Star Wars Rogue One, entre la Industria Cultural y la insurrección

Por César Dottore

Hoy se estrena a nivel mundial la novena entrega de esta reconocida saga de culto. Alejado de la línea argumental principal, el film deja algunas cuestiones para analizar.

“Las rebeliones se construyen desde la Esperanza” (1), frase que emana de uno de los trailers (avances) del último largometraje de la saga “Star Wars”, (La Guerra de las Galaxias). Se trata de “Rogue One, Una Historia de Star Wars”, que se estrena hoy en los cines de Argentina. En Facebook se puede leer, “los rebeldes se enfrentarán a todo el poder imperial. #RogueOne 15 de Diciembre – Sólo en cines”, vemos aquí un producto de la cultura capitalista llevando adelante un relato muy caro al Campo Popular. Voy a mostrar brevemente algunas puertas para pensar el universo “Star Wars”.

Este es un nuevo producto de la industria cultural, si recordamos que el 30 de octubre de 2012, Walt Disney Pictures anunció la adquisición de Lucas-Film(2), donde su principal objetivo claramente es entretener y sacar suculentas ganancias, meta que ha logrado con creces desde la trayectoria de 1977 hasta nuestros días. La construcción del relato es la clásica el “camino del héroe”, este derrotero es una ruta pavimentada de propaganda y merchandising, historias que funden amor, batallas épicas, organización clandestina, luchas con “espadas láser”, la añoranza de una democracia representativa (3) y el toque distintivo sobrenatural de la “Fuerza”.

Para ello George Lucas primero y los siguientes directores-guionistas, han ido “homenajeado” a lo largo de estos 39 años las batallas aéreas de las películas de la segunda Guerra Mundial, las de samuráis, el relato cristológico de Ben Hur, la resistencia anticolonial del pueblo vietnamita, el mismo derrotó primero a los franceses y al poder imperial de su país de nacimiento, los Estados Unidos. (4)

Este capítulo se ubicaría entre el Episodio 3, “La Venganza de los Sith” y el

Episodio 4, “Una Nueva Esperanza”, donde un grupo de rebeldes debe robar los planos del arma más poderosa que ha construido el Imperio Galáctico, la “Estrella de la Muerte”, un pequeño planeta capaz de destruir con un disparo de su arma a un planeta completo, con ésta la hegemonía opresora es abrumadora.

Dirigida por Gareth Edwards, es su tercer largometraje de ficción para cine  y escrita por Chris WeitzTony GilroyJohn KnollGary Whitta. El reparto está compuesto por: Felicity Jones (La Teoría del Todo), Diego Luna, Mads Mikkelsen (Doctor Extraño, La Caza), Alan Tudyk (Trumbo: la lista negra de Hollywood), Ben Mendelsohn (La última apuesta, Slow West), Forest Whitaker (El mayordomo, El experimento) y Genevieve O’Reilly (Glitch, The Honourable Woman).

Primera Puerta: “Star Wars el capitalismo y la ideología” (5).

Hacía tiempo que no teníamos noticias de alguna nueva entrega hasta que el año pasado llegó a la cartelera, Episodio VII, “El Despertar de la Fuerza” donde según Maciek Winsniewski (MW) (6), el film apela a la nostalgia y lo hace muy bien: volví recordar el diciembre de 1983. Fue la primera vez que vi uno de estos films. Aquella oportunidad fue, el Capitulo VI “El Regreso del Jedi”. Recuerdo que no andaba el aire acondicionado del cine y no nos importó, con mi hermano entramos igual. Uno de los comentarios fue que “los soldados imperiales están vestidos como los alemanes” de las series y películas que veíamos, “Combate”, “Paton”, “La Batalla decisiva”.

Una escena muy emocionante ahora de la entrega del 2015 en la cual son rescatados, lxs protagonistas de manera épica-mágica por “La Resistencia”, naves volando al ras del agua saliendo detrás de una nube, no podía dejar de pensar en un libro que ví en los años 80, “Patria de Rebeldes – Guerrilleros Garibaldinos”. Guillermo del Toro juega con esto en “El Laberinto del Fauno” dándole a los guerrilleros una estética sobrenatural apareciendo como hadas salvadoras para apagar el mal del fraquismo que azotaba un pequeño poblado español.

Además MW, plantea, en su artículo que Star Wars le ha dado un giro conservador a la ciencia ficción, ya que quiere volver a la infancia al hablar de Caballeros y Princesas.

