Sur Adentro, con sus costumbres tan provincianas

Por Leonardo Candiano

El dúo bonaerense Sur Adentro, constituido por María Valeria Palermo y Pablo Roselló, presenta el sábado su tercer álbum, Viajeros, donde continúa en la firme línea con la que nació: la de recorrer e interpretar el cancionero folklórico nacional.

 

Este sábado 18 de abril a las 21:00 horas el dúo Sur Adentro, integrado por María Valeria Palermo en voz y piano y Pablo Roselló en voz y guitarra, presentará su tercer disco, Viajeros, enteramente producido de manera independiente. La cita es en el Teatro del Viejo Mercado (Lavalle 3177, C.A.B.A.). Junto con ellos, estarán allí Cristian Loudet en percusión y Federico Suárez en bajo.

Escuchar Viajeros es continuar la línea de un extenso y único itinerario que Sur Adentro viene recorriendo con suma convicción desde su surgimiento, allá por el año 2003, y que se cristalizó en sus álbumes previos: Por mi tierra (2004) y Un mismo cielo (2007). El dúo de la mujer oriunda de Tres Arroyos y el hombre quilmeño lleva más de una década en la misma senda, tras la huella de nuestro folklore, dando nueva vida con sus voces y musicalización a obras que ya forman parte de la historia cultural argentina y a producciones propias con las que enriquecen su repertorio.

Haciendo un guiño al nombre del dúo, Viajeros arranca con “Patagonia”, de Marino Coliqueo, uno de los compositores emergentes del país, reconocido integrante del grupo Che Joven; y sigue con “El tero tero”, polca de Marcos Velásquez, inolvidable en la memoria de  aquel hito de la música popular uruguaya, “El Sabalero”. Así, viejos y nuevos temas engarzan en el canto de Palermo y Roselló, en ensamble de piano y guitarra con mención especial a la participación de los músicos Loudet y Suárez.

Si ambos temas son cantados con soltura y originalidad, lo mejor del dúo sale a la luz en sus interpretaciones de los clásicos con los que continúan desandando el disco. Las zambas “Paisaje de Catamarca”, del Polo Giménez, y “Zamba del carnaval”, del Cuchi Leguizamón, son espacios donde detenerse una y otra vez al oír Viajeros. La “Chacarera del Mishki Mashu”, por su parte, de los Hermanos Ábalos, suena a propia en este dúo que tiene al piano en su conformación musical “titular” al igual que el ya legendario grupo santiagueño. Y también en sintonía con ellos, a esta chacarera no le falta “una guitarra ni un buen criollo que la pulse”, gracias a la siempre variada interpretación de Roselló.

Uno de los más altos momentos poéticos del mayor poeta de nuestra música, Atahualpa Yupanqui, aparece aquí con una versión a su altura en las serenas voces de Sur Adentro. Me refiero a la milonga “Guitarra dímelo tú”, de Atahualpa Yupanqui, donde logran crean el clima telúrico necesario para enaltecer una letra que nada le envidia a lo mejor de nuestra literatura. La otra milonga del disco llega de parte de tangueros de ley;  “Baldosa floja”, de Bocazzi y Giraldoni, conocida fundamentalmente a través de la voz de Argentino Ledesma y, más acá en el tiempo, de La Chicana, asoma aguerridamente en el fraseo de Palermo y el acompañamiento de Roselló.

El chamamé “La fiesta grande” deja de lado la tranquilidad reflexiva para invitar al baile con la mesa larga, la fresca del parral y Doña Rufina llegando con sus chipás, en un grabado de los días de encuentro festivos de nuestro litoral, entre luna y agua y la alegría de los cambá en acordeón, bailando hasta el dolor. Ya sobre el final, el aire coplero y triste de “Lejos” nos envía a un norte en el que culmina el álbum gracias al huayno “Como el mar”, de autoría propia.

En estos diez temas que constituyen Viajeros, Sur Adentro logra articular un cancionero que, a pesar de contar con un solo tema que les pertenece, ya es suyo, y en el que emerge una selecta compilación de la música nacional.

El repertorio elegido se afinca en el objetivo de cronicar la cotidianeidad de nuestro “interior”, con sus costumbres tan provincianas, como se dice en “Paisaje de Catamarca”, y como podemos encontrar en “La fiesta grande” o la “Chacarera del Mishki Mashu”. Fiestas, nostalgias, pesares y esperanzas vistas por el hombre de pueblo, en la pluma de los más grandes autores de nuestra música, se dejan oír en un disco en el cual este grupo consolida su identidad.

Con Viajeros, el dúo expresa su andar a lo largo y ancho del país y sus presentaciones en escenarios de toda la Argentina. En sus palabras: “Hace diez años elegimos el camino de llevar pueblo por pueblo nuestra música, nuestra canción. En cada rincón del país, alguien nos llama viajeros y así nos sentimos. Amamos lo que hacemos y éste es nuestro destino.”

Su música refleja exactamente eso: zambas, chacareras, milongas, chamamés, huaynos, y en sus discos previos gatos, loncomeos, tonadas y chamarritas, forman parte de lo que van juntando y construyendo en su constante rodar por la música y el territorio del país. La capital federal los recibe este sábado. Nuestros oídos, gustosos.

 

Otras Notas del Autor:

Lorena Hermida, canto clásico

Uniendo músicas del sur: Ancarola pasea su vos por Buenos Aires