Un nuevo caso de femicidio

Ayer murió Aldana Torchelli, de 17 años, quien se encontraba internada en grave estado hacía seis días en el Hospital San Martín de La Plata luego de que su pareja la quemara durante una discusión. Él está detenido acusado de homicidio.

Hace dos años, en la misma fecha, la noticia era la misma. Muerte, quemaduras y una  violencia física que no era nueva dejaron sin vida a Wanda Taddei, atacada por su pareja Eduardo Vázquez. Desde la muerte de Taddei ya suman 42 los femicidios cometidos con fuego.

En este caso se trata de Aldana, una joven de 17 años que vivía con su novio, Juan Gabriel Franco, en Wilde. El martes 14 de febrero, mientras algunas parejas festejaban el día de los enamorados, Franco quemó a Aldana, provocándole quemaduras en un 75% de su cuerpo.

Los motivos de la discusión poco importan. Según testigos fue una pelea por celos, pero no era la primera vez que el joven de 23 años reaccionaba con violencia. El 14 de febrero pasado al escuchar la discusión, los vecinos llamaron a la policía, que secuestró un frasco de alcohol vacío y un encendedor de la casa y se llevó detenido a Franco a la comisaría de Wilde.

Aldana fue trasladada de urgencia primero al hospital de Wilde y luego al de San Martín, en La Plata. Seis días luchó por su vida, pero las quemaduras eran de gravedad. Los médicos dijeron que tenía “distrés respiratorio y en estado de shock”. Su madre, Miriam se comprometió a que el asesinato de su hija no quede impune. ““Ellos estaban de novios desde hace dos años. Mi hija quedó embarazada, se juntaron, pero al poco tiempo perdió al bebé y tenían muchas peleas. Yo voy a pedir justicia hasta el final, que su muerte no quede impune”, aseguró.

Según fuentes policiales, Aldana dijo que ella se había rociado con alcohol en el medio de la  discusión y, cuando estaba por bañarse, Franco se acercó con un encendedor y la prendió fuego. Miriam, madre de Aldana, dijo: “Yo solamente pido justicia y que a ninguna chica le pase más esto. Yo veo las chicas de la edad de mi hija y me pongo a llorar”

Femicidios: Un porcentaje que no deja de crecer

En el 2011, 282 niñas y mujeres fueron víctimas de la violencia de género en todo el país, según consigna el Observatorio de Femicidios “Adriana Marisel Zambrano”, que depende de la Asociación Civil La Casa del Encuentro. Este observatorio es el único que realiza estadísticas sobre la violencia a las mujeres y lo hace en base al relevamiento en medios de comunicación, ya que no existen estadísticas oficiales.

En el 2008, la Casa del Encuentro hizo su primer informe: 165 mujeres y niñas murieron por femicidio. Al año siguiente el número llegó a 231. En el 2010 fueron 260 y trepó a 288 el último año.

El número frío que queda sólo como estadística representa que una mujer muere cada 31 horas. Frente a esta situación, numerosas organizaciones sociales y políticas han denunciada la necesidad de políticas activas para prevenir los femicidios. El reclamo de penas más duras ya se encuentra en el Congreso con iniciativas legislativas que buscan endurecer las penas como crear la figura penal de femicidio.

Mientras tanto, la necesidad de recordar y visibilizar la violencia de género aparece nuevamente. Hoy por la mañana se realizará una movilización en La Plata contra el femicidio, encabezada por la madre de Sandra Ayala Gamboa, asesinada y violada en La Plata hace cinco años y familiares de las cuatro mujeres asesinadas en el marco de la causa conocida como “Masacre de La Plata”. Junto a organizaciones sociales y políticas platenses la consigna es decir no a la violencia de género.