Aquí abro dos puertas más al preguntarnos qué significa infancia para él, ¿no volver a jugar? Jugar es una de las mejores maneras de cambiar el orden (subvertirlo), desarmar y volver a armar creativamente, “el hacer lúdico desafía lo instituido, lo burocrático, lo dogmatizado”(7). Además, las princesas son “guerrilleras” y son posteriormente comandantas de un ejército insurgente. Ahora bien, Augusto Boal (8) piensa en su libro “Estética del Oprimido” la industria cultural, en particular la cinematográfica, como –invasión de los cerebros,

La usual violencia de las películas y de la televisión busca llevar a los espectadores hacia el miedo y al desequilibrio emocional que se asemejen a los primeros meses de vida de un bebé ante el espanto que le causa el mundo. Con el objetivo de reproducir la misma impotencia infantil para que sus víctimas adultas estén a su merced, así como los niños están a la merced de sus mayores.

Esta infantilización del espectador es peligrosa porque inculca en su cerebro pasivo un mundo virtual fabricado por los dueños de los medios de comunicación, con sus valores e intereses. Esta es la forma más insidiosa de invasión, que, por si sólo, justifica la urgente creación y desarrollo, en todas las clases y grupos oprimidos, de una poderosa Estética”.

Los templarios del Futuro

Slavoj Zizek en su nota “Capitalismo si, pero Zen” (9) hace un análisis que uno de los íconos distintivos que es la Ideología-Religión de la “Fuerza”. Es un nuevo, -opio de los pueblos-, antes en los templos católicos se podía leer en sus paredes “Salva tu alma”, como la manera de justificar el orden injusto existente. Ustedes los marxistas son materialistas, lo importante es lo esencial. En SW nos lleva a un Budismo-pop occidental: para ser un JEDI, “una especie de comunidad cerrada que prohíbe a sus miembros cualquier forma de apego” es la nueva manera de alienación de la globalización. En palabras del autor:

La lección crítica a aprender es que no nos debemos comprometer en cuerpo y alma con el juego capitalista, sino que podemos hacerlo manteniendo una distancia interna. Pues el capitalismo nos pone ante el hecho de que la causa de nuestra subyugación no es una realidad objetiva como tal (que no existe), sino nuestro deseo, nuestra avidez por las cosas materiales y el excesivo apego que depositamos en ellas. Por consiguiente, lo que nos resta hacer es renunciar a nuestro deseo y adoptar una actitud de paz interior. No es sorprendente que un tal budismo-taoísmo pueda funcionar como complemento ideológico de la globalización liberal: nos permite participar del sistema manteniendo al mismo tiempo una distancia interna… Capitalistas, sí, pero desapegados, zen..”.

Pedagogía de la Esperanza (10)

Para ir finalizando el círculo con las primeras palabras, abrimos la última puerta y retomar a Paulo Freire se torna indispensable. Para poder transformar la realidad hay que tener esperanza: “Mi esperanza es necesaria pero no suficiente, ella sola no gana la lucha, pero sin ella la lucha titubea, Necesitamos una esperanza crítica…”

Es este primer año de restauración conservadora en Argentina y ganando posiciones en América Latina, es necesaria la esperanza crítica y la “Fuerza” y la “Historia” de los Pueblos, para construir un orden no capitalista, no patriarcal y no Imperial.

(1) https://www.youtube.com/watch?v=TuoIa5l2dM4

(2) https://es.wikipedia.org/wiki/Rogue_One:_Una_historia_de_Star_Wars

(3) http://egosumqui.blogspot.com.ar/2013/05/ideologia-y-politica-en-star-wars-parte_19.html Párrafo 5º

(4) http://egosumqui.blogspot.com.ar/2013/05/ideologia-y-politica-en-star-wars-parte_19.html Párrafo 12º

(5) http://www.jornada.unam.mx/2016/01/15/opinion/016a2pol

(6) Periodista polaco.

(7) Del texto, “La Dimensión Lúdica de la Educación Popular” Mariano Algaba

(8) Augusto Boal, Director y Actor Brasileño creador del Teatro del Oprimido. Traducción del Párrafo de “Estética del Oprimido” Daniele Martins

(9) http://bibliotecaignoria.blogspot.com.ar/2009/12/slavoj-zizek-capitalistas-si-pero-zen.html

(10) Libro de Paulo Freire “Pedagogía de la esperanza: un reencuentro con la Pedagogía del oprimido”. Río de Janeiro: Paz e Terra (1992)