Tiempo de definiciones para la CGT

Por Mario Hernández

Hoy se reúne el Comité Central en el histórico edificio de Azopardo. Mientras, el gobierno aumentó los subsidios… a las petroleras.

“En mi gobierno los trabajadores no pagarán impuesto a las Ganancias”. Los dichos de Mauricio Macri en campaña electoral han mutado a “ir modificando las escalas de manera gradual porque no tenemos recursos para resolverlo en uno o dos años”, según aseguró días atrás Alfonso Prat Gay. La frase predispuso muy mal a los gremios que definirán el viernes si van o no a un paro general.

Hoy, cuando se reúna el Comité Central Confederal en el salón Felipe Vallese del histórico edificio de la calle Azopardo, no habrá más lugar para especulaciones. La CGT tendrá que fijar una posición más allá de lo discursivo frente a la negativa sistemática del gobierno de no atender los distintos reclamos expresados por las centrales obreras.
Si bien la posición mayoritaria es la de convocar a un paro general con movilización, aún la decisión no está tomada. Desde los sectores del sindicalismo más cercanos al gobierno esperan algún gesto del oficialismo que les permita imponer su postura de postergar las acciones concretas.
La postura expresada por los ceos internacionales y nacionales en el “Mini Davos” como Paolo Rocca, CEO de Techint, declarando que “hay que convencer a los sindicatos para que no peleen por el sueldo de algunos, sino por el empleo de muchos” y los detalles del proyecto que enviará el Ejecutivo al Congreso para modificar el Impuesto a las Ganancias terminaron con la paciencia de algunos de los popes sindicales. “No nos dejan otra que ir al paro. No nos tiraron un centro”, confesó uno de los hombres que dentro del Comité Ejecutivo se alinea con el ex secretario General, Hugo Moyano.
Por otra parte, el secretario general del gremio de maquinistas de trenes de La Fraternidad, Omar Maturano, salió a diferenciarse de los que reclaman a viva voz un paro general contra Macri, al plantear que esa medida se deberá adoptar solo “si no se llega a un consenso” con el Gobierno.

Maturano estimó que el viernes, en el encuentro de los dirigentes de la CGT, algunos sectores “van a plantear una medida de protesta y confrontar con el Gobierno”, mientras que “otros dirán de llamar a un acuerdo social o nacional donde se sienten todas las partes de la sociedad y buscar un camino acorde con la paz social, sin conflictos”, frente a lo cual anticipó que su sector se inclinará por la búsqueda de “consenso en el acuerdo social”.

Subsidios para quienes más ganan

Al productor local se le pagará un costo por encima del precio de producción, es decir, se subsidia a las petroleras que extraen y venden el gas con plata de los consumidores al tomar como referencia el precio más caro, lo que cuesta importar el gas por barco y regasificarlo en tierra (U$S 6.80 x BTU) que representa solo el 10% del consumo nacional. Es el valor aproximado de la operación más cara realizada este año. Se trata del GNL que proveyó una filial de Royal Dutch Shell.

Según la exposición que hizo en la Audiencia Pública (AP) un directivo de YPF, el costo de producción está por debajo de U$S 2 x BTU. El promedio pagado en 2015 por los usuarios fue de U$S 2.50 x BTU (dato que brindó el propio Aranguren en la AP). La demanda se abastece en un 70% con gas local.

Una investigación del Instituto de Energía Raúl Scalabrini Ortiz (IESO) señala que promediando los precios del gas producido localmente y el importado se llega a un precio consolidado de U$S 3.01, no de U$S 6.80, lo que representa un sobrecosto de U$S 3.700 millones aproximadamente.

A esto se suman los U$S 4.000 millones por transferencias al sector por la vía del precio del barril de petróleo más alto que el valor de importación (unos U$S 20 por arriba de los U$S 45 que cotiza en el mercado internacional).

En medio de una caída de los precios de la energía en el mundo, los precios de Argentina aumentan garantizando ganancias extraordinarias a las petroleras. No por casualidad tras la AP las acciones gasíferas treparon hasta el 10%.

El primer aumento estará por arriba del 200% promedio con posteriores ajustes semestrales y la tarifa quedará dolarizada. Lo dijo Aranguren en el foro empresario desarrollado en el CCK: “Queremos que decida el sector”, es decir, YPF, Total Austral, PAE, Petrobras Argentina y Tecpetrol, que reúnen el 78% del mercado de gas natural.

Mientras tanto, en lugar del 500% que pensaba aplicar -y que la Corte Suprema no objetó-, al aumento para los usuarios comerciales, estaría más cerca del 250%.

La situación en los comercios e industrias fue puesta en la mesa de negociación, aceptando el Gobierno el pedido de las provincias y los intendentes como una muestra de flexibilidad.

Otro reclamo de los defensores del pueblo y la mayoría de los casi 400 expositores fue que un hogar receptor de tarifa social en un servicio (luz), pueda acceder al beneficio en gas y agua.

