“Tiene muchos motivos para estar en libertad”

Por Ana Schimelman*

La Cámara Federal resolvió el caso del twittero Miguel de Paola, que hace 50 días está preso, acusado por intimidación pública por una serie de twits que emitió meses atrás. Gonzalo Freija, de la Asociación de Pensamiento Penal, que presentó un Amicus Curiae, comentó un poco más sobre el caso, en una entrevista con el programa radial La Revancha (FM La Tribu)

-¿Por qué vieron la necesidad como asociación de intervenir en esta causa?

-Porque nos llamó la atención, primero, la aplicación de la ley antiterrorista, porque es la primera vez que se aplica a un caso con esta característica. Segundo porque Miguel de Paola está preso y pensamos que la prisión preventiva tiene que ser una medida de uso excepcional, así lo marca la ley, y en este caso no está justificada en absoluto: es un chico de 21 años, estudiante universitario, tiene un domicilio donde vive con su familia, donde tiene un montón de motivos para estar en libertad, y está preso por haber mandado unos twits, que generaron cierta preocupación en las fuerzas de seguridad, pero nada más.

-¿Cómo podemos explicar que Miguel siga detenido después de 50 días, más allá de no haber encontrado ningún lazo con organizaciones terroristas, sumado a la declaración de Carlos Rojas, de la división cyber crimen de la Metropolitana, donde afirmaba que solamente eran jóvenes que estaban aburridos?

-Hay que entender una cosa: la intimidación pública es un delito que, si bien es grave, no tiene una pena que sea necesariamente de efectivo cumplimiento, por lo tanto la gente imputada está en libertad. En este caso, como la jueza aplica la ley antiterrorista, esto multiplica la escala penal, para que en el caso de que haya una condena,  esta sea de efectivo cumplimiento. Nosotros creemos que la aplicación de la ley antiterrorista no tiene nada que hacer en este caso, porque si bien es un persona que en su momento hizo unos twits que parecían tener una vinculación con el estado islámico, en realidad sólo se creó un usuario con un nombre que suena árabe, puso unas fotos unas imágenes y tradujo algunas frases al idioma árabe, nada más. Cuando se allana su casa el día que se lo detiene, se secuestran pen drives, discos, duros, computadoras, donde luego de revisarlos no se encontró ningún elemento que vincule a Miguen con organizaciones terroristas. En ese sentido pensar que la acción de De Paola generó un sentimiento de terror en la población me parece medio descabellado

-Si bien pareciera no haber tantos argumentos para retenerlo en prisión, desde el Ministerio de Seguridad se tomó este caso como una desarticulación de una célula de twiteros. ¿Qué peligros creés que se pueden correr cuando se utiliza tan livianamente la formulación de terrorismo o la cláusula de posible terrorismo?

-En este caso las fuerzas de seguridad funcionaron muy bien: inmediatamente dieron con el responsable a través del rastreo informático de dónde estaban ocurriendo materialmente los twits, y dieron con la persona. La encontraron, allanaron la casa, se llevaron lo que se tenían que llevar  y analizaron todo. Lo que hicieron fue descartar que esa persona fuera terrorista, entonces el peligro es ese: que con una ley que se avoca a un tema grave como es la amenaza del terrorismo en el mundo, lo que termina pasando es que se aplica a casos como este, con gente que no tiene nada que ver con eso.

-Hoy en día, estamos viviendo un clima de alta conflictividad sindical y territorial. ¿creés que el hecho de que este joven siga preso es un intento de disciplinar el conflicto social?

-Este no es el caso de un luchador social, es el caso de una persona que hizo un chiste que termino mal. De todas formas, creo que una ley tan amplia como es la infeliz redacción que tiene la ley antiterrorista y que se aplica a cualquier delito, permite este tipo de situaciones, y por eso tenemos que estar muy cuidadosos con nuestras libertades.

-¿Qué pensás que puede resolver mañana la cámara federal?

-Espero que la cámara federal le devuelva la libertad a De Paola como mínimo, es una persona que está a hace más de 50 días preso por mandar 3 twits que no generaron temor en la población. Me parece que está bien que las fuerzas de seguridad se ocupen de estos casos pero para descartar, no para dejar a alguien preso 50 días, me da la sensación de que es una exageración, que no es la mejor respuesta que el derecho tiene para dar.

Audio Completo: http://www.larevanchaprograma.com.ar/hay-muchos-motivos-para-que-de-paola-este-en-libertad/

* Para La Revancha