Tiempo Argentino: “Estamos en las calles así la gente puede seguir leyéndonos”

Por Mauricio Polchi@MauriElbueno/ Foto por Gala Abramovich – @Galuxxx

Nucleados en una cooperativa, los trabajadores y las trabajadoras del periódico Tiempo Argentino marcharon al Palacio de Tribunales. Este lunes 13 de junio asistieron a una audiencia con el objetivo de evitar el desalojo de la redacción del diario, solicitada por el propietario del edificio donde se realiza la publicación.

El Diario Tiempo Argentino (Cooperativa “Por Más Tiempo”) y Radio América funcionan en el edificio de la calle Amenabar 23, en el barrio porteño de Palermo. Desde hace varios meses, efectúan una permanencia pacifica en el lugar, tras ser abandonado por los ex dueños del Grupo23, los empresarios Sergio Szpolski y Matías Garfunkel.

“Hace dos semanas nos llegó una notificación de desalojo, aparentemente del dueño del edificio para sacarnos de la redacción”, explicó este lunes el presidente de la Cooperativa Por Más Tiempo Javier Borelli. “Hay voluntad de pago porque de esto depende el sustento de unas 120 familias”, agregó.

Por otra parte, las y los trabajadores de Radio América denunciaron hoy que “matones armados tomaron este fin de semana la planta transmisora” del barrio de Villa Soldati, encabezados por el empresario correntino Mariano Martínez Rojas, y la retiró del aire.

Por ese hecho, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) repudió “la irrupción de Martínez Rojas en la planta transmisora y la posterior interrupción de la programación de emergencia que llevaban adelante los trabajadores al aire para denunciar lo que estaba ocurriendo, lo que constituye un gravísimo acto de censura”. También, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa), presente en la movilización, públicas a “intervenir en forma urgente en el conflicto y garantizar el regreso al aire de la emisora”.

A la salida de la audiencia, luego de la solicitud de desalojo por parte del propietario del edificio donde se realiza la publicación, Marcha conversó con Javier Borelli, Presidente de la Cooperativa Por Más Tiempo.

-¿Podrías detallarnos el motivo de la audiencia en Tribunales?

Como muchos saben desde hace dos meses que el diario está saliendo todas las semanas. Y resulta que hace aproximadamente dos semanas nos llegó una notificación sobre un inicio de desalojo, impulsada aparentemente por quien es el dueño del edificio en el cual nosotros estamos. Se supone que tenía un contrato con sociedad de Szpolski y Garfunkel, pero resulta que hacía ya varios meses que no le pagaban el alquiler y entonces nos piden el desalojo.

-¿Ustedes anhelan continuar en el lugar?

Por ese motivo vinimos al Palacio de Tribunales, porque ya respondimos que nosotros tenemos voluntad de pago y queremos llegar a un acuerdo. Venimos durmiendo desde hace 4 meses en ese lugar para defender nuestras herramientas de trabajo y poder garantizar que el diario siga en la calle. Somos 120 familias las que estamos ahí trabajando. En ese sentido, creemos que tenemos motivos pero además estamos generando los ingresos para llegar a pagar un alquiler. Y sino, que nos den un plazo para encontrar un mejor lugar. Queremos seguir saliendo a las calles, y así la gente puede seguir leyéndonos.

-¿Cómo es el balance hasta ahora de la experiencia cooperativa?

Estamos muy contentos. Ya llevamos 8 números, con una tirada de 30 mil periódicos, hemos aumentado el alcance, y empieza a llegar pauta privada. Queremos seguir, y todo da para que sigamos porque el producto rinde. Es cuestión de que llegue más pauta, y que la pauta oficial también aparezca, sin ningún miedo por alguna represalia. El diario está consolidado, y en este ritmo es inevitable que sigamos creciendo.

-¿Cómo ven ustedes estos 6 meses del gobierno de Mauricio Macri?

Yo creo que como representante de los sectores populares, que es a lo que Tiempo Argentino apunta, somos los que más estamos sufriendo y creo que Tiempo es un ejemplo. Pero bueno, hay muchas medidas antipopulares, vemos que el hartazgo está llegando, que la sociedad se cansa, pero vamos a poner el esfuerzo necesario para sacarla para adelante.

Nota relacionada: Audiencia por desalojo de Tiempo Argentino: “Los dueños son inflexibles”