Se admitió el recurso de amparo de la comunidad senegalesa de La Plata

La semana pasada el Juzgado Civil, Comercial y Contencioso Administrativo Federal N°4 de La Plata declaró admisible el amparo colectivo por el derecho a la igualdad y la no discriminación de las personas de origen senegalés que residen o transitan en la ciudad de La Plata.

Por Vivian Palmbaum

El 18 de octubre pasado el juez Alberto Recondo ordenó que se inscriba la causa por el derecho a la igualdad y no discriminación a favor de las personas de origen senegalés que viven y transitan en la ciudad de La Plata. Una acción que obliga a la Municipalidad de esa ciudad y al Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires al cese inmediato de los operativos que llevan adelante contra las personas de origen senegalés, en particular, que se realizan en nombre de “combatir la venta ilegal” y que tienen un fuerte sesgo racista y discriminatorio. Marcha dialogó con Damián Brumer, abogado militante del Colectivo de abogadxs populares La Ciega.

Según el abogado, “mucha gente en el marco de la actual crisis se vuelca a las calles a vender lo que tiene”. En ese marco es que recrudecen “los operativos desarrollados por agentes de Control Ciudadano que dependen de la Municipalidad de la Ciudad de La Plata y por parte de los agentes de las fuerzas de seguridad de la Provincia de Buenos Aires, de manera conjunta, contra la venta ilegal. Operativos que están dirigidos hacia el conjunto de vendedores ambulantes, artesanos/as, manteros/as de la ciudad de La Plata que se profundizaron a partir del día 22 de julio de este año, en plenas vacaciones de invierno”.

Para Brumer, “con el pretexto de combatir la venta callejera los agentes de Control Ciudadano y las fuerzas de seguridad provinciales ejecutaron estos operativos a través de prácticas discriminatorias, especialmente hacia el conjunto de las y los habitantes senegaleses, y eso lo comprobamos a partir de muchas situaciones vividas y de decomisos irregulares, maltratos, requisas y detenciones arbitrarias con un fuerte sesgo xenófobo”.

El amparo colectivo presentado a la justicia federal tuvo una resolución la semana pasada, luego de dos meses de haberlo presentado. Eso no quiere decir que esté resuelto, sino que está admitido en la justicia federal que ordenó que se registrara como uno de los tantos procesos colectivos que tramitan en ese ámbito, a cargo de la Corte Suprema de la Nación.

El juez a cargo, el Dr. Recondo, solicitó tanto a la Municipalidad de La Plata como al Ministerio de Seguridad de la Provincia que remitan y confeccionen informes que expliquen los motivos por los cuales emitieron las normas que le dieron sustento legal a estos operativos. Es decir que para que estos operativos pudieran realizarse y profundizarse a partir del 22 de julio de este año existieron una serie de órdenes de servicio emitidos por el Ministerio de Seguridad, a pedido de la Municipalidad de La Plata.

Tal como explicó el abogado Damián Recondo, “con este amparo colectivo la pretensión es poder visibilizar la situación de este colectivo migrante y dar a entender que no se trata de situaciones aisladas sino que hay una problemática que los aglutina a todos que los sufren de manera colectiva. En general, la justicia suele darles la espalda a los vendedores ambulantes y a los senegaleses en particular”. Un amparo que abre la puerta a que la justicia de otros lugares considere la particular situación en que se encuentran las personas que se ven obligadas a migrar.

¿Qué quiere decir migrar? Dejar atrás lo familiar, la tierra, los muertos, la tradición y las costumbres, cuando las condiciones de subsistencia ponen en peligro la propia, cuando no parece haber futuro, cuando la necesidad acecha. Encontrarse en un lugar desconocido donde hasta el idioma puede ser extraño. Migrante, una condición que está en la marca de origen de los países.

La Ciega

La Ciega es un colectivo de abogadas y abogados populares que nació hace doce en la ciudad de La Plata, si bien ahora también tienen presencia en la Ciudad de Buenos Aires. Ellxs mismxs explican que “elegimos organizarnos en torno a un proyecto político colectivo y buscamos asumir un rol activo en las luchas del pueblo. Nosotros y nosotras partimos de entender que el derecho no es ni neutral ni objetivo y que funciona para servir a los intereses de unos pocos. En ese marco, producto de la conflictividad social y de las contradicciones del sistema, se pueden abrir algunas grietas para aportar una mirada diferente”.

La propuesta es usar las herramientas jurídicas desde una perspectiva crítica para transformar la realidad. “Para poner nuestros conocimientos al servicio del campo popular, construyendo codo a codo con movimientos sociales, con colectivos de género, sindicatos, agrupaciones estudiantiles, corrientes piqueteras, asambleas barriales, espacios culturales y grupos ambientalistas y todos los sectores que luchen como nosotros y nosotras contra este sistema desigual”, explicaron desde el colectivo.

En estos doce años La Ciega tiene intervenciones en distintas temáticas como violencia de género y violencia machista,  tomas de tierras y desalojos forzosos, criminalización de pibes, pibas y militantes populares, violencia sindical y laboral. Además destacan que “hemos participado como abogados y abogadas querellantes en juicios de lesa humanidad en la ciudad de La Plata y hemos desarrollado talleres de derechos básicos y de alfabetización jurídica en distintos barrios populares de La Plata, el conurbano bonaerense y otras ciudades”.

Desde hace cuatro años están a cargo del seminario de grado “Derecho crítico y abogacía popular”, en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Plata. Además, desde hace un año que vienen acompañando a la comunidad senegalesa y construyendo lazos, “desarrollando talleres de derechos básicos una vez por mes con más de 50 senegaleses y senegalesas, con traducción simultánea para que la comunidad pueda entenderlo, porque la mayoría no habla español”, explicaron desde La Ciega.

Hace poco tiempo editaron un protocolo contra las detenciones arbitrarias con herramientas básicas para defenderse de las detenciones de la policía o frente a los operativos de control ciudadano. Ese protocolo está editado en idioma español y también en idioma wolof.