Suspensión en medio de la tensión

Suspensión en medio de la tensión

Luego de conocida la propuesta de Rusia sobre el control internacional de las armas químicas que posee Siria, las repercusiones fueron inmediatas. En medio de las tensiones desatadas por un posible ataque militar por parte de Estados Unidos, el Senado de ese país suspendió la sesión para el próximo miércoles.

Esta última decisión fue comunicada por el líder de la mayoría del Partido Demócrata en la cámara alta, Harry Reid, quien argumentó que la votación fue suspendida mientras prosiguen las discusiones sobre la propuesta rusa. El senador afirmó que lo importante no es “lo rápido que lo podemos hacer” sino “lo bien que lo podemos hacer”. El Parlamento estadounidense discutiría una resolución aprobada previamente por su Comité de Relaciones Exteriores que autoriza una intervención limitada en Siria por 90 días y sin la presencia de tropas sobre el terreno.

Esta posibilidad ha sido rechazada de forma tajante por Rusia y China, y ha provocado movilizaciones en diferentes partes del mundo para detener una posible invasión a Siria, país que desde hace más de dos años es blanco de ataques terroristas y enfrentamientos entre mercenarios y tropas del Ejército.

El gobierno de Moscú propuso establecer un control internacional sobre los presuntos arsenales químicos en Siria, según lo comunicó el canciller, Serguei Lavrov, luego de entrevistarse con su homólogo sirio, Walid Mouallen.

“Si un control internacional sobre las armas químicas en Siria puede evitar un golpe militar contra ese país, Rusia está dispuesta de inmediato a incorporarse a ese trabajo, en esa dirección”, aseguró Lavrov.

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, declaró que la propuesta rusa es “un avance modestamente positivo”. “Vamos a ver si podemos encontrar un lenguaje que evite el ataque, pero que cumpla con nuestros objetivos clave para garantizar que no se usan esas armas químicas”, aseveró el mandatario. Obama igualmente aseveró que “es importante para nosotros no levantar el pie del acelerador, cuando se trata de asegurarnos de que entiendan que queremos decir lo que decimos”.

En medio de la avalancha de declaraciones tras la propuesta rusa, el canciller sirio, expresó que su país da la bienvenida a la propuesta: “En relación con esto, declaro que la República Árabe de Siria saluda la iniciativa rusa, partiendo de la preocupación de los dirigentes sirios por la vida de sus ciudadanos y la seguridad en nuestro país”.

También el primer ministro británico, David Cameron, manifestó su interés en la iniciativa presentada por Moscú, aunque advirtió que no debe convertirse en una distracción. En tanto que el canciller francés, Laurent Fabius, indicó que la propuesta rusa merece un examen preciso y puede ser admisible bajo ciertos condicionamientos.

Gran Bretaña y Francia son los principales aliados de Estados Unidos en su intento de invadir Siria, aunque en el caso británico el Parlamento rechazó un ataque militar contra la nación árabe.

Nuevas versiones sobre ataque químico

El periodista italiano Domenico Quirico, quien estuvo cinco meses secuestrado en Siria en manos de los mercenarios, aseguró en declaraciones efectuadas este lunes que durante escuchó una conversación en inglés en la que le atribuyeron a las fuerzas irregulares el ataque con armas químicas perpetrado el 21 de agosto pasado en Ghouta Oriental, en los suburbios de Damasco.

El reportero, que es corresponsal del diario La Stampa, dijo que durante el diálogo efectuado vía Skype una persona le comunicó a su interlocutor que la acción fue perpetrada para provocar una intervención militar de Occidente, y que “el número de muertos era exagerado”, reseñó Prensa Latina.

Quirico, quien estuvo secuestrado junto al profesor belga Pierre Piccinin, señaló que “no sé si todo esto es verdad porque no tengo ningún elemento que pueda confirmarlo, ni idea de su confiabilidad y de la identidad de las personas”. Por su parte, Piccinin, que también escuchó la charla, afirmó a la radio RTL-TVi que es un deber moral decir que el gobierno de Bashar Al Assad no usó gas sarín u otro gas en la periferia de Damasco. Piccinin explicó que cuando escucharon ese diálogo “teníamos la cabeza en llamas” porque “estábamos prisioneros ahí, bloqueados con esa información e imposibilitados en darla”. El profesor belga agregó que los meses en cautiverio fueron “una odisea aterradora a través de toda Siria, pues fuimos prisioneros de distintos grupos, algunos muy violentos, antioccidentales e islámicos anticristianos”.

Días atrás, el portal Infowars publicó las declaraciones del mercenario Nadim Balush, quien confirmó que los grupos irregulares utilizan armas de destrucción masiva en Siria. Balush es miembro de la agrupación terrorista Riyadh Al Abdin, que actúa en la zona de Latakia, al noroeste del país.

En las citas recogidas por Infowars, el mercenario mencionó la utilización de “productos químicos que producen gases letales y mortales que yo poseo”. “Decidimos hacerles daño a través de sus mujeres y niños”, relató Balush, quien en sus declaraciones exaltó la figura de Osama Bin Laden como líder del grupo mercenario al que pertenece.