron los integrantes de la Asamblea “Jáchal no se toca” presentes en el incidente.

Gustavo Herrman relató a Marcha como era la situación que se vivía montaña arriba, donde el clima es muy adverso con una temperatura que suele alcanzar los diez grados bajo cero a la noche. “Nos encontramos con que habían cortado el acceso principal a ese camino, hay un par de caminos alternativos que también los habían cortado, cuestión que los de la minera metieron a todos en un embudo. Dejaron a los asambleístas de un lado, a los que estaban bajando a mitad de camino y  a los que estaban subiendo les cortaron el corte y ahí entraron los gremios mineros y las cámaras de servicio mineros del departamento” manifestó Herrmann.

Al llegar la madrugada se desató la represión. Fruto de la casualidad o no, el candidato a presidente del Frente para la victoria ayer dio por finalizado abruptamente una entrevista con un periodista del programa Perros de la Calle emitido por la FM Metro. El enojo de Scioli se desencadenó cuando el periodista preguntó sobre su postura acerca de la megaminería en general y particularmente en relación al derrame de cianuro en la Mina Veladero en la provincia de San Juan.

Daniel Scioli es el principal aliado del gobernador de San Juan, José Luis Gioja, quien gobierna la provincia desde diciembre del 2003 y suena como uno de los candidatos a ocupar un ministerio en el caso de que el gobernador bonaerense sea electo. Al parecer, Gioja y Scioli decidieron inaugurar la veda electoral dejando claro que si el pueblo los elige, no se van a oponer al saqueo del suelo argentino por parte de la Barrick Gold.