Todo paro general es político

La medida de fuerza que los trabajadores y trabajadoras argentinas realizaron a 50 años del Cordobazo, pone en discusión varias cosas: una es si el Paro General es político o no y otra, qué se juega en la disputa por el modelo económico.

Por Orlando Agüero
Era 29 de Mayo y se cuplían 50 años del conocido Cordobazo, aquel levantamiento popular que el pueblo trabajador, con el legendario Agustín Tosco a la cabeza, realizara para derrotar a la dictadura del General Onganía, el pueblo trabajador llevó adelante el 5to Paro al gobierno de Cambiemos.

La discusión sobre el rumbo de la economía hace rato quedó atrás. Si bien hay un cierto acuerdo entre las principales centrales obreras sobre el diagnóstico económico y político, entre ellas, cierran en que las transformaciones de las reglas de juego económicas se van a poder llevar adelante, en forma limitada, a partir de un triunfo electoral en octubre y la asunción de un nuevo gobierno en diciembre de este año.

Sin embargo, esta situación no pudo obturar la consigna “Paro General Activo”, que han impulsado las organizaciones de trabajadores y trabajadoras más combativas por fuera de las estructuras dominantes del universo del trabajo formal. Es decir que ayer se observaron tres formas de lucha claramente definidas.

La CGT

La convocatoria al Paro General estuvo a cargo de la CGT. Estos luego de entenderse referenciados en la candidatura presidencial de Alberto Fernández, ya no tienen tanto problema en realizar paros contra el gobierno nacional. Por supuesto, luego de haber sido protagonistas de varias agachadas realizadas a espaldas de la clase trabajadora, como por ejemplo reunirse con las delegaciones del Fondo Monetario Internacional en el marco de la tremenda deuda que le queda al Estado Argentino, en el cual las palabras hacia ellos fueron que la Argentina pagará la deuda sin poner restricciones.

En los primeros dos años de gobierno del macrismo, intentaron casi ni aparecer en escena. La intención de los gremios más grandes era resolver el tema de las deudas que el gobierno tiene con las obras sociales. Eligieron no hacerle medidas de fuerza al gobierno, debido a las presentaciones judiciales que han llevado a la cárcel a referentes sindicales como “Caballo” Suarez de los portuarios y el conocido “Pata” Medina de la UOCRA de La Plata. Dos casos emblemáticos, que le sirvió a Cambiemos para disciplinar a los “Gordos” y a éstos para renegociar el dinero de las Obras Sociales. Seguro esta será una discusión que no terminará con esta gestión.

Pareciera que para la CGT la consulta acerca de si el paro es político o no tiene respuesta inmediata, y que es político, económico y de futura gestión. De todos modos, sin ninguna duda que el principal motivo por el cual este triunviro decidió convocar a esta medida fuerza nacional, fue por la presión que se originó al interior de la orgánica obrera y por las distintas expresiones de otros sectores sindicales que hoy no pertenecen a la Central, pero que en función de la muy mala situación económica a la que ha conducido el gobierno del presidente Macri, ejercieron su poder para determinar este Paro Nacional que muchas y muchos pedían.

Moyano

El frente sindical liderado por el Sindicato de Camioneros de Moyano y las CTA’s, también fue protagonista y convocante de esta medida de fuerza que trabajadores y trabajadoras han llevado a cabo este 29 de Mayo. Son otros que piensan que no va a haber alguna clase de modificaciones en las políticas económicas del gobierno, pero que sí es importante llevar a cabo medidas que deterioren el endeble orden institucional, político, y social que Cambiemos mantiene hoy en nuestro país. El principal reclamo de este sector, más allá de la deuda de las obras sociales, es la derogación del impuesto a las ganancias que afecta a los trabajadores y trabajdoras que ganan más que el piso impuesto por el gobierno.

El discurso del gobierno dice que las altas paritarias a las que han sabido llegar algunos sectores como los trabajadores camioneros son responsables de la inflación y la falta de equilibrio económico de las cuentas fiscales. También son blanco de arremetidas judiciales por parte del oficialismo. Igualmente, este sector se vio representado en la conformación de la candidatura presidencial de Alberto y Cristina, pero sobre todo con la postulación de Magario a la Vice-Gobernación de la Provincia de Buenos Aires que propuso la misma ex-presidenta. Al mediodía del 29 de Mayo, a 50 años del Cordobazo, se los veía contentos y exultantes con como se venía desarrollando el Paro General.