Paran docentes y profesionales de la salud

El martes se reunió el Plenario de Secretarios Generales de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) y ante la grave situación que tienen a varias provincias en conflictos y la negativa del gobierno nacional y los gobiernos provinciales de reabrir las paritarias; y la amenaza al régimen previsional docente, resolvió convocar al Paro Nacional Docente el 27 de Septiembre con concentración a las 10.30 hs. frente al Congreso de la Nación y movilización al Ministerio de Educación de la Nación.

El jueves pasado sesionó en la sede central de CONADU el Plenario de Secretarios Generales. Tras varias horas de debate, las 26 asociaciones de base presentes sintetizaron un plan de acción, en el marco del pedido de reapertura de paritarias, que incluye realizar dos nuevas Jornadas Nacionales de Protesta y Difusión: el jueves 22 de septiembre -con actividades variadas en los distintos gremios- y otra el martes 27 de septiembre que finalizará con una movilización al Ministerio de Educación y Deportes.

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) rechazó el jueves pasado los 158 pesos de aumento que ofreció en paritarias el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal y ratificó el primer paro de 48 horas, que realizará los días jueves 22 y viernes 23 de septiembre y que serán la quinta y sexta jornada de medida de fuerza desde el comienzo de un “plan de lucha” que ya cumplió con cuatro paros de 24 horas.

Conflictos en transporte

“Hoy (lunes 19) tenemos 20 coches disponibles de cada cabecera, es decir, 40 coches de un total de 344”, afirmó Esteban Simonetta, delegado de los trabajadores de la Línea 60 de colectivos. Agregó que “nunca se hizo un paro, sino que se abandonaron las tareas a partir de la irresponsabilidad patronal tras la muerte del mecánico Daniel Ramallo”.

“No creo que lleguemos a funcionar completos para el martes, sino recién miércoles o jueves”, dijo Simonetta, quien informó que las autoridades del Ministerio de Trabajo se habían comprometido a que la Superintendencia de Riesgos del Trabajo realizara una revisión técnica de todas las unidades antes de volver a funcionar.

Si bien la intención era retomar el servicio el viernes pasado tras el dictado de la conciliación obligatoria por parte del Ministerio de Trabajo, los colectivos “no estaban en condiciones porque no hubo revisión técnica”, señalaron fuentes sindicales, por lo que la primera unidad partió recién el sábado a las 8:15.

La medida que comenzó hace casi dos semanas tras la muerte de un trabajador en un taller de la empresa en Barracas, hace que apenas circulen dos ramales y solo 120 de los 344 colectivos. La línea 60 volvería a funcionar con normalidad recién hoy el jueves 22.

Por otra parte, los vuelos de cabotaje e internacionales de las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral permanecieron cancelados el viernes pasado por el paro que iniciaron los trabajadores nucleados en la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) en reclamo de mejoras salariales.

La empresa privada de correos OCA que ocupa 7.800 trabajadores es administrada y gestionada desde el martes 13 por los trabajadores jerárquicos, luego de un conflicto que se prolongó durante algo más de una semana y que incluyó cortes de calles y bloqueos en demanda del pago de salarios adeudados.

Finalmente, Hugo Moyano pagó los salarios de los choferes, bajo el compromiso de la empresa de reembolsar el monto en un plazo de 30 días.

Cuadernazo por la expropiación de Donnelley

El jueves a las 11:00 los trabajadores de la cooperativa gráfica Madygraf (ex-Donnelley) realizarán una concentración frente a la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, donde repartirán 10.000 mil cuadernos escolares producidos en la gráfica bajo control obrero con el fin de exigirle a la Cámara de Diputados que apruebe el Proyecto de ley de expropiación de esta fábrica, el cual le permitirá evitar que se pierdan 200 puestos de trabajo.

Los trabajadores de la gráfica, ubicada en la localidad de Garín en Escobar, alquilan el predio donde funcionan sus instalaciones al juzgado de la quiebra. El próximo 30 de octubre se vence el contrato de alquiler y la Justicia no ha dado señales para su renovación. De no renovarse el contrato, el establecimiento iría a remate y los trabajadores perderían sus puestos de trabajo. Lograr la aprobación de esta Ley permitirá conservarlos.

Recordemos que el 11 de agosto de 2014 los directivos de RR Donnelley Argentina S. A., luego de huir del país, cerraron el establecimiento y presentaron su propio pedido de quiebra, quedando despedidos más de 400 trabajadores.

Hieren a trabajador con bala de plomo

Luis Bastidas, trabajador y delegado de UPCN del Ministerio de Desarrollo Social, está internado tras ser baleado por un policía mientras manifestaba por mejoras salariales. El hecho sucedió el miércoles por la mañana en las puertas del Ministerio de Seguridad, Trabajo y Ambiente de la provincia de Neuquén.

Bastidas podría haber sido un nuevo Carlos Fuentealba, el docente neuquino asesinado por un policía en el 2007, ya que la bala ingresó por su pecho cerca del corazón.

Distintos gremios estatales, como ATE-CTA, ATEN (docentes), SEJUN (judiciales) y ADUNC (docentes universitarios), y el Sindicato Ceramista de Neuquén, realizarán un paro el jueves 22 y se movilizarán conjuntamente hasta la Casa de Gobierno en repudio al accionar policial.