Un gran diálogo internacional para abordar la deuda externa

Por Ana Laura Xiques y Mario Hernández

Mientras cierra la Primera Conferencia Internacional “Deuda, bienes comunes y dominación, resistencias y alternativas hacia el buen vivir”, en la sede de ATE, Ciudad de Buenos Aires, reproducimos voces como parte de los objetivos planteados al inicio.

 

Días antes del inicio de la  Conferencia, y cuando se cumplen diez años del famoso canje de la deuda externa promovido por Kirchner y Lavagna, se brindaba la ronda de prensa que planteaba el devenir de las jornadas que dieron inicio el miércoles 3 de junio y cierran hoy.

En ese oportunidad, Julio Gambina tomó la palabra para comentar los objetivos y las proyecciones  “El año pasado decidimos agrupar a un amplio movimiento popular que es la Asamblea por la suspensión del pago e investigación de la deuda, por la defensa del patrimonio nacional y los bienes comunes, que integran un conjunto de organizaciones sociales, políticas, culturales de nuestro país. El tema era el conflicto de Argentina con la justicia estadounidense, ante la demanda de fondos especulativos, los llamados “fondos buitre” que ha motivado iniciativas en el plano internacional. El problema de la incapacidad de pago y el cáncer que representa para el conjunto del pueblo argentino el pago de deuda le quita recursos a mejores jubilaciones, a mejores salarios estatales, a la salud pública, a la educación pública, a distintas iniciativas de tipo social y necesidades que hay en nuestro país.

Por eso el pago recurrente de la deuda es el compromiso que se asume con las clases dominantes, y es lo que queremos discutir en esta Conferencia internacional. Pero no solo nos limitamos al tema de la Argentina, porque hoy está muy caliente el conflicto en Grecia que ha formado una Comisión internacional para investigar la deuda desde comienzos de abril y el Comité científico lo preside el titular del Comité de anulación de la deuda del Tercer Mundo, Eric Toussaint, inspiradores también de esta Conferencia internacional que estamos desarrollando en Argentina.

El tema también está preocupando en España y es uno de los temas centrales del capitalismo mundial en crisis, a tal punto que el principal deudor del mundo es el Estado norteamericano. Por lo tanto, este no es un tema de nuestro país, ni de Sudamérica, ni del sur del mundo, es un tema que preocupa a Europa, a Estados Unidos, al capitalismo desarrollado y al capitalismo mundial.

Nuestra expectativa consiste en abarcar lo más posible para que todas las campañas quepan en una”.

 

La deuda externa se utilizó para montar el exterminio en la Argentina de la dictadura

Fue el turno de Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora quien afirmó que el desarrollo de la Conferencia “tiene mucho que ver con lo que vivimos en la Argentina con la desaparición de mi hijo Carlos Gustavo en el año 1977, cuando la Argentina debía apenas U$S 6.000 millones y esa deuda se fue acrecentando año a año dado que la dictadura cívico-militar-religiosa empezó con la terrible actividad de la represión y para eso armó campos de concentración, tortura y muerte, compró armas para torturar a nuestros hijos e hijas, para pagarles los sueldos a los torturadores y mantenerlos sujetos a ese pacto de sangre. Todo lo que se gastó en esos años fue dinero pedido al FMI, al Banco Mundial y se fue acrecentando.

Por eso estoy acá, porque soy consciente de que esa deuda no la tenemos que pagar, que deberían hacerse auditorías, en base a que tenemos pruebas contundentes de ese caudal de deuda en el libro de Alejandro Olmos, donde ningún juez pudo desvirtuar sus presentaciones sobre el origen espurio de la misma.

En realidad esta Conferencia es un gran diálogo internacional para definir el camino para abordar la deuda externa. Creo que esta es una buena oportunidad para abrir el panorama que es nuestro presente, no se puede seguir pagando lo que no debemos. Además, para llegar al ‘buen vivir’, para terminar con el hambre, con tanta necesidad que tiene nuestro pueblo”.

 

Tenemos que caminar hacia la sensibilización de la problemática de la deuda externa

Tomó la palabra esta vez María Elena Saludas, integrante de ATTAC Argentina, del Comité por la anulación de la deuda de los países del Tercer Mundo y de la CTA (Autónoma). Sus palabras continuaron las de Cortiñas: “Tomo una palabra que dijo Norita, ‘diálogo’, con ese carácter tenemos que pensar esta conferencia. Nuestra idea es que esto es un proceso donde tenemos que caminar hacia la sensibilización, no solo en la Argentina, de la problemática de la deuda, tan vinculada a todos los ejes de lucha que hay en nuestro país. Mientras digo esto estoy pensando en el actual modelo productivo, en los aceiteros que están de paro, en la relación de este modelo agroexportador extractivista con la deuda, porque se necesita profundizar este modelo para pagar la deuda, porque realmente no estamos desendeudados. Tenemos mucha esperanza de que esto signifique el inicio de un camino de debate y de inicio de esta campaña”.

 

Hay que suspender el pago de la deuda e investigarla

En ese mismo marco, Julio Gambina comentó sobre la próxima reunión con la Comisión Bicameral aprobada por la Ley de pago soberano, que empezó a funcionar hace poco tiempo, donde se compartiría un debate con los legisladores que integran esa comisión. Y agregó: “No es un tema menor que en el Parlamento argentino se haya constituido esta comisión, cuando durante muchos años se negó la posibilidad de que la deuda podía ser investigada”.

Desde la CTA Autónoma se tomó la palabra. La idea era resaltar dos temas importantes: “Que nuestra Central tiene un compromiso histórico con este tema, desde un Congreso que se hizo en Mar del Plata en 1999, donde participaron más de 8.000 personas y se votó masivamente la investigación y suspensión del pago de la deuda externa.

Esa posición la hemos mantenido históricamente y ahora que se activó el conflicto con los fondos buitres automáticamente nos sumamos a la formación de esta Asamblea para llevar adelante este proyecto, que a su vez se suma a otro proyecto que venimos trabajando desde antes, que es la idea de poner en discusión el tema de los recursos naturales.

Entendemos que estas cuestiones están todas articuladas, que la deuda no está separada del modelo productivo y que, entre otras cosas, tenemos un modelo productivo estructurado en función concretamente del endeudamiento ya que está fundado en el comercio exterior”.

Ante la pregunta de un periodista sobre los avances concretos desde que se constituyera la Comisión Parlamentaria, Gambina aclaró: “Nosotros no hablamos por la Comisión, creo que para que no sea un verso nosotros necesitamos incrementar la movilización popular, para presionar sobre el Congreso. Hace 30 años que venimos exigiendo la suspensión de pagos y la investigación de la deuda, durante tres décadas se negó esa posibilidad, por eso reivindicamos la constitución de la Bicameral por ley porque tiene que ver con la fuerte posición de las organizaciones como las que integramos esta Asamblea. Obviamente tenemos desconfianza de que eso avance, la única seguridad que tenemos es que nuestra movilización sea grande. Por eso no queremos que esta conferencia sea un acto, sino como bien se dijo, sea un proceso que desemboque en una campaña popular, y si esa campaña es lo suficientemente fuerte como para presionar en el Parlamento, al Poder Ejecutivo y a todos los niveles, la soberanía popular va a poder afirmarse ante cualquier voluntad política de cualquiera de los poderes del Estado”.

Como cierre de la Conferencia, hoy, a partir de las 11.00 en la sede de ATE, Belgrano 2527, se realizará una asamblea para considerar las propuestas e iniciativas para la construcción de una campaña popular por la suspensión del pago e investigación de la deuda externa, recogidas durante la Conferencia Internacional.