Izquierda Combativa

A pesar de la convocatoria de la CGT a un Paro sin movilización, y a que el moyanismo y compañía hayan convocado un acto casi sin actividad, salvo algunas excepciones, la izquierda combativa se erigió como el músculo de esta nueva medida de fuerza de los trabajadores y trabajadoras. Esta situación se da hace rato, sin embargo, desde aquel acontecimiento donde sectores de trabajdores que no comulgan con la burocracia sindical coparon el acto de la CGT en Plaza de Mayo y hasta se llevaron el atril del escenario, la correlación de fuerzas dentro del mundo gremial comenzó a tener un vuelco hacia la combatividad de la izquierda, el posicionamiento de trabajadores cuestionando a la referencia sindical burocrática y al gobierno actual, como los principales arietes que construyen este modelo de opresión, ajuste y respresión. Es decir que en este Paro General, los piquetes en los principales puntos de acceso hacia la CABA y los distintos piquetes en otros puntos del Gran Buenos Aires y el resto del pais, como por ejemplo en las principales ciudades como Córdoba y Tucumán se hicieron sentir más allá de las mediciones estadísticas.

Qué dice el Gobierno

El presidente argentino Mauricio Macri tenía un acto protocolar. Era el día del Ejército Argentino. Se sentía su presión. Habló ante las formaciones militares sin mencionar el tremendo paro nacional del cual estaba siendo él el principal sujeto a atacar. Quizás no quiso mostrar debilidad o lástima. De todas maneras, Mauricio Macri comenzó una caída, tipo barranca abajo, desde hace rato. Esta situación la registran hasta ahora todas las encuestadoras. El ministro Dante Sica, de Producción y Trabajo, dijo que el costo del paro es de cuarenta mil millones de pesos. Sin embargo, no dice cuánto es el costo de las fugas de capitales que se dan diariamente. Estas duplican esta cifra por día.

Las fugas de dólares del país están en función de la avaricia de las grandes empresas que gobiernan la nación y repercuten en los préstamos que el FMI le efectuara a la Argentina y dejan para el Estado. Pero no es solo eso, también se articula el axioma de que este plan económico no cierra sin represión. Es que la jornada del paro no se dió sin represión del Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich. El Puente Pueyrredón tuvo su escaramuza en donde las personas que fueron afectadas fueron de las filas de trabajadores y trabajadoras de las fuerzas que cortaban el Puente Pueyrredón, espacio emblemático en la lucha por los derechos del pueblo trabajador.

Las expresiones de Bulrich fueron “no permitiremos que se corten los accesos a la Capital”. Cuando desde la mañana estos accesos estuvieron cortados dijo: “estamos garantizando la libre circulación de los accesos a la capital”. Las mentiras de este gobierno casi ya no tienen lógica. Son lxs mentirosxs más destacadxs del país. El gasto infernal en “cuestiones de seguridad interior”, que incluyo un camión- valla, resultó un fiasco. Fue el hazmereír de numerosos medios de comunicación que transmitían en directo la jornada de lucha. La represión con balas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta no estuvieron ausentes en el Puente Pueyrredón.

¿Qué le queda al gobierno? Poco… solo terminar este período de gestión. ¿Qué le queda hacer al pueblo trabajador? Luchar. Contra este gobierno de hambre y para que el siguiente no acepte los postulados del FMI. Así podremos salir de este berenjenal en el que nos han metido estos personajes de Cambiemos.

El mejor ejemplo son nuestras compañeras que no se dejan vencer. Luego de que la institucionalidad del Poder Legislativo Nacional les diera la espalda en la sanción de la ley de aborto, anteayer 28 de Mayo se llevó a cabo la octava vez que se presenta el proyecto. Esto indica que la “única lucha que se pierde es la que se abandona” y que el pueblo va a seguir luchando por incrementar la plantillas de derechos a favor, sin ningún tapujo ni tabú.

Organizarce, luchar, resistir y avanzar, deben ser las consignas que guíen los pasos del pueblo que trabaja todos los días a pesar de las decisiones políticas de los gobernantes. Por eso es muy importante pensar que deberemos seguir en la postura combativa ahora y luego del 10 de Diciembre. Todo Paro General es político. Talla en las elecciones, en la economía, también en la correlación de fuerzas de los sectores en disputa y además ante la opinión pública generan un nivel de presencia que va mucho más allá de lo electoral.