Beirut tras la explosión. La mirada de un mexicano en el Líbano

Dialogamos con Ruen Roguez, artista mexicano que desde hace un año vive en en Beirut, capital de Líbano, quien narró cómo se viven los días posteriores a la explosión, una mezcla entre las acciones por levantar los escombros y la indignación política en las calles.

Por: Sonia Izquierdo | Fotos y video: Ruen Roguez

“Viví el miedo. Entre más veo, más tristeza me da. Tengo los sentimientos a flor de piel, es como si la Roma, la Condesa y todo el Centro Histórico de México estuviera en ruinas”.

Con estas palabras el mexicano Ruen Roguez, mejor conocido como “Ruensito”, quien desde hace un año radica en Beirut, capital del Líbano, describe las explosiones que el martes sacudieron la ciudad y dejaron más de 100 muertos y decenas de desaparecidos.

Ruen es cantante y el 3 de agosto se encontraba junto con su equipo de trabajo preparando el lanzamiento de su canción “layali”, en sus oficinas ubicadas a dos kilómetros del puerto, cuando después de las 18 horas los locales se vieron sorprendidos por las detonaciones que había en un almacén de la costa de Beirut, con 2 mil 700 toneladas de nitrato de amonio guardadas de forma insegura desde hace seis años.

En entrevista telefónica con Marcha Noticias, Ruen cuenta: “en un segundo, de la nada, todo a tu alrededor está destruido. Por mi cabeza lo único que pasaba es dónde chingados nos escondemos y cómo protejo a mi equipo”.

Roguez y sus compañeros se tiraron al piso para protegerse, porque pensaron que era un terremoto, no una explosión. Al pasar un rato, Ruen salió de su oficina y se encontró con una ciudad en “ruinas”, que muy difícilmente se podrá recuperar sola.

“El país ya estaba en necesidad, no hay empleo y la gente se estaba muriendo de hambre y ahora con esto, literal, todo está destruido”.

Líbano acumulaba ya un año de desgracias que había sumido al país en una profunda crisis, tanto económica como social.

A esta realidad se suma la emergencia sanitaria que provocó la explosión y que puede precipitar un aumento de casos de coronavirus (COVID-19), dado que los hospitales colapsaron por la necesidad de dar prioridad a los miles de heridos.

Salir de los escombros

El artista mexicano “Ruencito” recorrió las calles para sumarse a los trabajos de la comunidad libanesa que decidió tomar palas y escobas para recuperar su ciudad.

Beirut

“La gente está afuera recogiendo y limpiando ayudando voluntariamente, pero están solos, el gobierno está ausente. Los ciudadanos son los que buscan arreglar su ciudad, sin apoyo de las autoridades en lo más mínimo”, indicó.

En la ciudad se observan muchos edificios que están a punto de caerse, los escombros y ladrillos se precipitan por las calles y la presencia de las autoridades es nula, acción que irrita a los libaneses dadas las condiciones que vive el país.

“La ciudadanía quiere derrumbar al gobierno, hay rabia y enojo en cada uno de sus habitantes. Ya no aguantan la corrupción e ineficacia del gobierno que permitió se dejara el material ahí”, apuntó Ruen.

El cantante no tiene duda de que el pueblo libanés se podrá levantar, pero -aseguró- no podrán solos, se necesita de ayuda externa, por ello, a través de la fundación JustGiving, busca recaudar 5 millones de libras libanesas.

Ruencito, como es conocido en el Medio Oriente, expresó que buscará, a través de la música, sanar esta herida y, cuando sea el momento adecuado, promocionará “layali” una canción en la que colaboró con la artista libanesa Lola Jaffan.